GRAN­DES DI­SE­ÑA­DO­RES

La his­to­ria de Fran­co Scaglione y el Al­fa Romeo 33 Stra­da­le.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - OPINIÓN - Por Ig­na­cio Fe­rrei­ro González

En 1992 Ber­to­ne con­me­mo­ra­ba sus 80 años con una ex­hi­bi­ción en la que las es­tre­llas eran las tres BAT, Ber­li­net­ta Ae­ro­di­ná­mi­ca Téc­ni­ca, fa­bri­ca­das ca­si 40 años an­tes. En aque­lla ce­le­bra­ción no par­ti­ci­pa­ría su di­se­ña­dor, Fran­co Scaglione, ya re­ti­ra­do, apar­ta­do del mun­do del au­to­mó­vil y la vi­da pú­bli­ca, y aque­ja­do de gra­ves pro­ble­mas de sa­lud. Al año si­guien­te, Nuc­cio Ber­to­ne le di­ri­gía una emo­ti­va car­ta en la que ex­pli­ca­ba sus es­fuer­zos por lo­ca­li­zar­le y le ma­ni­fes­ta­ba su afec­to, su agra­de­ci­mien­to y su ad­mi­ra­ción por su ta­len­to. Po­co tiem­po des­pués de re­ci­bir­la, Scaglione fa­lle­cía el 19 de ju­nio de 1993 a cau­sa de un cán­cer de pul­món en su ca­sa de Su­ve­re­to, la pe­que­ña vi­lla me­die­val de la Tos­ca­na a la que se ha­bía re­ti­ra­do en 1981.

Su tra­ba­jo para Ber­to­ne ha­bía su­pues­to su en­tra­da en el mun­do del au­to­mó­vil y du­ran­te los nue­ve años de co­la­bo­ra­ción, en­tre 1951 y 1959, se­ría res­pon­sa­ble, ade­más de las ad­mi­ra­das BAT 5, 7 y 9 (1953, 1954 y 1955), con unos coe­fi­cien­tes ae­ro­di­ná­mi­cos ex­cep­cio­na­les, de pro­to­ti­pos y mo­de­los de pro­duc­ción co­mo los Fiat-Abarth 1500 Cou­pe (1952) y Re­cord 750/1000 (1956), el Fe­rra­ri-Abarth 166MM/53 (1953), los Al­fa Romeo 2000 Spor­ti­va (1954), Giu­liet­ta Sprint Cou­pe (1954) y Sprint Spe­cia­le (1957) o el NSU Prinz Sport (1959), que le con­sa­gra­rían co­mo un di­se­ña­dor ca­paz de com­bi­nar in­no­va­do­res co­no­ci­mien­tos de ae­ro­di­ná­mi­ca con un ex­qui­si­to re­fi­na­mien­to.

El éxi­to de sus di­se­ños le per­mi­ti­rá tra­ba­jar por su cuen­ta y le pro­por­cio­na­rá en­car­gos co­mo el Pors­che-Abarth 356B Ca­rre­ra GTL de 1960, el ATS 2500 GT con mo­tor cen­tral, el pro­to­ti­po del pri­mer Lam­borg­hi­ni, el 350 GTV, am­bos de 1963; e in­clu­so de la in­dus­tria

« Las puer­tas en «ala de ma­ri­po­sa» del 33 Stra­da­le se re­edi­ta­rían 25 años des­pués en el McLaren F1

ja­po­ne­sa, co­mo el Prin­ce/Nis­san 1900 Sky­li­ne Sprint, tam­bién en 1963.

Di­se­ña­rá tam­bién mo­de­los para In­ter­mec­ca­ni­ca, en la que se im­pli­ca­rá ade­más eco­nó­mi­ca­men­te co­mo in­ver­sor. Sus vis­to­sos di­se­ños para el Apo­llo (1962), To­rino (1966), Ita­lia GFX (1967), Ita­lia IMX (1969) y el In­dra (1971), no evi­ta­rán la quie­bra de la em­pre­sa a me­dia­dos de los 70, que le de­ja­rá arrui­na­do, de­sen­can­ta­do con la in­dus­tria del au­to­mó­vil y su­mi­do en una de­pre­sión de la que no se re­cu­pe­ra­ría, ni si­quie­ra tras la ofer­ta de Fiat, ya en los 80, de di­se­ñar un ex­clu­si­vo au­to­bús «ae­ro­di­ná­mi­co».

