Un pa­tri­mo­nio con­ser­va­do de una for­ma muy de­sigual

En la co­mar­ca de Chan­ta­da hay mu­chos edi­fi­cios con es­gra­fia­dos, pe­ro po­cos en buen es­ta­do

La Voz de Galicia (Monforte) - Monforte local - - CHANTADA - FRAN­CIS­CO ALBO, ROI FER­NÁN­DEZ

La co­mar­ca de Chan­ta­da es es­pe­cial­men­te abun­dan­te en cons­truc­cio­nes de­co­ra­das con es­gra­fia­das o di­se­ños con cal, un pa­tri­mo­nio his­tó­ri­co ca­rac­te­rís­ti­co de la Ri­bei­ra Sa­cra que el con­sor­cio tu­rís­ti­co pre­ten­de re­va­lo­ri­zar con un plan de re­cu­pe­ra­ción que se aca­ba de po­ner en mar­cha. Es­te am­plio con­jun­to de edi­fi­cios tam­bién es muy re­pre­sen­ta­ti­vo del de­sigual es­ta­do de con­ser­va­ción que ofre­ce hoy es­te le­ga­do.

Re­co­rrien­do es­te te­rri­to­rio en bus­ca de es­gra­fia­dos es po­si­ble en­con­trar to­do ti­po de ca­sos. Una gran par­te de ellos se en­cuen­tran en edi­fi­cios que lle­van mu­chos años aban­do­na­dos y en los que la in­tem­pe­rie ha ero­sio­na­do fuer­te­men­te los di­bu­jos, a ve­ces bo­rrán­do­los ca­si por com­ple­to. En otros ca­sos los di­se­ños se con­ser­van en un es­ta­do acep­ta­ble aun­que la cons­truc­ción es­té de­socu­pa­da des­de ha­ce mu­cho tiem­po, co­mo su­ce­de en la lla­ma­da Casa do Pri­mo, en la al­dea de O Fon­tao, de la pa­rro­quia ta­boa­de­sa de Vi­le­la. En la mis­ma pa­rro­quia se ha­lla la lo­ca­li­dad de Vilariño de Arri­ba, don­de hay una an­ti­gua casa con es­gra­fia­dos de una no­ta­ble ca­li­dad ar­tís­ti­ca. Pe­se al in­te­rés de es­te con­jun­to, to­do in­di­ca que ya no se­rá po­si­ble sal­var la es­truc­tu­ra del edi­fi­cio, que tie­ne la cu­bier­ta arrui­na­da y su­fre un fuer­te de­te­rio­ro.

Con­jun­tos re­cu­pe­ra­dos

Aun­que no son muy fre­cuen­tes, en la co­mar­ca hay cons­truc­cio­nes ha­bi­ta­das cu­yos pro­pie­ta­rios se han preo­cu­pa­do por con­ser­var o res­tau­rar los es­gra­fia­dos. Un ca­so sin­gu­lar es el de una casa de la al­dea de Ra­lle —tam­bién en Vi­le­la— que es­tá prác­ti­ca­men­te cu­bier­ta de di­bu­jos. Los mu­ros ha­bían per­di­do una gran par­te del an­ti­guo en­ca­la­do, pe­ro el ac­tual due­ño de la vi­vien­da, Án­xel Ro­drí­guez Pé­rez, los re­cu­pe­ró res­pe­tan­do es­cru­pu­lo­sa­men­te los di­se­ños ori­gi­na­les. Otra cons­truc­ción ha­bi­ta­da con los es­gra­fia­dos en buen es­ta­do pue­de ver­se en el pue­blo de So­bre­ce­do de Arri­ba, en Taboada.

Por otro la­do, en el te­rri­to­rio de Carballedo se per­ci­be una pre­sen­cia mu­cho me­nor de es­tos di­se­ños que en los otros dos mu­ni­ci­pios de la co­mar­ca. La ra­zón es­tá pro­ba­ble­men­te en la ma­yor ca­li­dad de los si­lla­res de gra­ni­to de es­te te­rri­to­rio, que ha­cía in­ne­ce­sa­rio pro­te­ger los mu­ros con cal en mu­chas cons­truc­cio­nes tra­di­cio­na­les.

FO­TOS: ROI FER­NÁN­DEZ

Un lla­ma­ti­vo di­se­ño en una casa aban­do­na­da de Vilariño de Arri­ba, en Taboada.

Di­bu­jos de­te­rio­ra­dos en Pra­de­da, en Carballedo

Di­se­ños en buen es­ta­do en So­bre­ce­do de Arri­ba

Es­gra­fia­dos en la Casa do Pri­mo, en O Fon­tao

Una casa de Ra­lle re­cu­pe­ró los di­bu­jos con cal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.