La au­tén­ti­ca reina de las FIES­TAS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Mujeres En Primera Línea -

AE­va na­die es ca­paz de de­cir­le no. No exis­te en Es­ta­dos Uni­dos, con per­mi­so de An­na Win­tour, una an­fi­trio­na con más gan­cho que es­ta co­rea­na mul­ti­mi­llo­na­ria, per­fec­to ejem­plo de lo que ha de ser una so­cia­li­té. Tan­to es así que cuan­do Chow di­ce ven, Leonardo di Ca­prio, Al Pa­cino, Sean Penn o Kan­ye West lo de­jan to­do. Así pues, el ca­mino que lle­va a sus fies­tas es un pa­seo de la fa­ma cua­ja­di­to de es­tre­llas. Ade­más, Eva Chow tie­ne la suer­te de es­tar me­ti­da en el mun­do del ar­te, lo cual da a sus fies­tas to­da­vía más re­lum­brón. Lle­va nue­ve años or­ga­ni­zan­do la ga­la Art + Film, que ce­le­bra anual­men­te el Mu­seo de Ar­te del Con­da­do de Los Án­ge­les (de cu­yo pa­tro­na­to es miem­bro), y que ella pre­si­de mano a mano con Di Ca­prio. Por allí des­fi­la ca­da año lo más gra­na­do y ar­tís­ti­co de la farándula es­ta­dou­ni­den­se. Na­da que ver con Pa­ris Hil­ton ni con el bri­llo do­ra­do y un tan­to va­cuo del pro­ver­bial Be­verly Hills. Chow, que ma­ne­ja una agen­da que es su pro­pio L.A. Con­fi­den­cial, es en el fon­do una me­ce­nas que tam­bién se fo­to­gra­fía abra­za­da a Karl La­ger­feld y ha­bla ma­ra­vi­llas de otros di­se­ña­do­res de pri­me­ra fi­la, co­mo He­di Sli­ma­ne o Al­ber El­baz. Mien­tras, su fi­gu­ra co­ti­za al al­za en la bol­sa del gla­mour, siem­pre con la com­pli­ci­dad de su ma­ri­do des­de ha­ce más de 20 años, el exi­to­so em­pre­sa­rio Mi­chael Chow. Él no se de­di­ca al mun­do de los ne­go­cios, sino al uni­ver­so de la res­tau­ra­ción, don­de reina su ca­de­na de lu­jo Mr. Chow, con lo­ca­les en Londres, Nue­va York, Las Ve­gas, Mia­mi... Repu­tado de­co­ra­dor y co­lec­cio­nis­ta de ar­te, él mis­mo se ocu­pó del di­se­ño de sus res­tau­ran­tes, igual que lo hi­zo con las bou­ti­ques de Ar­ma­ni. Ade­más, Chow es tam­bién ac­tor, igual que su pa­dre y que su her­ma­na, Tsai Chin, que fue chi­ca Bond en So­lo se vi­ve una vez (1967) y en 2006 apa­re­ció en otra de las en­tre­gas del agen­te 007: Ca­sino Ro­ya­le. El se­ñor y la se­ño­ra Chow son tal pa­ra cual. Su casa, que fue an­tes mo­ra­da de Andy War­hol, es lo que ha he­cho crecer la re­le­van­cia so­cial de Eva. En ella, desa­yu­na an­te las obras de Da­vid Hock­ney, del en­fant te­rri­ble Da­mien Hirst o de su ín­ti­mo ami­go Ju­lian Sch­na­bel, que cuel­gan en las pa­re­des de un ho­gar di­se­ña­do a ima­gen y se­me­jan­za de nues­tro Mu­seo Reina So­fía. A to­do ello hay que po­ner­le el aderezo orien­tal de Eva y el as­pec­to de mu­ñe­ca de por­ce­la­na con jo­yas art dé­co que lu­ce. Tan tra­ba­ja­do­ra co­mo apa­sio­na­da, una de sus fra­ses fa­vo­ri­tas es: “Cuan­do te has lan­za­do al agua, apren­des a na­dar”. Ella, des­de lue­go, ha apren­di­do a mo­ver­se co­mo un pez en­tre la bohe­mia y el ar­te. A. CAS­TI­LLO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.