La cos­mé­ti­ca co­rea­na es to­da una cul­tu­ra

In­gre­dien­tes na­tu­ra­les, tra­di­ción mi­le­na­ria y efi­ca­cia. Un que lle­ga a Es­pa­ña de la mano de es­te fi­cha­je de Sep­ho­ra. B. Na­va­zo

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Belleza -

Li­lin Yang, por­ta­voz de Ko­rean Beauty en Sep­ho­ra Es­pa­ña, na­ció ha­ce 30 años en Hu­bei, al sur de Pe­kín, y es una mu­jer me­nu­da, de piel ter­sa y li­bre de to­da im­per­fec­ción, como la de una ado­les­cen­te. ¿Las ra­zo­nes? “Al­go tie­ne que ver la ge­né­ti­ca, pe­ro so­bre to­do es cues­tión de bue­nos cui­da­dos y dis­ci­pli­na”, di­ce. De ni­ña ob­ser­va­ba a su ma­dre rea­li­zar sus ri­tua­les de be­lle­za, día tras día y no­che tras no­che. Y así fue cre­cien­do en ella ese cul­to por la es­té­ti­ca que ya for­ma par­te de su cul­tu­ra. Es­tu­dió Tu­ris­mo y fue en sus via­jes por Asia cuan­do se dio cuen­ta de las in­ter­mi­na­bles co­las en las tien­das de cos­mé­ti­ca y de la lo­cu­ra que des­per­ta­ban los pro­duc­tos co­rea­nos. Ese fue el pun­to de par­ti­da de la gran idea de Li­lin: in­tro­du­cir es­ta cul­tu­ra mi­le­na­ria en el mer­ca­do eu­ro­peo. Su ex­pe­rien­cia y sus co­no­ci­mien­tos ha­cen de ella una per­so­na úni­ca en nues­tro país (vi­ve en Es­pa­ña des­de ha­ce nue­ve años), detalle que no ha pa­sa­do des­aper­ci­bi­do pa­ra Sep­ho­ra que, tras me­ses de tra­ba­jo, po­ne al al­can­ce de to­dos la cos­mé­ti­ca co­rea­na con el ase­so­ra­mien­to de Li­lin Yang. Por boom Mu­jer­hoy.

¿Qué la lle­vó a cam­biar sus es­tu­dios de Tu­ris­mo por la cos­mé­ti­ca?

Li­lin Yang. Des­de pe­que­ña me en­can­ta­ba ob­ser­var a mi ma­dre en su to­ca­dor. La mi­ra­ba mien­tras se ma­qui­lla­ba y se apli­ca­ba sus pro­duc­tos ca­da ma­ña­na y ca­da no­che. En Asia, la be­lle­za y el cui­da­do de la piel son muy im­por­tan­tes y los ri­tua­les se trans­mi­ten de ma­dres a hi­jas. Así que el ma­qui­lla­je y la cos­mé­ti­ca eran pa­ra mí una es­pe­cie de hobby, una pa­sión per­so­nal. Pe­ro des­pués de ha­cer un cur­so de ma­qui­lla­do­ra pro­fe­sio­nal en Bar­ce­lo­na, de via­jar va­rias ve­ces a Hong Kong y Co­rea, y de co­no­cer las pro­pie­da­des y el éxi­to de la cos­mé­ti­ca co­rea­na, pen­sé que po­día traer ese con­cep­to a Es­pa­ña y dedicarme por com­ple­to a eso.

¿ La be­lle­za es un ri­tual im­por­tan­te en­tre las mu­je­res asiá­ti­cas des­de siem­pre?

Allí se le da mu­cha im­por­tan­cia a la es­té­ti­ca, no so­lo al cui­da­do de la piel, tam­bién de los dien­tes, el pe­lo... Pa­ra no­so­tras, te­ner una ca­ra sa­lu­da­ble, trans­lú­ci­da, como de por­ce­la­na, es fun­da­men­tal, por eso la cui­da­mos mu­cho y la pro­te­ge­mos del sol. En Co­rea y Hong Kong, por ejem­plo, hay mu­chí­si­mas tien­das de cos­mé­ti­ca, unas al la­do de otras, con cien­tos de pro­duc­tos y siem­pre hay co­las.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.