RON­CA?

¿Otra vez Las trai­cio­ne­ras co­rrien­tes de ai­re frío han des­apa­re­ci­do, pe­ro tu voz si­gue yen­do y vi­nien­do. Qui­zá el cul­pa­ble se es­con­da en tu bo­ti­quín.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Belleza -

MU­CO­SAS SE­CAS. Pa­ra que tu voz flu­ya ne­ce­si­tas lu­bri­ca­ción. Los fár­ma­cos con­tra la de­pre­sión, los re­la­jan­tes mus­cu­la­res, los diu­ré­ti­cos, los an­ti­hi­per­ten­si­vos y los an­ti­his­ta­mí­ni­cos re­se­can tu gar­gan­ta. IN­FLA­MA­CIÓN. Al­gu­nos me­di­ca­men­tos pue­den in­fla­mar las cuer­das vo­ca­les. En­tre es­tos des­ta­can los an­ti­con­cep­ti­vos ora­les y la te­ra­pia de re­em­pla­zo de la hor­mo­na ti­roi­dea. RIES­GO DE HE­MO­RRA­GIA. Las cuer­das vo­ca­les pue­den su­frir una he­mo­rra­gia cuan­do se to­man an­ti­coa­gu­lan­tes y al­gu­nos re­me­dios como el gink­go bi­lo­ba. Por su par­te, los in­hi­bi­do­res de la ECA, que se em­plean con­tra la in­su­fi­cien­cia car­dia­ca y la hi­per­ten­sión, pue­den ser el ori­gen de una mo­les­ta ca­rras­pe­ra. S. VI­VAS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.