Tra­ba­jo y di­plo­ma­cia

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Protagonista -

En­ton­ces no exis­tía eso que lla­ma­mos es­ti­lo. Ca­si na­die era co­ol –sal­vo las es­tre­llas de ci­ne– y, me­nos que na­die una rei­na de In­gla­te­rra. Siem­pre ha­bía si­do una mu­cha­cha se­ria, que apa­re­cía en las fo­tos con me­dias de al­go­dón bien ajus­ta­das y los pies ali­nea­dos. Pe­ro, des­de el pri­mer mo­men­to su­po que su guar­da­rro­pa ja­más se­ría una cues­tión me­nor, sino un ins­tru­men­to de tra­ba­jo, pro­ba­ble­men­te el más útil en una épo­ca en que la ima­gen em­pe­za­ba a mul­ti­pli­car­se gra­cias a las re­vis­tas y la te­le­vi­sión. Pe­ro su ob­je­ti­vo fue exac­ta­men­te el con­tra­rio del de cual­quier jo­ven de hoy: que su ima­gen no fue­ra nun­ca mo­ti­vo de co­men­ta­rios, que no lla­ma­ra la aten­ción y no en­ca­be­za­ra nin­gu­na crónica. Así el guar­da­rro­pa de la jo­ven rei­na se con­fi­gu­ró como un ar­ma se­cre­ta pa­ra la di­plo­ma­cia. Pa­ra su pri­mer via­je im­por­tan­te –a los paí­ses de la Com­mon­wealth, en los pri­me­ros años 50, que du­ró seis me­ses–, la re­cién co­ro­na­da mo­nar­ca, se pre­sen­tó a sus súb­di­tos con más de 100 ves­ti­dos es­pe­cial­men­te di­se­ña­dos pa­ra la oca­sión. Lle­vó ¡12 to­ne­la­das de equi­pa­je! Pa­ra ha­cer fren­te al ca­lor del tró­pi­co, lle­vó li­ge­ros ves­ti­dos es­tam­pa­dos de la fir­ma Ho­rrock­ses, que in­tro­du­jo el prêt-àpor­ter en Gran Bre­ta­ña. No eran ba­ra­tos, pe­ro tam­po­co al­ta cos­tu­ra, como po­día ha­ber­se es­pe­ra­do. Los con­jun­tos más for­ma­les eran di­se­ño de Hart­nell, que ha­bía in­terio­ri­za­do un es­ti­lo más so­brio que el de la rei­na ma­dre, y los de no­che, al­gu­nos ela­bo­ra­dos con más de 100 me­tros de tul, de Hardy Amies, su otro di­se­ña­dor de ca­be­ce­ra, que in­tro­du­jo los co­lo­res bri­llan­tes, los es­tam­pa­dos so­fis­ti­ca­dos y los som­bre­ros pe­que­ños. y es­co­tes es­tán es­tu­dia­dos pa­ra no en­tor­pe­cer sus mo­vi­mien­tos y evi­tar gol­pes de vien­to (lle­van pe­sos en los do­bla­di­llos). Arri­ba, en Gha­na, en 1960. de los te­ji­dos pro­vie­nen de su co­lec­ción de te­las, de prin­ci­pios de los 60. Pre­fie­re el cre­pé de la­na y la se­da. Arri­ba dcha., en la In­dia, 1966. de día son de pun­to de al­go­dón. Izq., en 1954. con su atuen­do cam­pes­tre, du­ran­te unas ca­rre­ras de ca­ba­llos de 1968. una de sus se­ñas de iden­ti­dad, es­tán di­se­ña­dos pa­ra ser li­ge­ros y có­mo­dos. A la izq., en 1994, con Lady Dia­na. Pa­ra la no­che, car­te­ras jo­ya.

OOOOOa me­di­da, los con­fec­cio­na­ba al prin­ci­pio el za­pa­te­ro de la rei­na ma­dre, Ed­die Ray­ne. Hoy los ela­bo­ra Da­vid Hyatt. A la dcha., con sus pe­rros, en 1971.

Sus fal­das Mu­chos

Los guan­tes Ga­fas de sol, Sus bol­sos, Sus za­pa­tos,

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.