Un pro­yec­to in­dus­trial que aba­rro­ta­ría el na­val ga­lle­go de car­ga de tra­ba­jo

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD -

Las es­ti­ma­cio­nes de la Agen­cia In­ter­na­cio­nal de la Ener­gía cal­cu­lan que de las ma­reas po­drían ob­te­ner­se al me­nos 1,2 mi­llo­nes de me­ga­va­tios al año, un 7,5 % de to­da la ener­gía mun­dial.

Los cálcu­los del pro­yec­to de Ma­ga­lla­nes Re­no­va­bles apun­tan al­to. Se­gún sus es­ti­ma­cio­nes, un so­lo apa­ra­to co­mo el que se cons­tru­ye en Ga­li­cia, con sus 25 me­tros de ca­la­do, otros tan­tos de man­ga y 42 de es­lo­ra, pue­de ob­te­ner has­ta dos me­ga­va­tios de po­ten­cia.

Di­cho de otro mo­do, un par­que in­te­gra­do por 200 pla­ta­for­mas co­mo las desa­rro­lla­das y en li­ti­gio se­ría su­fi­cien­te pa­ra do­tar de ener­gía a una ciu­dad de 300.000 ha­bi­tan­tes, co­mo Vi­go.

Aun­que no era ese el úni­co ob­je­ti­vo con el que na­ció aquel pri­mer pro­yec­to Ma­ga­lla­nes, li­de­ra­do por dos empresa pun­te­ras co­mo Par­te­nón (pu­jan­te fir­ma tex­til, de Ale­jan­dro Ma­ga­lla­nes), y as­ti­lle­ros Car­da­ma (jun­to con CNV Na­val Ar­chi­tects co­mo aso­cia­do). Su plan no con­sis­tía en co­mer­cia­li­zar la elec­tri­ci­dad. Esa iba a ser (tal vez lle­gue a ser­lo) ta­rea de los po­ten­cia­les clien­tes, las gran­des com­pa­ñías del sec­tor ener­gé­ti­co.

Lo que en el fon­do sub­ya­ce en el es­pí­ri­tu de ese pro­yec­to na­ci­do en el en­torno de Vi­go en el año 2007 es con­se­guir ven­der la pla­ta­for­ma, pa­ra su pos­te­rior desa­rro­llo in­dus­trial en los as­ti­lle­ros ga­lle­gos. De ser así, so­lo la construcción de un par­que, in­te­gra­do por 200 pla­ta­for­mas, su­pon­dría una in­yec­ción de car­ga de tra­ba­jo pa­ra la in­dus­tria na­val ga­lle­ga in­abar­ca­ble. «In­clu­so se­ría ne­ce­sa­rio cons­truir nue­vos as­ti­lle­ros», han di­cho en al­gu­na oca­sión los pro­mo­to­res de es­ta bri­llan­te ini­cia­ti­va in­dus­trial.

«Es la pri­me­ra vez que Ga­li­cia es­tá apor­tan­do un pro­yec­to de tec­no­lo­gía eléc­tri­ca pa­ra apro­ve­char la ener­gía de las ma­reas en otras áreas del mun­do y que no pre­vé la ex­plo­ta­ción de re­cur­sos na­tu­ra­les ga­lle­gos», ha di­cho la empresa en más de una oca­sión.

¿Con­se­gui­rá el pro­yec­to Ma­ga­lla­nes so­bre­vi­vir a un te­dio­so pro­ce­so ad­mi­nis­tra­ti­vo y ju­di­cial y a la pro­pia am­bi­ción de los em­pren­de­do­res que la pro­mo­vie­ron en su arran­que?

«Hay ar­gu­men­tos de so­bra pa­ra que un pro­yec­to tan in­no­va­dor y de se­me­jan­te po­ten­cial lo­gre sa­lir ade­lan­te, pe­ro cuan­do al­go en­tra por la vía ju­di­cial, nun­ca se sa­be a lo que te en­fren­tas y sue­le aca­bar en un gran des­gas­te», ad­vier­ten fuen­tes de la in­dus­tria na­val vi­gue­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.