NI CON­TI­GO ni sin ti

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Salud -

Hay po­cos con­cep­tos en torno a los que se ha­ya crea­do una maraña tan es­pe­sa de mi­tos y ta­búes co­mo la mens­trua­ción. Por una par­te las mu­je­res la vi­ven co­mo un in­cor­dio y lle­van mal las molestias y el do­lor; pe­ro, por otra, la re­gla tie­ne tam­bién un efec­to tran­qui­li­za­dor so­bre un es­ta­do de apa­ren­te nor­ma­li­dad y les ha­ce sen­tir jó­ve­nes, “mu­chas la con­si­de­ran un signo de ju­ven­tud, por­que su au­sen­cia se re­la­cio­na con la me­no­pau­sia y es­ta, a su vez, con la ve­jez”, cons­ta­ta la dra. Mª Jesús Can­ce­lo. ¿Que­re­mos en­ton­ces te­ner la re­gla? Esa es la pre­gun­ta que se plan­teó a mu­je­res de en­tre 15 y 49 años, de di­ver­sos paí­ses de Eu­ro­pa, Amé­ri­ca del Nor­te y La­ti­noa­mé­ri­ca y pu­bli­ca­do en The Eu­ro­pean Journal of Con­tra­cep­tion & Re­pro­duc­ti­ve Health Ca­re. Ca­si un ter­cio de las en­cues­ta­das afir­mó que el san­gra­do tie­ne un im­pac­to ne­ga­ti­vo en su vi­da dia­ria. El 50% desea­ría que exis­tie­ra la po­si­bi­li­dad de de­ci­dir cuán­do se pro­du­ce y el 34% pre­fe­ri­ría te­ner­la ca­da dos o tres me­ses. Pe­ro no que­rrían des­pe­dir­se de ella pa­ra siem­pre.

sim­ple­men­te por­que, al no ha­ber ovu­la­ción, el cuer­po no se pre­pa­ra pa­ra el em­ba­ra­zo y esa mem­bra­na no au­men­ta de ta­ma­ño”, ex­pli­ca la dra. Can­ce­lo. Di­ga­mos que la na­tu­ra­le­za hi­zo a la es­pe­cie hu­ma­na es­pe­cial des­de el pun­to de vis­ta re­pro­duc­ti­vo y nos con­ce­dió la fa­cul­tad de te­ner un ci­clo re­pro­duc­ti­vo de 28 días que vuel­ve a em­pe­zar ca­da mes pa­ra te­ner una nue­va opor­tu­ni­dad de que­dar­nos em­ba­ra­za­das. “Po­dría­mos de­cir que la re­gla no es otra co­sa que la evi­den­cia de un fra­ca­so: que no ha ha­bi­do em­ba­ra­zo. Pe­ro cuan­do la es­pe­cie ha lle­ga­do al pun­to de po­der de­ci­dir cuán­do quie­re in­ten­tar la ges­ta­ción, es­ta si­tua­ción de re­no­va­ción men­sual del ci­clo no apor­ta na­da”, ex­pli­ca el dr. Rey. Sin em­bar­go, no to­dos es­tán de acuer­do con es­ta vi­sión. “No creo en un cri­te­rio de uti­li­dad. Su pre­sen­cia con nor­ma­li­dad, con ci­clos de 28 días, san­gra­do de un día fuer­te y tres flo­jos, y sin do­lor, son un in­di­ca­dor de que hay ar­mo­nía en el cuer­po y que no hay si­tua­cio­nes de es­trés. No te­ner mens­trua­ción en fa­se re­pro­duc­ti­va es­tá uni­do a al­gu­na pa­to­lo­gía”, afir­ma una de las vo­ces más crí­ti­cas, la dra. Car­me Valls Llo­bet, en­do­cri­nó­lo­ga y di­rec­to­ra del Pro­gra­ma Mu­jer, Sa­lud y Ca­li­dad de Vi­da del CAPS (Cen­tro de Ana­li­sis y Pro­gra­mas Sa­ni­ta­rios). Pe­ro sus ob­je­cio­nes van más allá y sub­ra­ya los po­si­bles efec­tos

Ose­cun­da­rios de una hor­mo­na­ción cons­tan­te: “Trom­boem­bo­lis­mo ve­no­so, obe­si­dad y dis­rup­ción en­do­cri­na con in­cre­men­to de en­fer­me­da­des au­to­in­mu­nes. En oca­sio­nes fa­vo­re­ce el au­men­to de in­fec­cio­nes de ori­na y va­gi­na­les, y se ha aso­cia­do a un in­cre­men­to de cán­cer de ma­ma”, ad­vier­te. Los ex­per­tos en gi­ne­co­lo­gía se­ña­lan que la píl­do­ra que se pon­drá en cir­cu­la­ción pró­xi­ma­men­te com­par­te las mis­mas con­tra­in­di­ca­cio­nes que la clásica: es­tá con­tra­in­di­ca­da pa­ra mu­je­res con car­dio­pa­tías, al­te­ra­cio­nes de la cir­cu­la­ción san­guí­nea o de la coa­gu­la­ción, hi­per­ten­sión ar­te­rial, en­fer­me­da­des he­pá­ti­cas o dia­be­tes. Tam­po­co se re­co­mien­da a fu­ma­do­ras ma­yo­res de 35 años, obe­sas o con al­te­ra­cio­nes en los ni­ve­les de co­les­te­rol o con neo­pla­sias hor­mono-de­pen­dien­tes. “Co­mo cual­quier me­di­ca­men­to, siem­pre va a ha­ber al­gún ca­so en el que no sien­te bien, pe­ro ma­yo­ri­ta­ria­men­te tan­to los es­tu­dios co­mo la ex­pe­rien­cia clí­ni­ca mun­dial de­mues­tran que se to­le­ra muy bien”, se­ña­la la dra. Martínez. Por mo­ti­vos de ido­nei­dad te­ra­péu­ti­ca o de pre­fe­ren­cias per­so­na­les, Sea­so­ni­que no se­rá una op­ción pa­ra to­do el mun­do, sim­ple­men­te una más que se su­ma al ca­tá­lo­go de mé­to­dos an­ti­con­cep­ti­vos. So­lo a ca­da mu­jer le co­rres­pon­de de­ci­dir si quie­re, o no, sal­tar­se las re­glas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.