PSOE y PP vo­tan a fa­vor de que Cam­pos de­je de pre­si­dir Su­plu­sa

Can­dia pro­pu­so el cam­bio por vía de ur­gen­cia «por pa­rá­li­se» y Mar­tí­nez le apo­yó

La Voz de Galicia (Monforte) - Monforte local - - PROVINCIA - SUSO VA­RE­LA

Los on­ce dipu­tados del gru­po so­cia­lis­ta re­co­rrie­ron jun­tos el lar­go pa­si­llo de San Mar­cos que da ac­ce­so al sa­lón de ple­nos en apa­ren­te ar­mo­nía y con su pre­si­den­te, Da­río Cam­pos, al fren­te. Sus pa­la­bras ape­lan­do al con­sen­so y a la uni­dad pro­nun­cia­das an­te los me­dios de co­mu­ni­ca­ción die­ron pa­so a una se­sión ple­na­ria sin in­ci­den­cias pa­ra el equi­po de go­bierno.

Otra co­sa fue lo que ocu­rrió tres ho­ras des­pués, a puer­ta ce­rra­da, cuan­do se ce­le­bró la jun­ta ge­ne­ral de la so­cie­dad ur­ba­nís­ti­ca Su­plu­sa. Fue­ra del or­den del día, la por­ta­voz del PP, Ele­na Can­dia, pre­sen­ta­ba por vía de ur­gen­cia un es­cri­to en el «que, an­te a pa­rá­li­se que atra­ve­sa Su­plu­sa» pedía el ini­cio del pro­ce­so pa­ra cam­biar el pre­si­den­te de la jun­ta ge­ne­ral y del con­se­jo de ad­mi­nis­tra­ción. La vo­ta­ción pa­ra de­ci­dir si se ini­cia­ba el cam­bio fue apo­ya­da por el vi­ce­pre­si­den­te Ma­nuel Mar­tí­nez, an­te la sor­pre­sa de sus com­pa­ñe­ros del gru­po so­cia­lis­ta.

El re­gi­dor de Be­ce­rreá —ve­ta­do es­te do­min­go por los «san­chis­tas» pa­ra acu­dir co­mo delegado al con­gre­so fe­de­ral del PSOE— ha­bía pues­to co­mo con­di­ción pa­ra su re­gre­so al gru­po pro­vin­cial del PSOE que fue­se pre­si­den­te de Su­plu­sa, por lo que an­te la pro­pues­ta del PP vio el mo­men­to pa­ra ver efec­ti­va la ci­ta­da pro­me­sa, al­go, que por cier­to, en su mo­men­to des­de las fi­las po­pu­la­res tam­bién se lo ha­bía ofre­ci­do.

En­ton­ces, ¿sa­bía Mar­tí­nez que el PP iba a pre­sen­tar ayer an­te la Su­plu­sa la pro­pues­ta de cam­bio del pre­si­den­te que os­ten­ta Da­río Cam­pos? El pro­pio Mar­tí­nez qui­tó ayer hie­rro al asun­to y re­cor­dó el acuer­do al que ha­bía lle­ga­do con los dipu­tados so­cia­lis­tas, por lo que vio nor­mal que cuan­do lle­gó la vo­ta­ción apo­ya­sen el cam­bio, que fi­nal­men­te sa­lió ade­lan­te con los 23 vo­tos del PP y PSOE y los dos en con­tra del BNG. Los dipu­tados so­cia­lis­tas sa­bían que es­ta­ban apo­yan­do un cam­bio que va­li­da­ría el acuer­do con Mar­tí­nez, ¿pe­ro sa­bían que es­ta­ban vo­tan­do un acuer­do «an­te a pa­rá­li­se de Su­plu­sa», co­mo se­ña­lan des­de el PP? Es evi­den­te que no, pe­ro la con­fu­sión que se vi­vió en el mo­men­to, se­gún di­ver­sas fuen­tes, y las dudas que se ge­ne­ra­ron a lo lar­go de la tar­de fue­ron au­men­tan­do la sen­sa­ción ex­tra­ña de que par­ti­ci­pa­ron en una vo­ta­ción cuan­to me­nos ex­tra­ña.

Sea co­mo fue­re, Da­río Cam­pos, el hom­bre que si­gue ape­lan­do al con­sen­so y al diá­lo­go, ten­drá que de­jar la pre­si­den­cia de Su­plu­sa, aun­que for­mal­men­te aún no se sa­be quién se­rá el nue­vo man­da­ta­rio. Ese se­rá otro ca­pí­tu­lo aún por lle­gar.

S.V.

Fo­to de uni­dad en los pa­si­llos. Los dipu­tados del gru­po pro­vin­cial so­cia­lis­ta, con su por­ta­voz, Ál­va­ro San­tos; el pre­si­den­te de la Dipu­tación, Da­río Cam­pos; y el vi­ce­pre­si­den­te de la Dipu­tación, Ma­nuel Mar­tí­nez, al fren­te lle­gan­do ayer jun­tos al pleno pro­vin­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.