Tu­ris­mo de re­cur­sos na­tu­ra­les

Lo­ca­li­da­des co­mo Dur­ham, apenas un ter­cio de la pro­vin­cia de A Co­ru­ña y con 826.000 ha­bi­tan­tes, buscan en el tu­ris­mo una op­ción pa­ra que crez­ca su eco­no­mía

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - CARTAS DESDE EL MUNDO - Cristóbal Ramírez

Un ma­cro­pro­yec­to tu­rís­ti­co ba­sa­do en los re­cur­sos na­tu­ra­les y pa­tri­mo­nia­les es­tá en mar­cha en el con­da­do de Dur­ham, no­res­te de In­gla­te­rra. Un te­rri­to­rio equi­va­len­te a al­go me­nos de un ter­cio de la pro­vin­cia de A Co­ru­ña con una po­bla­ción de 826.000 per­so­nas y que se ha vis­to fuer­te­men­te sa­cu­di­do por la cri­sis eco­nó­mi­ca. ¿La so­lu­ción? Un plan tu­rís­ti­co que se­rá eva­lua­do en el 2020 y con el que esperan lle­nar las ar­cas pri­va­das de un sec­tor que agru­pa a 536 alo­ja­mien­tos (más de la mi­tad, cottage y apar­ta­men­to de al­qui­ler com­ple­to por pe­río­dos mí­ni­mos de una semana en tem­po­ra­da al­ta).

La ofer­ta de ocio se ba­sa en 70 atrac­cio­nes de to­do ti­po, que com­ple­men­tan la ofer­ta pa­tri­mo­nial, a su vez en­ca­be­za­da por la ca­te­dral, hoy an­gli­ca­na, y que es­tá de­cla­ra­da pa­tri­mo­nio de la hu­ma­ni­dad. En efec­to, en la pro­pia ciu­dad (la mi­tad de San­tia­go y que al igual que es­ta aco­ge una uni­ver­si­dad de re­nom­bre) ha re­ci­bi­do en el 2016 un to­tal de 4,2 mi­llo­nes de vi­si­tan­tes, lo cual se ha tra­du­ci­do en un mo­vi­mien­to de 247 mi­llo­nes de eu­ros.

Si bien las ci­fras de gas­to (más de 66 mi­llo­nes de eu­ros en el 2016, úl­ti­mo año del que se fa­ci­li­ta­ron ci­fras ofi­cia­les) son muy su­pe­rio­res a las ga­lle­gas, la cuan­ti­fi­ca­ción de las vi­si­tas y los re­tor­nos re­sul­tan más com­ple­jos de en­ten­der por­que, sin du­da, la me­to­do­lo­gía em­plea­da es dis­tin­ta. De he­cho, fuen­tes ofi­cia­les de Vi­sit County Dur­ham (el or­ga­nis­mo que pro­mo­cio­na el tu­ris­mo) re­co­no­cen que tan so­lo hay 11.158 em­pleos ge­ne­ra­dos por el sec­tor, una ci­fra muy baja.

Pa­ra­le­la­men­te, la cer­ca­na lo­ca­li­dad de Bis­hop Auc­kland da for­ma en es­tos mo­men­tos la otra pa­ta de la me­sa: el Auc­kland Pro­ject, que con fi­nan­cia­ción pri­va­da es­tá reha­bi­li­tan­do dos edi­fi­cios (el pri­me­ro, la Spa­nish Ga­llery, se inau­gu­ra es­te año) y en bre­ve em­pie­zan las obras en otros dos.

En to­tal, unos 200 mi­llo­nes de eu­ros que esperan re­cu­pe­rar rá­pi­da­men­te pues­to que ca­da año a par­tir del 2019 con­fían en que pa­sen por esa lo­ca­li­dad un po­co ma­yor que Be­tan­zos en ta­ma­ño 200.000 vi­si­tan­tes. Y en Gran Bre­ta­ña se pa­ga, y mu­cho, por en­trar en cual­quier mo­nu­men­to. Tan­to la Dipu­tación de A Co­ru­ña co­mo el Xa­co­beo man­tie­nen con­tac­tos con el Auc­kland Pro­ject y to­do in­di­ca que en oto­ño de­ri­va­rán en varias ini­cia­ti­vas con­jun­tas. Por cier­to, que ya hay un ne­xo de unión sim­bó­li­co: el Bo­wes Mu­seum, en el con­da­do, al­ber­ga un San Je­ró­ni­mo del pin­tor ba­rro­co ou­ren­sano An­to­nio de Pu­ga. Cu­rio­si­dad: lle­gó allí vía Ma­drid en el si­glo XIX.

En cual­quier ca­so, el pun­to dé­bil, al igual que en San­tia­go, es la es­tan­cia me­dia: dos no­ches. Su otro pun­to dé­bil, y en es­te no hay com­pa­ra­ción po­si­ble con gran ven­ta­ja pa­ra Ga­li­cia, es que el 7 % de sus vi­si­tan­tes pa­san allí al me­nos 24 ho­ras. Eso sí, con un gas­to muy ele­va­do (el 40 % del to­tal) que se re­du­ce a 27 eu­ros por per­so­na y día pa­ra quie­nes no per­noc­tan en el con­da­do.

Con cier­ta hu­mil­dad, des­de los or­ga­nis­mos ofi­cia­les re­co­no­cen que les que­da mu­cho por me­jo­rar: mien­tras las atrac­cio­nes, la lim­pie­za y la se­ña­li­za­ción re­ci­ben el apro­ba­do ge­ne­ral de quie­nes se lle­gan a esa zo­na tan cer­ca­na a Es­co­cia y fa­mo­sa por sus im­pre­sio­nan­tes cas­ti­llos cos­te­ros, la lim­pie­za de los cuar­tos de ba­ños pú­bli­cos, el pro­pio transporte público y la ex­pe­rien­cia de ha­cer unas com­pras dis­tin­tas a las de otras par­tes de la is­la no re­ci­ben el apro­ba­do. A lo cual hay que aña­dir otro sus­pen­so, se­gún de­tec­tan las en­cues­tas: la vi­da noc­tur­na. Y es que los in­gle­ses con­ti­núan acos­tán­do­se tem­prano.

| C. RAMÍREZ

EN­TRE­TE­NI­MIEN­TO. En­tre la ofer­ta de ocio, que in­cor­po­ra has­ta 70 atrac­cio­nes, en Dur­ham des­ta­ca la ca­te­dral, de­cla­ra­da pa­trI­mo­nio de la hu­ma­ni­dad. La ciu­dad, en un año, re­ci­bió 4,2 mi­llo­nes de vi­si­tan­tes, lo que se tra­du­jo en unos 247 mi­llo­nes de eu­ros.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.