LA “CHI­NI­TA” que quie­re go­ber­nar

KEIKO FU­JI­MO­RI

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Mujeres En Primera Línea -

Hi­ja de uno de los presidentes más con­tro­ver­ti­dos de Pe­rú –Al­ber­to Fu­ji­mo­ri, que ter­mi­nó su dé­ca­da en el po­der como dic­ta­dor, tras el “au­to­gol­pe” de Es­ta­do en 1992–, Keiko Fu­ji­mo­ri (35 años) es la can­di­da­ta más dis­cu­ti­da de los que se pre­sen­tan a las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de su país, el pró­xi­mo 10 de abril. Con su pa­dre con­de­na­do a 25 años de cár­cel por corrupción y crí­me­nes de le­sa hu­ma­ni­dad –en­tre los que se cuen­tan se­cues­tros, des­apa­ri­cio­nes y ma­tan­zas–, Keiko se ve cues­tio­na­da por el ori­gen de más de un mi­llón de dó­la­res que cos­tó su edu­ca­ción en las me­jo­res uni­ver­si­da­des nor­te­ame­ri­ca­nas y que se sos­pe­cha son par­te de los ca­si 6.000 mi­llo­nes que des­apa­re­cie­ron de las ar­cas del Es­ta­do du­ran­te el man­da­to de su pa­dre. Tam­bién se ha abier­to una in­ves­ti­ga­ción so­bre los in­gre­sos mi­llo­na­rios de su es­po­so, Mark Vi­to Vi­lla­ne­la, nor­te­ame­ri­cano al que la pren­sa pe­rua­na ca­li­fi­ca de “gi­go­ló”. ¿Por qué la “chi­ni­ta”, como la lla­man sus se­gui­do­res, es­tá pri­me­ra en las en­cues­tas? Mu­chos pe­rua­nos di­rían que por sus con­trin­can­tes: una opo­si­ción frag­men­ta­da en me­dia do­ce­na de as­pi­ran­tes, en­tre los que fi­gu­ran dos des­gas­ta­dos ex­pre­si­den­tes y otros tan­tos acu­sa­dos de corrupción. Así, con so­lo un 30% de vo­tan­tes a su fa­vor, se le da ya como vir­tual ga­na­do­ra. Fu­ji­mo­ri se ha en­tre­ga­do en cuer­po y al­ma a la cam­pa­ña y su ob­je­ti­vo ha si­do siem­pre reivin­di­car el “le­ga­do” de su pa­dre –es­to es, que los pe­rua­nos ol­vi­den los abu­sos de po­der y el ex­po­lio de las ar­cas del Es­ta­do per­pe­tra­do o con­sen­ti­do por su pro­ge­ni­tor–, con la in­ten­ción de in­dul­tar­le cuan­do lle­gue al Go­bierno. Des­de que el ex­pre­si­den­te re­pu­dió en 2004 a su esposa, ex­pul­sán­do­la del pa­la­cio pre­si­den­cial y re­cla­man­do a su hi­ja de 19 años que fue­ra su pri­me­ra da­ma, se vio en me­dio de la gue­rra que li­bra­ba su ma­dre, Su­sa­na Hi­gu­chi (con­gre­sis­ta de 2000 a 2006), con­tra su pa­dre, a quien lle­gó a acu­sar de ha­ber­la man­da­do tor­tu­rar con des­car­gas eléc­tri­cas. Pe­ro hoy, has­ta Hi­gu­chi ha vuel­to al re­dil pa­ra tra­ba­jar por la vic­to­ria de su hi­ja y po­sar como amo­ro­sa abue­la de las dos ni­ñas de Keiko. To­do por la fa­mi­lia. Una fa­mi­lia de ori­gen ja­po­nés que hoy pro­ta­go­ni­za un ro­cam­bo­les­co cu­le­brón an­dino. PE­PA RO­MA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.