MAURO BRA­VO Y MA­RÍA DEL MÁR­MOL

Fun­da­ron el es­tu­dio de ar­qui­tec­tu­ra Mar­mol­bra­vo.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - En Directo -

Co­rría el año 2000 cuan­do una be­ca Eras­mus los reunió en Ho­lan­da. En­ton­ces sur­gió el amor en­tre es­tos dos ar­qui­tec­tos… en to­das las es­fe­ras. “Cuan­do tra­ba­jas con al­guien sa­bes en­se­gui­da si co­nec­tas o no –ex­pli­ca Mauro Bra­vo–, Ma­ri­na es más téc­ni­ca y yo más plás­ti­co, nos com­ple­men­ta­mos”. Esa sin­to­nía con­ti­nuó en el pe­ri­plo uni­ver­si­ta­rio res­tan­te, ya en Es­pa­ña; en sus pro­yec­tos de fin de ca­rre­ra, que rea­li­za­ron en el mis­mo es­tu­dio de ar­qui­tec­tu­ra: y, por fin, en la crea­ción de su pro­pio es­tu­dio. “Aho­ra, to­do que­da en ca­sa”, cuen­ta Ma­ri­na del Már­mol en la se­de de Mar­mol­bra­vo –com­bi­na­ción de sus ape­lli­dos–, que es tam­bién el ho­gar de sus dos hi­jos, Illán y Mi­lo. “Nues­tra pro­fe­sión re­quie­re de tan­to es­fuer­zo im­pre­vi­si­ble que es tran­qui­li­za­dor sa­ber que tu pareja ha pa­sa­do por lo mis­mo ese día; eso te qui­ta pre­sión. ¡Es más fá­cil la com­pren­sión que la con­ci­lia­ción! Es­ta­mos los dos en el mis­mo bar­co, y el res­to de la fa­mi­lia ayu­da pa­ra se­guir con ese rit­mo”, dice Ma­ri­na. Aun­que los ries­gos siem­pre exis­ten. “A ve­ces, es inevi­ta­ble me­ter el tra­ba­jo en ca­sa; lo sa­lu­da­ble es in­ten­tar que no ocu­rra”, ase­gu­ra Mauro, que im­pro­vi­sa una me­tá­fo­ra: “Los pro­yec­tos de ar­qui­tec­tu­ra son a lar­go pla­zo: par­ten de una idea y el tra­ba­jo del día a día ha­ce que sea reali­dad. En el pro­ce­so ha­brá es­co­llos, pro­ble­mas… El amor se pa­re­ce, so­lo que se cons­tru­ye una fa­mi­lia”.

Te qui­ta pre­sión sa­ber que tu pareja pa­sa por lo mis­mo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.