Tu die­ta es­tá es­cri­ta en el

Con­tar es co­sa del pa­sa­do. Lo úl­ti­mo son los re­gí­me­nes que tie­nen en cuen­ta el per­fil Una in­for­ma­ción que se ob­tie­ne a par­tir de un que per­mi­te, ade­más, pre­ve­nir en­fer­me­da­des. M. Gui­sa­so­la

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Salud -

test ca­lo­rías

Al­go más que per­der pe­so

ge­né­ti­co. Por ta de ca­da per­so­na a su die­ta. Fru­to de años de investigación, un nue­vo test nu­tri­ge­né­ti­co desa­rro­lla­do con el ase­so­ra­mien­to del de­par­ta­men­to de Fi­sio­lo­gía y Nu­tri­ción de la Uni­ver­si­dad de Na­va­rra per­mi­te va­lo­rar los ries­gos ge­né­ti­cos de ca­da per­so­na y, te­nien­do en cuen­ta esa in­for­ma­ción y otros da­tos per­so­na­les (co­mo pe­so, edad, há­bi­tos...), di­se­ñar una “die­ta de pre­ci­sión” que la ayu­de a pre­ve­nir las en­fer­me­da­des a las que es pro­pen­sa y/o a com­ba­tir las que ya pa­de­ce. “Las die­tas que tie­nen en cuen­ta el per­fil ge­né­ti­co in­di­vi­dual son un enor­me pa­so en el tra­ta­mien­to de en­fer­me­da­des co­mo la obe­si­dad”, se­ña­la el pro­fe­sor Al­fre­do Mar­tí­nez, in­ves­ti­ga­dor del Cen­tro de Investigación Bio­mé­di­ca en Red de la Fi­sio­pa­to­lo­gía de la Obe­si­dad y Nu­tri­ción (CIBEROBN) y pro­fe­sor en la Uni­ver­si­dad de Na­va­rra. “Va­rios es­tu­dios han con­fir­ma­do la uti­li­dad de es­te test pa­ra ex­pli­car la obe­si­dad y la hi­per­ten­sión de ori­gen ge­né­ti­co. Esos ha­llaz­gos es­tán per­mi­tien­do a mé­di­cos y nu­tri­cio­nis­tas apli­car die­tas per­so­na­li­za­das de pre­ci­sión. Si, co­mo es el ca­so, esa die­ta tie­ne en cuen­ta los gus­tos y pre­fe­ren­cias in­di­vi­dua­les, las pro­ba­bi­li­da­des de éxi­to au­men­tan”, aña­de. El ca­so de Na­ta­lia Gó­mez, de 38 años, es un ejem­plo cla­ro. “El test nu­tri­ge­né­ti­co in­di­có que te­nía un al­to ries­go de dia­be­tes ti­po 2 y obe­si­dad, así que me pu­sie­ron una die­ta pa­ra re­du­cir esos ries­gos. Lo que más me gus­tó fue que me di­je­ron lo que po­día co­mer, no lo que no. Ade­más, me per­mi­te cam­biar un ali­men­to por otro del mis­mo gru­po. Si un día me to­ca po­llo y no lo he com­pra­do, pue­do cam­biar­lo por pa­vo o lomo, adap­tan­do un po­co las can­ti­da­des. Me he acos­tum­bra­do a es­ta for­ma de co­mer. Me sien­to ge­nial y mi ries­go de dia­be­tes ha dis­mi­nui­do. De pa­so, he per­di­do cin­co ki­los en tres me­ses”, ex­pli­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.