Suer­te, pa­cien­cia y es­co­pe­tas, las ba­zas pa­ra lu­char con­tra los ja­ba­líes

Las ayu­das eco­nó­mi­cas a ga­na­de­ros por da­ños en los cul­ti­vos ape­nas se con­vo­can úl­ti­ma­men­te

La Voz de Galicia (Monforte) - Monforte local - - PROVINCIA - XO­SÉ MA­RÍA PALACIOS

El que ten­ga fin­cas de­di­ca­das a maíz, cul­ti­vo del que pro­ce­de una par­te im­por­tan­te de la ali­men­ta­ción del ga­na­do va­cuno, sa­be que los pró­xi­mos me­ses se­rán de­ci­si­vos: por un la­do, el ce­real se desa­rro­lla­rá has­ta es­tar lis­to pa­ra su re­co­gi­da, a fi­na­les del ve­rano o a prin­ci­pios del oto­ño; por otro, los ata­ques de ja­ba­líes se­rán una ame­na­za cons­tan­te en al­gu­nas fa­ses del de­sa­rro­llo.

¿Qué se pue­de ha­cer pa­ra que una fin­ca que­de a sal­vo de los ja­ba­líes? Se pue­de pen­sar en la suer­te, es­pe­ran­do que los ani­ma­les pa­sen de lar­go; si los te­rre­nos pro­pios re­sul­tan afec­ta­dos, no vie­ne mal una po­ca de pa­cien­cia, ya que las ayu­das eco­nó­mi­cas de la Xun­ta son una ex­cep­ción úl­ti­ma­men­te, y se pue­de con­fiar tam­bién en la efi­ca­cia de las ba­ti­das si se lle­van a ca­bo en zo­nas pró­xi­mas a don­de es­tán si­tua­das las fin­cas da­ña­das. Un ga­na­de­ro po­dría te­ner, al me­nos teó­ri­ca­men­te, al­gu­na otra me­di­da a su al­can­ce, aun­que su efi­ca­cia in­me­dia­ta ya re­sul­ta­ría más bien im­po­si­ble.

COM­PEN­SA­CIO­NES Las in­dem­ni­za­cio­nes es­ca­sean.

La Xun­ta con­ce­dió el año pa­sa­do in­dem­ni­za­cio­nes por da-

ños cau­sa­dos por ja­ba­líes en fin­cas agrí­co­las. Con ese ges­to se rom­pió —ex­pli­ca Ja­co­bo Fei­joo, res­pon­sa­ble de De­sen­vol­ve­men­to Ru­ral de Unións Agra­rias— una ten­den­cia ini­cia­da a fi­na­les de la pa­sa­da dé­ca­da, pues no se da­ban des­de que el PP ha­bía vuel­to a la Xun­ta. Es­te año tam­po­co se han con­vo­ca­do. Se­gún la orden del año pa­sa­do, pu­bli­ca­da en el Dia­rio Ofi­cial de

Ga­li­cia (DOG) el 15 de ju­lio, se fi­ja­ba un má­xi­mo de 1.500 eu­ros por per­so­na y año, con cuan­tías di­ver­sas en fun­ción del cul­ti­vo y me­tro cua­dra­do. Los ti­pos de cul­ti­vo que se re­co­gían eran maíz en grano, maíz fo­rra­je­ro, cen­teno, tri­go, pra­de­ra, pa­ta­ta, hor­ta­li­zas 1 (za­naho­ria, re­po­llo y na­bo), hor­ta­li­zas 2 (co­li­flor, to­ma­te, be­ren­je­na, ca­la­ba­cín, ce­bo­lla, ju­día ver­de, le­chu­ga y pue­rro) y uva, con di­ver­sas cuan­tías: por ejem­plo, se es­ti­pu­la­ban 0,14 eu­ros por ca­da me­tro cua­dra­do de maíz en grano; 0,13 por ca­da me­tro cua­dra­do de maíz fo­rra­je­ro; 0,42 por ca­da me­tro cua­dra­do de pa­ta­ta, y 0,55 por ca­da me­tro cua­dra­do de uva.

REAC­CIÓN Con­ve­nien­cia de avi­sar tras un ata­que.

Un ga­na­de­ro cu­yos te­rre­nos se ha­yan vis­to da­ña­dos por in­cur­sio­nes de ja­ba­líes de­be de avi­sar de lo ocu­rri­do a la Xun­ta, que así pue­de con­tac­tar con el te­cor de la zo­na. Los ca­za­do­res, por su par­te, ne­ce­si­tan au­to­ri­za­ción pa­ra lle­var a ca­bo al­gu­na me­di­da.

OP­CIO­NES Sol­tar pe­rros o rea­li­zar es­pe­ras o ba­ti­das.

Pa­ra re­du­cir el im­pac­to de los da­ños, los ca­za­do­res pue­den sol­tar pe­rros, con lo que se su­po­ne que los ja­ba­líes hu­yen de la zo­na al sen­tir un cier­to te­mor, o efec­tuar es­pe­ras o ba­ti­das. Car­los Pe­na —pre­si­den­te del te­cor Río Ladra, cu­yo ám­bi­to se si­túa en pa­rro­quias del sur del tér­mino mu­ni­ci­pal de Vilalba— afir­ma que las ba­ti­das son más efi­ca­ces que el he­cho de sol­tar a los pe­rros por el cam­po: con esa úl­ti­ma me­di­da, di­ce, los ja­ba­líes «non co­llen me­do nin­gún» y su uti­li­dad es du­do­sa.

TEM­PO­RA­DA Pro­ble­mas ya re­gis­tra­dos.

Aun­que la co­se­cha de maíz no se ha ini­cia­do aún en mu­chos ca­sos, los da­ños del ja­ba­lí ya se han pre­sen­ta­do. Pe­na ase­gu­ra que se han vis­to ata­ques a fin­cas de pa­ta­tas.

OTRO RE­CUR­SO La vía ju­di­cial es po­si­ble.

Un ga­na­de­ro que se vie­se afectado por ata­ques de ja­ba­líes po­dría lle­gar a usar la vía ju­di­cial, ex­pli­ca Ja­co­bo Fei­joo: pa­ra ello de­be­ría de con­tar un in­for­me pe­ri­cial que eva­lua­se los da­ños, y la de­man­da se di­ri­gi­ría con­tra el te­cor. Se han da­do ca­sos de sen­ten­cias con­de­na­to­rias por ac­ci­den­tes de trá­fi­co ori­gi­na­dos por la pre­sen­cia de fau­na sal­va­je en ca­rre­te­ras, aun­que en es­te ca­so pa­re­ce ha­ber más bien coin­ci­den­cia en la ne­ce­si­dad de otra me­di­da: es «fun­da­men­tal» con­tro­lar la po­bla­ción de ja­ba­líes, opi­na Fei­joo; Car­los Pe­na mues­tra un pun­to de vis­ta si­mi­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.