Pe­ro Scaglione di­se­ña­ría ade­más un mo­de­lo ex­cep­cio­nal, el Al­fa Romeo Ti­po 33 Stra­da­le. Pro­pues­to por el in­ge­nie­ro Car­lo Chi­ti al pre­si­den­te de Al­fa, Giu­sep­pe Lu­rag­hi, para su pro­yec­to de una ver­sión de ca­rre­te­ra del Ti­po 33 de com­pe­ti­ción, en­tre di­ciem­bre de 1966 y ma­yo de 1968, Scaglione rea­li­za­rá

el pro­to­ti­po fa­bri­ca­do por Au­to­del­ta, pre­sen­ta­do en Mon­za en sep­tiem­bre y en el Sa­lón del Au­to­mó­vil de Tu­rín en no­viem­bre de 1967, y or­ga­ni­za­rá la pro­duc­ción por Ca­rroz­ze­ria Ma­raz­zi de los otros 12 que lle­ga­rán a fa­bri­car­se so­bre los 18 cha­sis cons­trui­dos. Su mo­tor cen­tral de 8 ci­lin­dros, a pe­sar de con­tar con só­lo 2 li­tros de ca­pa­ci­dad, y su re­du­ci­do pe­so le pro­por­cio­na­ban unas es­pec­ta­cu­la­res pres­ta­cio­nes, a las que con­tri­buía su ae­ro­di­ná­mi­ca, ma­te­ria­li­za­da en una sen­sual ca­rro­ce­ría, con una al­tu­ra tan re­du­ci­da, 99 cen­tí­me­tros, que Scaglione desa­rro­lla­ría un nue­vo sis­te­ma de aper­tu­ra de puer­tas, «alas de ma­ri­po­sa», para con­se­guir una ra­zo­na­ble co­mo­di­dad de ac­ce­so.

Scaglione, na­ci­do en Florencia en 1916, ter­mi­na­ba en 1937 sus es­tu­dios de ae­ro­di­ná­mi­ca en aque­lla uni­ver­si­dad, co­men­zan­do en 1938 los de In­ge­nie­ría Ae­ro­náu­ti­ca en la de Bo­lo­nia, al­ter­na­dos con su ser­vi­cio mi­li­tar e in­te­rrum­pi­dos por la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial. Alis­ta­do y des­ti­na­do al fren­te li­bio, es apre­sa­do por fuer­zas bri­tá­ni­cas en 1941 y en­via­do al cam­po de pri­sio­ne­ros de Yol, en In­dia, has­ta ser re­pa­tria­do en 1946. Tras su vuel­ta a Ita­lia, tra­ba­ja­rá co­mo di­se­ña­dor de moda en Bo­lo­nia, con con­si­de­ra­ble éxi­to, an­tes de tras­la­dar­se a Tu­rín e in­tro­du­cir­se en la in­dus­tria del au­to­mó­vil. Un hom­bre re­fi­na­do, aman­te de la lec­tu­ra, el tea­tro, la mú­si­ca clá­si­ca y el de­por­te, ha­bla­ba y es­cri­bía co­rrec­ta­men­te in­glés, fran­cés, ale­mán y es­pa­ñol, ade­más de su len­gua ma­ter­na. Sus mag­ní­fi­cos di­se­ños y su enor­me in­fluen­cia en el tra­ba­jo de otros di­se­ña­do­res, es­pe­cial­men­te nor­te­ame­ri­ca­nos, no evi­ta­rían que per­ma­ne­cie­se du­ran­te años in­jus­ta­men­te ol­vi­da­do.

La ver­sión co­mer­cial del Ti­po 33 de com­pe­ti­ción que tan­tos éxi­tos co­se­cha­ría para la mar­ca mi­la­ne­sa, pre­sen­ta­da en 1967, se re­co­no­ce­ría in­me­dia­ta­men­te, y se si­gue con­si­de­ran­do a día de hoy co­mo uno de los mo­de­los más her­mo­sos de la his­to­ria.

AE­RO­DI­NÁ­MI­CA TEÓ­RI­CA Y PRÁC­TI­CA Pro­pues­tas ex­pe­ri­men­ta­les co­mo las BAT 5, 7 y 9 di­se­ña­das en los 50 para Ber­to­ne so­bre cha­sis y me­cá­ni­cas Al­fa Romeo (arri­ba) da­rían pa­so a apli­ca­cio­nes prác­ti­cas de la ae­ro­di­ná­mi­ca en mo­de­los de com­pe­ti­ción co­mo el...

EL PRI­MER LAM­BORG­HI­NI Po­cos años an­tes del Ti­po 33 Stra­da­le (iz­quier­da), Scaglione se­rá res­pon­sa­ble del pro­to­ti­po del pri­mer au­to­mó­vil pro­du­ci­do por Lam­borg­hi­ni, el 350 GTV del 1963 (arri­ba), aun­que fi­nal­men­te la ver­sión de pro­duc­ción in­cor­po­ra­ría un...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.