En­tre no­so­tras. Susanna Ta­ma­ro.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Sumario - SUSANNA TA­MA­RO

LA ÚNI­CA

di­ver­si­dad que se ad­mi­te hoy en día es la se­xual. Aque­llo que, ha­ce años y en el me­jor de los ca­sos, se to­le­ra­ba por­que se pa­sa­ba por al­to, en la ac­tua­li­dad, no so­lo se per­mi­te, sino que se reivin­di­ca como al­go na­tu­ral. Se­gu­ra­men­te, se tra­ta de un pa­so ade­lan­te en la for­ma de re­la­cio­nar­se ci­vi­li­za­da­men­te de las per­so­nas en­tre sí, pe­ro yo no pue­do de­jar de oír en ese pa­so, aunque sea en el fon­do, un le­ve cru­ji­do. Vi­ví mi ju­ven­tud en los años 70 y mi edu­ca­ción sen­ti­men­tal se ba­só en una suer­te de com­ple­to li­ber­ti­na­je. Qui­zá por es­te mo­ti­vo no pue­do más que mi­rar con es­tu­por es­ta nue­va do­mes­ti­ca­ción de la di­ver­si­dad. Hoy se per­si­guen con obs­ti­na­ción co­sas que, en mis tiem­pos, eran vis­tas como una au­tén­ti­ca pes­te: el ma­tri­mo­nio, las lis­tas de bo­da, las co­mi­das de do­min­go con la fa­mi­lia po­lí­ti­ca. ¿Por qué?¿có­mo ha po­di­do ocu­rrir es­te cam­bio tan drás­ti­co en las ten­den­cias?

Y QUÉ PUE­DE SIG­NI­FI­CAR

una di­ver­si­dad que an­he­la fer­vien­te­men­te con­ver­tir­se en aque­llo que, has­ta aho­ra, ve­nía sien­do con­si­de­ra­da la nor­ma­li­dad? Es­toy con­ven­ci­da de que cual­quier re­la­ción afec­ti­va tie­ne de­re­cho a que la tra­te­mos con el ma­yor de los res­pe­tos (pues el en­ten­di­mien­to y la acep­ta­ción del otro son lo que más de ver­dad y de hon­du­ra hay en nues­tra na­tu­ra­le­za), pe­ro tam­bién es­toy con­ven­ci­da de que la im­po­si­ción de es­ta nue­va “nor­ma­li­dad” com­por­ta el ries­go de em­pu­jar­nos ha­cia una si­tua­ción ca­da vez más claus­tro­fó­bi­ca. La con­di­ción es­que­má­ti­ca del in­di­vi­duo se ha apo­de­ra­do de la com­ple­ji­dad de la per­so­na, y to­do el mo­vi­mien­to por los de­re­chos es con­se­cuen­cia di­rec­ta de es­ta ana­lo­gía. Pa­ra el in­di­vi­duo, el de­re­cho de uno de­be ser el de­re­cho de todos, mien­tras que la per­so­na es cons­cien­te de que, en la vi­da, so­lo la muer­te nos de­mo­cra­ti­za ver­da­de­ra­men­te a todos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.