¡ Ojo al co­li­rio!

Pi­cor, irri­ta­ción, la­grimeo... Com­ba­tir es­tas mo­les­tias ocu­la­res por nues­tra cuen­ta pue­de po­ner en ries­go la sa­lud de los ojos.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Sumario -

LO QUE NO SIR­VE. Si ca­da pri­ma­ve­ra echas mano del co­li­rio sin con­sul­tar con na­die, te arries­gas más de lo que crees. Por­que go­tas, hay mu­chas, pe­ro no to­das re­suel­ven los sín­to­mas alér­gi­cos ni re­sul­tan ino­cuas. “Si usas un co­li­rio va­so­cons­tric­tor, úni­ca­men­te acla­ras la con­jun­ti­va. Y si em­pleas sue­ro, tam­po­co so­lu­cio­na­rás el pro­ble­ma de ba­se”, ex­pli­ca el dr. Fer­nan­do Llo­vet, de la Clí­ni­ca Ba­vie­ra. LO QUE SÍ. Si los sín­to­mas son agu­dos, un of­tal­mó­lo­go pue­de re­ce­tar un cor­ti­coi­de ocu­lar y, más tar­de, un co­li­rio con an­ti­his­ta­mí­ni­co. Pe­ro con pre­cau­ción: “El con­trol of­tal­mo­ló­gi­co es im­pres­cin­di­ble, por­que los cor­ti­coi­des pueden au­men­tar la ten­sión ocu­lar y eso, mal con­tro­la­do, pro­vo­car un glau­co­ma”, ex­po­ne el dr. Llo­vet. S. VI­VAS.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.