«In­ten­tar crear tu em­pre­sa da mu­cho vér­ti­go»

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EN PORTADA - Ro­sa Es­té­vez

«Has­ta aho­ra tra­ba­já­ba­mos en ca­sa, y era un lío. No te­nía­mos ni una ru­ti­na, ni un ho­ra­rio, ni si­quie­ra me­dios que son bá­si­cos pa­ra po­der arran­car, co­mo una sim­ple fo­to­co­pia­do­ra». Quien así ha­bla es Ale­jan­dro Ro­drí­guez, el ideó­lo­go de Ipekdron, una de las úl­ti­mas em­pre­sas en in­cor­po­rar­se al vi­ve­ro que la Dipu­tación de Pon­te­ve­dra ha pues­to en mar­cha en el po­lí­gono de Ba­rro-Meis. La jo­ven fir­ma des­em­bar­có en su nue­va se­de ha­ce ape­nas quin­ce días, así que Ale­jan­dro aún se es­tá acli­ma­tan­do. «En co­mo­di­dad y en ins­ta­la­cio­nes, des­de lue­go, he­mos ga­na­do mu­cho, mu­chí­si­mo. Por un pre­cio más que ra­zo­na­ble te­ne­mos unas bue­nas ins­ta­la­cio­nes», ex­pli­ca. E in­sis­te en los me­dios que de re­pen­te tie­ne a su al­can­ce: «Pa­sa­mos de la na­da a dis­po­ner de ma­te­rial de ofi­ci­na y de una bue­na co­ne­xión a In­ter­net», al­go fun­da­men­tal pa­ra una em­pre­sa del siglo XXI.

A es­te re­cién lle­ga­do hay al­go más que le ha sor­pren­di­do en sus pri­me­ras in­cur­sio­nes en Ba­rro-Meis. «Aún no co­noz­co de­ma­sia­do a mis com­pa­ñe­ros del vi­ve­ro, pe­ro me da la im­pre­sión de que in­ten­tan ayu­dar­se en­tre to­dos, que es­tán bas­tan­te uni­dos», re­la­ta es­te jo­ven vi­la­gar­ciano. Y ese ca­mino, el de la co­la­bo­ra­ción y la ayu­da mu­tua, le pa­re­ce que pue­de re­sul­tar muy en­ri­que­ce­dor. «Siem­pre es­tá bien com­par­tir co­sas con gen­te que es­tá co­mo tú, por­que me­ter­te en al­go así da mu­cho vér­ti­go», con­clu­ye.

Él lle­va ape­nas tres me­ses con Ipekdron. Su em­pre­sa, ex­pli­ca con la emo­ción de quien lo ha apos­ta­do to­do a un sue­ño, es­tá pen­sa­da pa­ra el sec­tor del vino. «Es­tu­ve tra­ba­jan­do en una agrí­co­la y siem­pre tu­ve la im­pre­sión de que se uti­li­zan de­ma­sia­dos pro­duc­tos quí­mi­cos. En Es­ta­dos Uni­dos y en La­ti­noa­mé­ri­ca, en mu­chas plan­ta­cio­nes, uti­li­zan los dro­nes pa­ra ha­cer una es­pe­cie de diag­nós­ti­cos de los cul­ti­vos. Se usan pa­ra ver en qué es­ta­do es­tán las vi­des y eso per­mi­te ajus­tar la can­ti­dad de tra­ta­mien­to que hay que dar en ca­da zo­na en con­cre­to. Su­po­ne un aho­rro muy im­por­tan­te pa­ra los vi­ti­cul­to­res y ade­más per­mi­te re­du­cir el im­pac­to de la ac­ti­vi­dad so­bre el me­dio am­bien­te», na­rra es­te in­ge­nie­ro téc­ni­co agrí­co­la. Ale­jan­dro con­fía en su idea. Y aho­ra, dis­po­ne de los me­dios ne­ce­sa­rios pa­ra po­der con­cen­trar­se en ella.

La in­ten­ción es usar los dro­nes pa­ra ha­cer un diag­nós­ti­co de la sa­lud de los vi­ñe­dos

| R. LEIRO

Ro­drí­guez des­em­bar­có ha­ce dos se­ma­nas en Ba­rro-Meis

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.