4 RE­GLAS DE CON­SER­VA­CIÓN

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Salud -

ME­JOR EN­TE­RAS. Pue­de que en pol­vo sean más có­mo­das, pe­ro las es­pe­cias, una vez mo­li­das, pier­den sus pro­pie­da­des más rá­pi­da­men­te, así que, cuan­do sea po­si­ble cóm­pra­las en­te­ras en semillas o gra­nos y mué­le­las an­tes de usar­las

NUN­CA CA­DU­CA­DAS. Por mu­cho ca­ri­ño que le ha­yas co­gi­do a ese bo­te­ci­to que lle­va en tu ala­ce­na des­de que te mu­das­te, des­haz­te de él por­que se­gu­ra­men­te ya no va­le pa­ra na­da. Es­cri­be la fe­cha de com­pra en la ta­pa y des­haz­te de las que ten­gan más de un año si son mo­li­das (las en­te­ras pue­den du­rar más). Si no sa­bes cuán­do las com­pras­te, fíate de tu olfato: si al abrir el bo­te no per­ci­bes su olor in­me­dia­ta­men­te... sos­pe­cha.

BIEN AL­MA­CE­NA­DAS. Su pe­cu­liar aro­ma y sa­bor se lo de­ben a sus­tan­cias que se es­fu­man con fa­ci­li­dad... y con ellas sus pro­pie­da­des sa­lu­da­bles. El va­por, la luz y el ca­lor son los prin­ci­pa­les la­dro­nes de su esen­cia, así que con­vie­ne con­ser­var­las en fras­cos her­mé­ti­cos en un lu­gar fres­co, se­co y os­cu­ro... Una bal­da en­ci­ma del ex­trac­tor, o jun­to a la vi­tro­ce­rá­mi­ca o el mi­cro­on­das no es el si­tio ade­cua­do.

SIEM­PRE SE­CAS. Cuan­do las em­plees, uti­li­za una cu­cha­ri­ta bien se­ca pa­ra no hu­me­de­cer el res­to del con­te­ni­do de los bo­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.