TRES FIR­MAS GA­LLE­GAS CREAN UN DE­PÓ­SI­TO DE VINO DE GRA­NI­TO

Án­fo­rum pa­ten­ta un nue­vo re­ci­pien­te de pie­dra y con for­ma de hue­vo pa­ra ela­bo­rar el vino Los pri­me­ros re­sul­ta­dos de la ini­cia­ti­va apun­tan a que es­te ma­te­rial apor­ta­rá una ma­yor com­ple­ji­dad a los al­ba­ri­ños En el por­ta­fo­lio de la em­pre­sa hay ya de­pó­si­tos c

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - M. Al­fon­so

Una bo­de­ga de Rías Bai­xas, un la­bo­ra­to­rio de eno­lo­gía y una em­pre­sa es­pe­cia­li­za­da en el di­se­ño y la fa­bri­ca­ción en pie­dra. Es­tas tres fir­mas es­tán de­trás de Án­fo­rum, la em­pre­sa que ha pues­to en el mer­ca­do los pri­me­ros de­pó­si­tos pa­ra ela­bo­rar vino he­chos con gra­ni­to ga­lle­go. La idea, co­mo to­dos los gran­des pro­yec­tos, sur­gió ca­si por ca­sua­li­dad. Cuan­do Santiago Ro­ma, pro­pie­ta­rio de la bo­de­ga del mis­mo nom­bre, se en­con­tró con Mar­tín Bus­to, uno de los res­pon­sa­bles de Epe­trum, ex­per­tos en el di­se­ño y la fa­bri­ca­ción de pie­zas de pie­dra pa­ra dis­tin­tos en­tor­nos. A él le plan­teó una idea que lle­va­ba tiem­po ron­dán­do­le la ca­be­za: «A ca­li­da­de da au­ga ten moi­to que ver coa ro­ca de on­de pro­ce­de. A pe­dra apor­ta di­fe­ren­tes ca­rac­te­rís­ti­cas a au­ga e iso ve­se nun­ha ca­ta», ex­pli­ca. Y si eso pa­sa con el agua, ¿Por qué no con el vino? Se pre­gun­ta­ba. El pro­ble­ma es que no ha­bía en­con­tra­do a na­die dis­pues­to a ex­plo­rar su teo­ría. Has­ta en­ton­ces, cla­ro.

«Vi­ñen fa­cer un­ha vi­si­ta co­mer­cial e, des­pois de dúas ho­ras de con­ver­sa, pre­gun­tou­me se se­ría­mos ca­pa­ces de fa­cer un re­ci­pien­te con for­ma de ovo pa­ra me­ter vi­ño den­tro», re­la­ta Bus­to. Se lo plan­teó a sus so­cios, Álex Com­ba y Fer­nan­do García, y se pu­sie­ron ma­nos a la obra. «Un­ha se­ma­na des­pois cha­ma­mos pa­ra di­cir­lle que era via­ble», ex­pli­can. Al pro­yec­to se su­mó el enó­lo­go Ca­ye­tano Ote­ro. Y de to­dos ellos na­ció Án­fo­rum, una em­pre­sa que se de­di­ca a la co­mer­cia­li­za­ción de los pri­me­ros de­pó­si­tos ela­bo­ra­dos con gra­ni­to ga­lle­go. A pe­sar de su ju­ven­tud, es­ta fir­ma tie­ne so­lo unos me­ses de his­to­ria, ya ha con­se­gui­do des­per­tar el in­te­rés de bo­de­gas de otras de­no­mi­na­cio­nes. Rio­ja, Pe­ne­dés, e in­clu­so Ar­gen­ti­na y Chi­le son los lu­ga­res des­de don­de han re­ci­bi­do al­gu­nas de las con­sul­tas.

Es­te nue­vo re­ci­pien­te está ya en fa­se de ex­pe­ri­men­ta­ción, pe­ro los pri­me­ros re­sul­ta­dos es­tán sien­do muy po­si­ti­vos. «O que que­re­mos é dar un­ha fe­rra­men­ta máis aos téc­ni­cos das ade­gas, un­ha fe­rra­men­ta di­fe­ren­te, que non ha­bía», aña­de Ca­ye­tano Ote­ro, el enó­lo­go del pro­yec­to. Es­tán ela­bo­ran­do ya la pri­me­ra co­se­cha con uva al­ba­ri­ña en es­te ti­po de de­pó­si­tos y com­pa­ran­do los re­sul­ta­dos con otra que si­gue el mis­mo pro­ce­so en un re­ci­pien­te de ace­ro inoxidable. «O vi­ño que está den­tro le­va tres me­ses en crian­za so­bre lías», re­la­ta.

