INSULCLOCK AYU­DA A LOS DIABÉTICOS EN SU COM­BA­TE DIA­RIO

Insulclock, desa­rro­lla­do en par­te en Santiago, es un dis­po­si­ti­vo que me­jo­ra­rá la ad­he­ren­cia al tra­ta­mien­to con in­su­li­na, el ca­ba­llo de ba­ta­lla de es­ta en­fer­me­dad

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Manuel Blan­co

La fir­ma In­sul­cloud, con cen­tros de tra­ba­jo en Santiago y Ma­drid, ha crea­do un dis­po­si­ti­vo de­no­mi­na­do Insulclock que me­jo­ra­rá la ad­he­ren­cia al tra­ta­mien­to con in­su­li­na, el gran ca­ba­llo de ba­ta­lla para com­ba­tir la dia­be­tes.

Más de 400 mi­llo­nes de per­so­nas en to­do el pla­ne­ta (1,4 mi­llo­nes en Es­pa­ña) pa­de­cen dia­be­tes. De ellas, al­re­de­dor de un ter­cio pre­ci­san de in­yec­cio­nes de in­su­li­na para lle­var una vi­da nor­mal. Pe­ro el tra­ta­mien­to es tan fa­rra­go­so, tan te­dio­so, que son fre­cuen­tes los ol­vi­dos y des­cui­dos por par­te de aque­llos pa­cien­tes que re­quie­ren de va­rias do­sis al día, has­ta en­tre cua­tro y seis en mi­les y mi­les de ca­sos. In­sul­cloud, una fir­ma con cen­tros de tra­ba­jo en Santiago y Ma­drid, es­tá a pun­to de lan­zar al mer­ca­do una he­rra­mien­ta lla­ma­da a me­jo­rar de for­ma ex­po­nen­cial la ad­he­ren­cia al tra­ta­mien­to, es­to es, el gra­do de cum­pli­mien­to de aque­llo que dic­ta­mi­na el mé­di­co.

La com­pa­ñía ha desa­rro­lla­do un dis­po­si­ti­vo bau­ti­za­do co­mo Insulclock que es una suer­te de ce­re­bro in­for­má­ti­co que se aco­pla de for­ma sim­ple y au­to­má­ti­ca a las plu­mas de in­su­li­na con las que los diabéticos se au­to­ad­mi­nis­tran a dia­rio las in­yec­cio­nes. El gag­det, po­co más gran­de que un afi­la­lá­piz, re­gis­tra to­do el uso de la plu­ma y se lo trans­mi­te a una app crea­da por la fir­ma y dis­po­ni­ble ya tan­to para smartp­ho­nes con sis­te­ma ope­ra­ti­vo iOs o An­droid.

«De un pen —ex­pli­ca Je­sús Pé­rez, so­cio de la em­pre­sa— he­mos crea­do un smart­pen con múl­ti­ples fun­cio­nes: con­tro­la las do­sis, pro­gra­ma alar­mas, mi­de la tem­pe­ra­tu­ra de la in­su­li­na, emi­te in­for­mes al es­pe­cia­lis­ta...». Las po­si­bi­li­da­des de Insulclock es­tán llamadas a re­vo­lu­cio­nar un mer­ca­do que ca­re­cía de una so­lu­ción de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas.

Fue de he­cho es­ta la­gu­na la que lle­vó en oc­tu­bre del 2014 a Jo­sé Luis Ló­pez a fun­dar In­sul­cloud jun­to a su ami­go Je­sús Are­nas, un in­ge­nie­ro in­dus­trial. Jo­sé Luis es dia­bé­ti­co de gra­do 1 y ne­ce­si­ta a dia­rio va­rias in­yec­cio­nes de in­su­li­na para afrontar su en­fer­me­dad. Can­sa­do de los des­pis­tes y la ten­sión que ge­ne­ra ese su­mi­nis­tro cons­tan­te, con­sul­tó a su mé­di­co por al­gu­na apli­ca­ción que per­mi­tie­se mo­ni­to­ri­zar de for­ma efec­ti­va el tra­ta­mien­to. No exis­tía. Fue así có­mo la em­pre­sa em­pe­zó a ver la luz.

En es­tos tres años, Insulclock no ha pa­ra­do de re­co­ger pre­mios, uno de ellos el del pro­gra­ma Co­nec­ting for Good que con­ce­den la Xun­ta y Vo­da­fo­ne . Las ex­pec­ta­ti­vas que ha ge­ne­ra­do son muy al­tas. «Es que pien­sa que es­te dis­po­si­ti­vo va a dar mu­cha tran­qui­li­dad por ejem­plo a esos pa­dres que tie­nen a un ni­ño con dia­be­tes en el co­le­gio y que es­tán in­quie­tos por­que no sa­ben si el ni­ño se ha pin­cha­do o no —de­ta­lla Pé­rez—. El dis­po­si­ti­vo se lo di­rá por­que a los pa­dres les sal­ta­rá una alar­ma co­mu­ni­cán­do­le que el ni­ño lo ha he­cho, y otra pre­via­men­te in­for­man­do al ni­ño de que ha lle­ga- do la ho­ra de pin­char­se y co­mu­ni­cán­do­le ade­más la do­sis exac­ta que pre­ci­sa». Y es que la app per­mi­te te­ner va­rios tu­to­res sin­cro­ni­za­dos, es de­cir, va­rios mó­vi­les re­ci­bien­do to­da la in­for­ma­ción de la plu­ma (po­dría ser in­clu­so el del mé­di­co), con lo que el gra­do de ad­he­ren­cia al tra­ta­mien­to pue­de me­jo­rar no­ta­ble­men­te.

La em­pre­sa pro­yec­ta el lan­za­mien­to co­mer­cial de Insulclock a fi­na­les de es­te año, pri­me­ro en Es­pa­ña y en va­rios mer­ca­dos eu­ro­peos. El año que viene pre­vé dar el sal­to a Es­ta­dos Uni­dos, don­de ya es­tá rea­li­zan­do un en­sa­yo clí­ni­co.

| PA­CO RO­DRÍ­GUEZ

Je­sús Pé­rez (izq.), so­cio de la em­pre­sa, y Mi­guel Uña, res­pon­sa­ble ju­rí­di­co, mues­tran el dis­po­si­ti­vo y la app.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.