El cas­tro hun­di­do vuel­ve a sa­lir a flo­te

El em­bal­se de Be­le­sar es­tá tan ba­jo que ha vuel­to a de­jar ac­ce­si­ble la pe­nín­su­la de Cas­tro Can­daz

La Voz de Galicia (Monforte) - Monforte local - - TERRAS DE LEMOS - CAR­LOS COR­TÉS

Cas­tro Can­daz ya es­tá a la vis­ta de nue­vo. Y otra vez se pue­de lle­gar a él an­dan­do. Ha­ce se­ma­nas que el em­bal­se de Be­le­sar ba­jó del 30% de lle­na­do y con­ti­nuó per­dien­do agua has­ta que ha­ce unos días al­can­zó el 25%, el ni­vel que ha­ce emer­ger es­te mon­tícu­lo so­bre el que ha­ce 2.000 años se le­van­tó un cas­tro, des­pués una for­ta­le­za me­die­val y fi­nal­men­te unos ban­ca­les pa­ra cul­ti­var vi­ñas que ha­ce se­sen­ta años que­da­ron su­mer­gi­dos ba­jo el Mi­ño. Ha­ce nue­ve me­ses Cas­tro Can­daz fue la sen­sa­ción tu­rís­ti­ca del in­vierno en la Ri­bei­ra Sa­cra. Aho­ra pa­re­ce a pun­to pa­ra ser­lo tam­bién de es­te oto­ño.

La úl­ti­ma vez que el agua del em­bal­se ba­jó tan­to que fue po­si­ble lle­gar a pie a Cas­tro Can­daz fue a fi­na­les del 2016. La di­fu­sión a prin­ci­pios de enero de las fo­to­gra­fías con la ex­tra­ña si­lue­ta de es­te pro­mon­to­rio atra­ve­sa­da por mu­ros de pie­dra y res­tos de vie­jas bo­de­gas desató el in­te­rés pú­bli­co por es­te pe­cu­liar pa­ra­je. Los ve­ci­nos de la co­mar­ca de Chan­ta­da lo co­no­cían de so­bra, pe­ro en el res­to de Ga­li­cia ca­si na­die sa­bía de él. Los vi­si­tan­tes em­pe­za­ron a lle­gar y ca­da fin de se­ma­na ha­bía más. Tan­tos lle­ga­ron a ser que el Ayun­ta­mien­to de Chan­ta­da se vio obli­ga­do a man­dar a la Po­li­cía Lo­cal a di­ri­gir el trá­fi­co en la mi­nús­cu­la al­dea de Pa­ra­cos­toi­ra, que a tres ki­ló­me­tros del río es el lu­gar más cer­cano al que se pue­de lle­gar en co­che. La fie­bre por pi­sar el cas­tro emer­gi­do du­ró po­co más de un mes. A prin­ci­pios de fe­bre­ro, Be­le­sar ya em­bal­sa­ba más agua y el ni­vel ha­bía subido lo su­fi­cien­te co­mo pa­ra cu­brir el pa­si­llo de tie- rra que per­mi­tía ca­mi­nar has­ta el cas­tro. Po­co des­pués, to­do el pro­mon­to­rio que­da­ba de nue­vo ba­jo el agua.

En la ofi­ci­na de tu­ris­mo de Chan­ta­da sa­ben que en las pró­xi­mas se­ma­nas van a te­ner que aten­der mu­chas con­sul­tas so­bre Cas­tro Can­daz. Ya lo hi­cie­ron en el mes de enero. De he­cho, las pri­me­ras em­pe­za­ron a lle­gar a me­dia­dos de sep­tiem­bre cuan­do el an­ti­guo Por­to­ma­rín que­dó al des­cu­bier­to, en la co­la del em­bal­se. Te­re­sa Ote­ro, la res­pon­sa­ble de la ofi­ci­na, ex­pli­ca que lo que los vi­si­tan­tes pe­dían en enero y lo que pro­ba­ble­men­te pe­di­rán aho­ra tam­bién son «in­di­ca­cións pa­ra sa­ber co­mo che­gar e, so­bre to­do, pa­ra sa­ber on­de hai que dei­xar o co­che, can­to hai que an­dar e se é ac­ce­si­ble pa­ra cal­que­ra».

La ofi­ci­na de tu­ris­mo de Chan­ta­da ca­re­ce de pu­bli­ca­cio­nes de­di­ca­das es­pe­cí­fi­ca­men­te a Cas­tro Can­daz, pe­ro Te­re­sa Ote­ro ex­pli­ca que en la guía ge­ne­ral de Chan­ta­da apa­re­ce in­for­ma­ción so­bre el cas­tro y en el ma­pa mu­ni­ci­pal que en­tre­gan a los vi­si­tan­tes apa­re­ce tam­bién se­ña­la­do co­mo un re­cur­so tu­rís­ti­co más.

ROI FER­NÁN­DEZ

Es­te es el as­pec­to que pre­sen­ta­ba ayer Cas­tro Can­daz, con su ac­ce­so to­tal­men­te prac­ti­ca­ble.

ROI FER­NÁN­DEZ

El sel­fie del in­vierno. Cien­tos de per­so­nas vi­si­ta­ron Cas­tro Can­daz el pa­sa­do mes de enero. Pa­ra mu­chos de ellos, fue la fo­to del in­vierno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.