La pri­me­ra ven­ta­ja que han en­con­tra­do se re­fie­re a la for­ma del re­ci­pien­te. «A for­ma ovoi­de fa­vo­re­ce a crian­za de for­ma na­tu­ral, sen mo­ve­men­tos me­cá­ni­cos», afir­ma Ote­ro. Ex­pli­ca que con la pie­dra lo que bus­can es po­ten­ciar las bon­da­des de una va­rie­dad co­mo el al­ba­ri­ño, que está muy mar­ca­da por el te­rreno en el que se cul­ti­va. «Cree­mos que vai apor­tar máis com­ple­xi­da­de á que xa ten de por si o al­ba­ri­ño», aña­de. «É un­ha fe­rra­men­ta que vai po­ten­ciar as vir­tu­des da va­rie­da­de e que ca­da enó­lo­go po­de­rá usar co­mo quei­ra», in­sis­te Ro­ma.

Pe­ro tie­ne más ven­ta­jas. «A pe­dra é un re­gu­la­dor tér­mi­co máis es­ta­ble que ou­tro ma­te­rial», in­ci­de Fer­nan­do García. En­tre sus ta­reas es­tu­vo la de ele­gir la pie­dra ade­cua­da pa­ra es­tos nue­vos re­ci­pien­tes. «Fi­xe­mos va­rias pro­bas ata que ato­pa­mos a pe­dra que ten un­ha po­ro­si­da­de óp­ti­ma», ase­gu­ra. No ser­vía cual­quier ma­te­rial. «Ten que ter re­sis­ten­cia pa­ra que non rom­pa fa­cil­men­te», in­sis­te. Y, al mis­mo tiem­po, tie­ne que per­mi­tir que el vino se mi­cro­oxi­ge­ne. «A crian­za é un pro­ce­so re­du­tor que se fai sen osí­xeno e hai ris­co de que se xe­ren ma­los olo­res, se hai ese pro­ce­so ese ris­co des­apa­re­ce», in­sis­te Ote­ro. «Se hai mi­cro­osi­xe­na­ción as lías apor­tan máis aro­mas», aña­de Ro­ma. Con to­das es­tas exi­gen­cias, el ma­te­rial ven­ce­dor re­sul­tó ser el gra­ni­to ga­lle­go.

DI­FE­REN­TES TA­MA­ÑOS

En el por­ta­fo­lio de Án­fo­rum hay ya de­pó­si­tos de dis­tin­tos ta­ma­ños, to­dos ela­bo­ra­dos con el mis­mo ma­te­rial. «Te­mos de 1.100 li­tros, de 2.200 e de 2.700 li­tros e es­ta­mos tra­ba­llan­do en vo­lu­mes in­ter­me­dios, de 750 e 1.750 li­tros», ex­pli­ca Álex Com­ba. Tam­bién han pa­ten­ta­do la for­ma oval, «a he­xa­go­nal, ci­lin­dro e ca­dra­da», aña­de. To­das se ela­bo­ran en un ta­ller de Ri­ba­du­mia, Gra­ni­tos Oli­vei­ra e Hi­jos, don­de han en­con­tra­do la ma­ne­ra de con­fec­cio­nar es­tos de­pó­si­tos en se­rie. «Es­te pri­mei­ro é un­ha es­cul­tu­ra que ti­vo un­ha fa­bri­ca­ción moi la­bo­rio­sa. O pro­ble­ma foi aco­plar as pe­zas de inox á pe­dra e que non ha­xa fu­gas», ex­pli­ca Fer­nan­do. Cuen­ta que esa pri­me­ra ba­rri­ca fue va­cia­da de for­ma ma­nual, por­que era un pro­to­ti­po. Pe­ro ya han da­do con un di­se­ño que les per­mi­ti­rá fa­bri­car­las en se­rie. «Es­te pro­xec­to ten moi­tas ho­ras da par­te téc­ni­ca, pa­ra bus­car as for­mas que en­cai­xa­ran coa pe­dra», re­la­tan. Quie­ren de­jar cla­ro «que non ten nin­gún ver­niz. É pe­dra por den­tro e por fó­ra», in­sis­te Fer­nan­do. «O que que­re­mos é o con­tac­to do vi­ño coa pe­dra, que es­ta lle apor­te ma­ti­ces di­fe­ren­tes», ase­gu­ra Ro­ma.

Santiago Ro­ma se­rá el en­car­ga­do de co­mer­cia­li­zar el pri­mer vino ela­bo­ra­do en es­tas ba­rri­cas, que se­rá pre­sen­ta­do du­ran­te la pró­xi­ma pri­ma­ve­ra. De su ela­bo­ra­ción se en­car­ga­rá Ca­ye­tano Ote­ro, que ana­li­za día tras día la evo­lu­ción de ese al­ba­ri­ño. Y Epe­trum, por su par­te, si­gue tra­ba­jan­do en los de­pó­si­tos. «Nun­ca pen­sei en que di­se­ñe­ría­mos ba­rri­cas», re­co­no­ce Fer­nan­do. Pe­ro ahí es­tán. Tres empresas que no han du­da­do en unir­se pa­ra in­no­var, pa­ra dar un pa­so más.

La bo­de­ga Santiago Ro­ma, el enó­lo­go Ca­ye­tano Ote­ro y Epe­trum se han uni­do pa­ra ven­der es­tos re­ci­pien­tes

| MÓ­NI­CA IRAGO

Los cin­co so­cios de Án­fo­rum po­san con la ba­rri­ca de pie­dra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.