Re­cu­pe­ra tu cen­tro.

Ejer­ci­tar el equi­li­brio es po­si­ble y sen­ci­llo si se­gui­mos las in­di­ca­cio­nes de es­tas cua­tro asa­nas.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Sumario - XUAN LAN Por

De par­ti­da. Jun­ta los pies y ve­ri­fi­ca que am­bas pier­nas so­por­tan el mis­mo pe­so. Lle­va el co­xis ha­cia de­lan­te y as­cien­de las cos­ti­llas flo­tan­tes. Man­tén el men­tón pa­ra­le­lo al sue­lo. En­san­cha los hom­bros y co­lo­ca los bra­zos a los la­dos, en lí­nea con las ca­de­ras. Man­tén las pos­tu­ra du­ran­te tres res­pi­ra­cio­nes con los ojos abier­tos y otros tres con los ojos ce­rra­dos. Pa­la­bra de ex­per­ta. Eje­cu­ta­da co­rrec­ta­men­te es­ta pos­tu­ra es­ta­bi­li­za el cuer­po y for­ta­le­ce los mus­los, las ro­di­llas, los to­bi­llos, el ab­do­men y las nal­gas.

Pa­ra la ca­de­ra. Par­tien­do de la pri­me­ra pos­tu­ra de la ta­bla, da un pa­so atrás con una de las pier­nas. Al es­pi­rar, trans­fie­re el pe­so ha­cia la que ha que­da­do ade­lan­ta­da y ele­va el ta­lón de la tra­se­ra. Bas­cu­la el tron­co y los bra­zos es­ti­ra­dos ha­cia de­lan­te has­ta que que­den pa­ra­le­los al sue­lo y, al mis­mo tiem­po, ele­va la pier­na iz­quier­da has­ta de­jar la ca­de­ra pa­ra­le­la al sue­lo. Pa­la­bra de ex­per­ta. Es­ta asa­na me­jo­ra el equi­li­brio y for­ta­le­ce los múscu­los de las pier­nas y de la es­pal­da.

Con una pier­na. Tras­la­da el pe­so al pie de­re­cho. Con la mano co­lo­ca el ta­lón del pie iz­quier­do, cer­ca del pu­bis, con la plan­ta apo­ya­da en el mus­lo. Jun­ta las pal­mas de las ma­nos en el cen­tro del pe­cho y, cuan­do sien­tas es­ta­bi­li­za­do el equi­li­brio, ins­pi­ra y ele­va los bra­zos man­te­nien­do las pal­mas jun­tas. Man­tén la pos­tu­ra cin­co res­pi­ra­cio­nes y cam­bia de la­do. Pa­la­bra de ex­per­ta. Fi­ja la mi­ra­da en al­gún pun­to vi­si­ble fren­te a ti du­ran­te to­do el ejer­ci­cio. La cla­ve del equi­li­brio es­tá en la mi­ra­da.

Apun­tan­do al cie­lo. Des­de la pos­tu­ra de la mon­ta­ña, al ins­pi­rar, do­bla las ro­di­llas y le­van­ta los bra­zos es­ti­ra­dos, man­te­nién­do­los cer­ca de las ore­jas sin ten­sar los hom­bros. Al es­pi­rar, lle­va li­ge­ra­men­te el pe­so ha­cia los ta­lo­nes, de tal ma­ne­ra que pue­das ver los de­dos de tus pies. Man­tén la pos­tu­ra cin­co res­pi­ra­cio­nes. Pa­la­bra de ex­per­ta. Es­ta asa­na for­ta­le­ce es­pe­cial­men­te la co­lum­na ver­te­bral. Ade­más, es­ti­ra los hom­bros y el pe­cho, y es­ti­mu­la los ór­ga­nos ab­do­mi­na­les.

GUE­RRE­RO 3

MON­TA­ÑA

ÁR­BOL

SI­LLA

Mi dia­rio de yo­ga (Gri­jal­bo /Wo­men’s Health).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.