Evi­tar erro­res

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Nuestros Hijos -

Los ni­ños jue­gan a los mé­di­cos. So­lo de­ben ser in­te­rrum­pi­dos en ca­so de que ha­ya di­fe­ren­cia de edad o si uno de ellos es obli­ga­do. Hay que evi­tar me­ter­les mie­do con el se­xo por lo que les pue­da pa­sar: em­ba­ra­zo o en­fer­me­da­des. Si en el mo­men­to de la pre­gun­ta no se sa­be qué res­pon­der, se pien­sa y des­pués se le re­cuer­da y se res­pon­de. A ellos no se les ol­vi­da lo que les in­tere­sa. son re­ser­va­dos, por ello hay que bus­car el mo­men­to pa­ra in­for­mar­les de as­pec­tos que tie­nen que te­ner en cuen­ta. Las chi­cas, acom­pa­ña­das por su ma­dre, ten­drían que visitar al gi­ne­có­lo­go cuan­do tie­nen la mens­trua­ción, pa­ra que les in­for­me so­bre su cuer­po. Los pa­dres de­ben ha­blar de se­xua­li­dad a sus hi­jos y las ma­dres, a sus hi­jas, ya que am­bos se iden­ti­fi­can con el pro­ge­ni­tor del mis­mo se­xo. Si un hi­jo pe­que­ño pre­gun­ta por el ori­gen de su vi­da o un ado­les­cen­te no sa­be qué ha­cer con su de­seo hay que in­for­mar­les. Al pe­que­ño hay que ex­pli­car­le el ac­to se­xual y al ado­les­cen­te hay que ase­gu­rar­le que los mie­dos son ló­gi­cos y

Oque el en­cuen­tro se­xual hay que ha­cer­lo de for­ma se­gu­ra. Jun­to a es­ta in­for­ma­ción, hay que de­cir­le que el de­seo de que na­cie­ra es lo que le tra­jo al mun­do, y que el de­seo de co­no­cer al otro ín­ti­ma­men­te, en el ca­so del ado­les­cen­te, es el que le con­du­ce a que­rer es­tar con él, y a que los mie­dos se va­yan su­peran­do pa­ra dis­fru­tar de la re­la­ción. Fra­nçoi­se Dol­to, psicoanalista de ni­ños, re­co­mien­da con­tes­tar a la pre­gun­ta de los pe­que­ños acer­ca de dón­de vie­nen lo ni­ños re­mi­tién­do­se a su de­seo de vivir: “Tu que­rías na­cer y no­so­tros que­ría­mos te­ner un hi­jo. Nos en­con­tra­mos los tres y tú co­men­zas­te a cre­cer en mi vien­tre”. El ac­to se­xual no lo ex­pli­ca to­do. Si so­lo les con­ta­mos la es­fe­ra fi­sio­ló­gi­ca, con­ver­ti­mos, se­gún Dol­to, al cuer­po en me­ra car­ne. De ahí la im­por­tan­cia de ha­blar­les tam­bién de amor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.