CI­TROËN BER­LIN­GO

Aná­li­sis a fon­do del nue­vo vehícu­lo de ocio he­cho en Ga­li­cia.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Motor - - OPINIÓN - Por Juan Torrón

EL NUE­VO CI­TROËN BER­LIN­GO CE­LE­BRA­RÁ A PAR­TIR DE MA­ÑA­NA EN LA IS­LA DE A TOXA, CO­MO BUEN GALLEGO QUE ES, SU PUES­TA DE LAR­GO AN­TE LA PREN­SA ES­PE­CIA­LI­ZA­DA ES­PA­ÑO­LA. ES­TE ES UNO DE LOS TRES PRO­DUC­TOS QUE SAL­DRÁ DES­DE LA FÁ­BRI­CA DE LA ZO­NA FRAN­CA VI­GUE­SA PA­RA TO­DO EL MUN­DO, JUN­TO A SUS HO­MÓ­LO­GOS DE OPEL Y PEU­GEOT. EL BER­LIN­GO DA UN PA­SO ADE­LAN­TE PA­RA OL­VI­DAR SU IMA­GEN DE FUR­GO­NE­TA Y CON­VER­TIR­SE EN UN VEHÍCU­LO DE OCIO.

Hay que des­ta­car que el Ci­troën Ber­lin­go ten­drá ver­sio­nes ca­pa­ces de con­ten­tar a cual­quier clien­te, des­de el pro­fe­sio­nal del trans­por­te y el tra­ba­jo, que se de­can­ta­rá por las tra­di­cio­na­les ver­sio­nes fur­gón, has­ta el clien­te par­ti­cu­lar, que pue­de ser un au­tó­no­mo que com­pa­gi­ne ocio y tra­ba­jo o bien una fa­mi­lia nu­me­ro­sa, y siem­pre con dos ta­llas de ca­rro­ce­ría, M y XL Y es que la ver­sa­ti­li­dad es una de las ca­rac­te­rís­ti­cas de es­te nue­vo vehícu­lo mul­ti­uso de la mar­ca.

Aun­que ha­bla­re­mos en nues­tro pró­xi­mo nú­me­ro de có­mo se com­por­ta y qué ver­sio­nes y pre­cios tie­ne el nue­vo Ber­lin­go, te­ne­mos que re­se­ñar que ya fue­ron pues­tas a la ven­ta 130 uni­da­des su­per­equi­pa­das co­mo se­rie es­pe­cial li­mi­ta­da lla­ma­das Top1 que in­cor­po­ran Grip Con­trol con Hill Des­cent, asien­tos in­de­pen­dien­tes, cli­ma­ti­za­dor bi­zo­na, Ci­troën Con­nect NAV y Con­nect Box, to­do ello por un pre­cio des­de 16.300 eu­ros con el mo­tor BlueHDi de 100 ca­ba­llos.

Pe­ro la ga­ma del Ber­lin­go es­tá dis­po­ni­ble en otras ver­sio­nes des­de 14.800 eu­ros o fi­nan­cia­do por 179 eu­ros al mes sin en­tra­da.

La ga­ma se es­truc­tu­ra en tres ni­ve­les de aca­ba­do, Live, Feel y Shi­ne. El di­se­ño es fres­co y atre­vi­do, in­clu­yen­do los ya tra­di­cio­na­les Air­bumps la­te­ra­les y co­mo de­cía­mos an­tes pue­de ele­gir­se en­tre dos ta­ma­ños, el M de 4,40 me­tros de lon­gi­tud y el XL de 4,75 me­tros, con 5 o 7 pla­zas y con ocho co­lo­res y per­so­na­li­za­ción con to­ques de Packs Co­lor blan­co y XTR (na­ran­ja), con lo que se pue­den ha­cer has­ta 24 com­bi­na­cio­nes.

CIN­CO MO­TO­RES

La ofer­ta me­cá­ni­ca se con­fi­gu­ra al­re­de­dor de cin­co mo­to­res: un ga­so­li­na Pu­re Tech de 1.2 li­tros con 110 o 130 ca­ba­llos, y un dié­sel Blue HDi de 75, 100 o 130 ca­ba­llos.

Se pue­den com­bi­nar con ca­jas de cam­bios ma­nua­les o en al­gu­na ver­sión con la au­to­má­ti­ca EAT8.

Lo que más lla­ma la aten­ción en es­te Ber­lin­go es su al­to ni­vel de equi­pa­mien­to con has­ta 19 ayu­das a la con­duc­ción, des­de avi­so de cam­bio in­vo­lun­ta­rio de ca­rril ac­ti­vo has­ta de­tec­ción de la fa­ti­ga, re­co­no­ci­mien­to de se­ña­les de trá­fi­co, fre­na­do de emer­gen­cia automático o ayu­da a la sa­li­da en pendiente.

Ade­más tie­ne un ma­le­te­ro de 775 li­tros en la ver­sión pe­que­ña y 28 hue­cos por­taob­je­tos en su in­te­rior. Se pue­den car­gar ob­je­tos de has­ta 3,05 me­tros de lon­gi­tud aba­tien­do to­dos los asien­tos.

El ac­ce­so a las pla­zas tra­se­ras se ha­ce a tra­vés de unas puer­tas des­li­zan­tes, con lo que se fa­ci­li­ta la aper­tu­ra en es­pa­cios es­tre­chos.

El nue­vo Ber­lin­go se apro­ve­cha de la nue­va pla­ta­for­ma EMP2 que ya usan en­tre otros los mo­no­vo- lú­me­nes Spa­ce­tou­rer (an­tes lla­ma­dos Pi­cas­so), lo cual re­per­cu­te po­si­ti­va­men­te en la agra­da­ble ro­da­du­ra, es­ta­bi­li­dad y con­fort del vehícu­lo, al que ya no le asus­tan los lar­gos via­jes por ca­rre­te­ra.

El nue­vo Ci­troën Ber­lin­go pue­de con­ver­tir­se en un nue­vo éxi­to de una fá­bri­ca que ya lo con­si­guió con sus pre­de­ce­so­res, el C15 y los pri­me­ros Ber­lin­go, que se ven­die­ron en to­do el mun­do. Con es­te producto el gru­po PSA se vuel­ve a po­ner por de­lan­te de la com­pe­ten­cia en es­te seg­men­to, in­clu­yen­do ver­sio­nes XTR con Grip Con­trol que in­vi­tan a la con­duc­ción fue­ra del as­fal­to.

NA­DA QUE ENVIDIAR A UN TU­RIS­MOCo­mo se apre­cia en de­ta­lles co­mo su pues­to de con­duc­ción o los tres asien­tos tra­se­ros in­de­pen­dien­tes, el Ber­lin­go pro­por­cio­na sen­sa­cio­nes de au­tén­ti­co tu­ris­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.