FLY BY

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Qué Hay De Nuevo -

Aprincipios del si­glo XX, los ar­tis­tas de los mo­vi­mien­tos van­guar­dis­tas co­men­za­ron a rea­li­zar re­pre­sen­ta­cio­nes ar­tís­ti­cas con ac­cio­nes en vi­vo. El ele­men­to cons­ti­tu­ti­vo de la obra ar­tís­ti­ca es aho­ra el su­je­to mis­mo, no el ob­je­to por me­dio del cual se ex­pre­sa. Es de­cir, no son la pin­tu­ra ni la es­cul­tu­ra los que im­por­tan, sino lo poé­ti­co que re­pre­sen­tan, a lo cual aho­ra se le bus­ca dar vi­da y ex­pre­sar por nue­vas vías. En el ar­te con­tem­po­rá­neo, en­tre las di­fe­ren­tes for­mas de ex­pre­sión se en­cuen­tra la per­for­man­ce, o “el ar­te vi­vo”, que se re­fie­re jus­ta­men­te a es­tas ac­cio­nes en vi­vo re­la­cio­na­das con la ac­ción poé­ti­ca, la in­ter­me­dia, la poe­sía vi­sual y otras for­mas de ex­pre­sión. Uno de los ar­tis­tas per­te­ne­cien­tes a es­ta co­rrien­te que más ha lla­ma­do la aten­ción es el es­ta­dou­ni­den­se Du­ke Ri­ley. Re­si­den­te en Brooklyn (Nue­va York), Ri­ley ya ha he­cho rui­do en otras oca­sio­nes, pe­ro no ha­bía con­se­gui­do el re­co­no­ci­mien­to que se le ha da­do en es­ta oca­sión, in­clu­so sien­do lla­ma­do por The New York Ti­mes “una re­ve­la­ción”. Su obra Fly by Night (“vue­la de no­che”) de­jó bo­quia­bier­tos a mi­les de ciu­da­da­nos cuan­do una no­che 2.000 pa­lo­mas en­tre­na­das, ca­da una con una pe­que­ñí­si­ma bom­bi­lla LED, so­bre­vo­la­ron el cie­lo os­cu­ro de Brooklyn. Ca­da vier­nes, sá­ba­do y do­min­go, des­de el 7 de ma­yo, des­de los an­ti­guos as­ti­lle­ros de la Ar­ma­da de Es­ta­dos Uni­dos don­de Ri­ley tie­ne su enor­me palomar, con los úl­ti­mos ra­yos de luz, se ele­van con­tra el os­cu­ro cie­lo mi­les de lu­ce­ci­tas que lle­nan el cie­lo de Nue­va York y bai­lan en­tre ellas y se mez­clan con el ale­tear de la li­ber­tad. Un es­pec­tácu­lo sin du­da pre­cio­so. El lien­zo que di­bu­ja el vuelo de 2.000 pa­lo­mas es ar­te ya de por sí, es per­fec­to. La luz so­lo es­tá pa­ra atraer

Onues­tra aten­ción a la ma­gia del mo­vi­mien­to. Es ver­dad que los mé­to­dos de su per­for­man­ce han sus­ci­ta­do con­tro­ver­sia, pe­ro la reali­dad es que, ca­da vez más, es­tas nue­vas ex­pre­sio­nes bus­can ha­cer del mun­do en­te­ro su es­ce­no­gra­fía, su lien­zo, su li­bro, su poe­ma. ¿Y qué len­gua­je hay más po­de­ro­so que el que el pro­pio mun­do sea ar­te?

Ali­ce Bra­ga, en dos imá­ge­nes pro­mo­cio­na­les de la se­rie.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.