“Ofre­ce­mos a los ilus­tra­do­res un lu­gar pa­ra ge­ne­rar pro­yec­tos”

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Vidas Privadas -

Eso fue el mun­do de los mu­seos pa­ra In­ma­cu­la­da Cor­cho (Cá­ce­res, 1968) cuan­do, re­cién li­cen­cia­da en His­to­ria del Ar­te, en­tró en prác­ti­cas en el mo­des­to Mu­seo Re­gio­nal de Évo­ra, en Por­tu­gal. “Era fas­ci­nan­te. Me veía a mí, re­cién lle­ga­da y con vein­ti­po­cos, mo­vien­do pie­zas an­ti­guas de oro y pla­ta, ca­ta­lo­gán­do­las. Allí hi­ce de to­do, has­ta crear la ba­se de da­tos. Apren­dí mu­chí­si­mo. No sa­bía ni que exis­tía una pro­fe­sión así y me di cuen­ta que la vi­da aca­dé­mi­ca, mi pri­me­ra op­ción, no me in­tere­sa­ba”, re­me­mo­ra. Tras fi­na­li­zar un Más­ter en Mu­seo­gra­fía y Téc­ni­cas Ex­po­si­ti­vas, que en­ton­ces era una novedad en Es­pa­ña, aco­me­tió la crea­ción de la Sa­la de Ex­po­si­cio­nes de las Co­lec­cio­nes ICO, en Ma­drid, cer­ca de las Cor­tes, don­de es­tu­vo 11 años, pa­ra lue­go sal­tar a otro pro­yec­to tam­bién en pa­ña­les: el pri­mer mu­seo crea­do por un me­dio de co­mu­ni­ca­ción en nues­tro país, y tam­bién el pri­me­ro de­di­ca­do por en­te­ro al di­bu­jo y la ilustración: el Mu­seo ABC. “Da­ba mu­cho vér­ti­go, por­que no es­ta­ba ni la es­truc­tu­ra mon­ta­da, ni la co­lec­ción ca­ta­lo­ga­da, ni el mo­de­lo de­fi­ni­do. Con el pro­ble­ma aña­di­do de una de las ma­yo­res cri­sis eco­nó­mi­cas de la his­to­ria, par­ti­cu­lar­men­te vi­ru­len­ta pa­ra los me­dios de co­mu­ni­ca­ción. Es jus­to ala­bar que ABC, si bien re­co­no­ce, va­lo­ra y cui­da el pa­tri­mo­nio que ate­so­ra, ha asu­mi­do un ries­go enor­me pa­ra lle­var­lo ade­lan­te”, ad­mi­te. Por­que, se­gún ella, que se de­fi­ne co­mo una directora téc­ni­ca, ape­ga­da más a la ges­tión, “po­ner la ca­sa bo­ni­ta, los mue­bles bien dis­pues­tos, in­vi­tar a los ami­gos a que la co­noz­can… eso es sen­ci­llí­si­mo. Man­te­ner un mu­seo abier­to es una la­bor ti­tá­ni­ca, más aún cuan­do es una ins­ti­tu­ción pri­va­da y en un país don­de, por de­cir­lo ama­ble­men­te, no so­mos los ma­yo­res vi­si­tan­tes de mu­seos del pla­ne­ta”. Con to­do, el mo­de­lo mu­seís­ti­co pro­pues­to por In­ma­cu­la­da Cor­cho ha lo­gra­do du­pli­car las vi­si­tas –de 50.000 a 115.000 el úl­ti­mo año– a es­te cén­tri­co, mo­derno e im­pe­ca­ble edi­fi­cio, que po­see un gran pa­tri­mo­nio: aque­llos di­bu­jos y pin­tu­ras que Tor­cua­to Luca de Te­na re­qui­rió a ar­tis­tas del mo­men­to cuan­do creó, en 1891, la re­vis­ta ilus­tra­da Blan­co y Ne­gro y lue­go el dia­rio ABC, a par­tir de 1913, am­bos me­mo­ria in­dis­pen­sa­ble de nues­tro país. “Que ha­ya­mos apa­re­ci­do ha per­mi­ti­do a di­bu­jan­tes e ilus­tra­do­res, que los hay mag­ní­fi­cos, te­ner un lu­gar al que acu­dir y po­der ge­ne­rar pro­yec­tos. Es un te­rreno vir­gen”. Cor­cho pien­sa que “es­te ofi­cio se apren­de tra­ba­jan­do. La ex­pe­rien­cia cuen­ta mu­chí­si­mo. La pre­pa­ra­ción tam­bién, por­que la in­for­ma­ción téc­ni­ca es ne­ce­sa­ria. To­do lo de­más es sen­ti­do co­mún. Hay que re­no­var la mu­seo­gra­fía: un mu­seo ha de es­tar in­te­gra­do, ser abier­to, di­ri­gir­se a mu­chos pú­bli­cos que lo usen co­mo una ac­ti­vi­dad más de ocio, ci­men­tar su la­bor edu­ca­ti­va, fa­ci­li­tar ac­ti­vi­da­des dis­pa­res y vin­cu­lar­lo con lo que es­tá pa­san­do aho­ra mis­mo en el ar­te”. Más in­fo. mu­seo.abc.es “Man­te­ner un mu­seo abier­to es una la­bor ti­tá­ni­ca, so­bre to­do en es­te país”.

UN DES­CU­BRI­MIEN­TO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.