El an­ti­guo res­pon­sa­ble de Se­rra­mar, ab­suel­to de una acu­sa­ción de fal­se­dad

La Voz de Galicia (Monforte) - Monforte local - - TERRAS DE LEMOS -

Un di­rec­ti­vo de la an­ti­gua Se­rra­mar y un tra­ba­ja­dor de esa fir­ma de se­gu­ri­dad pri­va­da aca­ban de ser ab­suel­tos por la Au­dien­cia de Lu­go de los de­li­tos de fal­se­dad y es­ta­fa pro­ce­sal que les atri­buía otra em­pre­sa de ese mis­mo sec­tor. La sen­ten­cia sos­tie­ne que no hay nin­gún in­di­cio de que se pro­du­je­se nin­guno de esos dos de­li­tos.

El ca­so se abrió a raíz de una de­nun­cia pre­sen­ta­da por Com­pa­ñía de Pro­tec­ción y Vi­gi­lan­cia Ga­lai­ca des­pués de que es­ta em­pre­sa se hi­cie­se en el 2008 con el con­tra­to de vi­gi­lan­cia con­jun­to de las can­te­ras de pi­za­rra de Pa­cios da Se­rra, en el tér­mino mu­ni­ci­pal de Qui­ro­ga. Has­ta ese mo­men­to, de la vi­gi­lan­cia de es­ta zo­na de can­te­ras en la que se em­plean ex­plo­si­vos se en­car­ga­ba la mon­for­ti­na Se­rra­mar, que te­nía co­mo di­rec­ti­vo a Car­los So­mo­za y co­mo des­ti­na­do en ese des­tino a un tra­ba­ja­dor. La em­pre­sa que se hi­zo car­go del con­tra­to tu­vo que in­cor­po­rar a su plan­ti­lla a ese empleado, pe­ro pos­te­rior­men­te pre­sen­tó una de­nun­cia con­tra So­mo­za y con­tra él. Los acu­sa­ba de fal­se­dad y es­ta­fa por­que Se­rra­mar ha­bía en­via­do al Inem una co­pia de un con­tra­to con es­te hom­bre con la mis­ma fe­cha de su in­cor­po­ra­ción a las can­te­ras de pi­za­rra en el que, sin em­bar­go, cons­ta­ba que su tra­ba­jo era la vi­gi­lan­cia de la pre­sa de Vi­la­sou­to.

La acu­sa­ción par­ti­cu­lar, ejer­ci­da por la em­pre­sa Com­pa­ñía de Pro­tec­ción y Vi­gi­lan­cia Ga­lai­ca, pedía pa­ra ca­da uno de ellos seis años de pri­sión, seis por fal­se­dad y otros tan­tos por es­ta­fa. La Fis­ca­lía tam­bién so­li­ci­ta­ba con­de­na, pe­ro so­lo por fal­se­dad y con una con­de­na de dos años pa­ra ca­da uno.

Sin em­bar­go, el tri­bu­nal lu­cen­se da por bue­nas las te­sis de la de­fen­sa, que pre­sen­tó tes­ti­gos que con­fir­ma­ron que el tra­ba­ja­dor de­nun­cia­do desa­rro­lla­ba to­da su jor­na­da la­bo­ral en la vi­gi­lan­cia de las mi­nas de pi­za­rra a cie­lo abier­to si­tua­das en la pa­rro­quia Pa­cios da Se­rra. Los jue­ces que sus­cri­ben la sen­ten­cia ad­mi­ten que es­tá sin ex­pli­car con­ve­nien­te­men­te por qué la em­pre­sa hi­zo cons­tar an­te el Inem que el de­nun­cia­do tra­ba­ja­ría en Vi­la­sou­to, pe­ro sub­ra­yan que no ha que­da­do en ab­so­lu­to pro­ba­do que en su ac­ti­tud y la de Car­los So­mo­za ha­ya ha­bi­do nin­gu­na irre­gu­la­ri­dad pe­nal.

Tras su eta­pa en Se­rra­mar, Car­los So­mo­za pu­so en mar­cha una nue­va em­pre­sa de se­gu­ri­dad, Al­cor, que tam­bién tiene su se­de en Monforte y con la que si­gue tra­ba­jan­do en la ac­tua­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.