SUE­LOS

No to­do va a ser pos­tu­ras im­po­si­bles: hay que te per­mi­ten te­ner un pun­to de apo­yo e, in­clu­so,

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Yoga En Casa -

De pie con los pies jun­tos, da un gran pa­so atrás con la pier­na iz­quier­da. Des­cien­de la ro­di­lla iz­quier­da has­ta el sue­lo y gi­ra el tor­so has­ta que que­de en­ci­ma de la ro­di­lla de­re­cha. Al ins­pi­rar, ex­tien­de el bra­zo iz­quier­do ha­cia arri­ba; y, al es­pi­rar, gi­ra el tron­co ha­cia la de­re­cha has­ta que el co­do que­de co­lo­ca­do en el ex­te­rior de la ro­di­lla. In­cre­men­ta la tor­sión des­de el om­bli­go y une las ma­nos en el pe­cho pre­sio­nan­do el co­do con­tra la ro­di­lla de­re­cha. Pa­la­bra de ex­per­ta. Gra­cias a es­ta tor­sión, es­ti­mu­la­rás to­dos los ór­ga­nos ab­do­mi­na­les. Es­ti­rar la es­pal­da. Em­pie­za tum­ba­da en el sue­lo bo­ca arri­ba con los bra­zos en cruz. Al ins­pi­rar, do­bla las ro­di­llas y llé­va­las al pe­cho. Al es­pi­rar, dé­ja­las caer ha­cia un la­do mi­ran­do ha­cia el con­tra­rio y man­te­nien­do los dos hom­bros pe­ga­dos al sue­lo. Man­tén la pos­tu­ra cin­co res­pi­ra­cio­nes an­tes de cam­biar de la­do. Pa­la­bra de ex­per­ta. Si quie­res es­ti­rar más la cin­tu­ra y la es­pal­da, sube un po­co las ro­di­llas ha­cia el pe­cho. Con es­ta asa­na con­se­gui­rás re­la­jar to­da la co­lum­na ver­te­bral. Tum­ba­da bo­ca aba­jo, apo­ya las ma­nos y los pies y ele­va el cuer­po has­ta que que­de rec­to co­mo una plan­cha. Al ins­pi­rar, gi­ra los ta­lo­nes ha­cia el la­do de­re­cho, de­jan­do el pe­so en el bor­de del pie. Al es­pi­rar, ali­nea los dos bra­zos es­ti­ran­do el iz­quier­do ha­cia arri­ba, gi­ra la ca­be­za pa­ra mi­rar la mano iz­quier­da y bus­ca el equi­li­brio. Man­tén cin­co res­pi­ra­cio­nes y re­pi­te con el la­do con­tra­rio. Pa­la­bra de ex­per­ta. Es­ta pos­tu­ra for­ta­le­ce el ab­do­men y ayu­da a me­jo­rar la con­cen­tra­ción. asa­nas

OP­la­cer in­fan­til. Em­pie­za es­ti­ra­da en el sue­lo bo­ca arri­ba, do­bla las ro­di­llas y su­je­ta la plan­ta de los pies con las ma­nos, man­te­nien­do to­da la es­pal­da pe­ga­da en el sue­lo. Acer­ca las ro­di­llas a las axi­las man­te­nien­do las plan­tas de los pies ha­cia el te­cho. Si te re­sul­ta di­fí­cil, pue­des usar un cin­tu­rón pa­ra aga­rrar­te los pies. Man­tén la pos­tu­ra du­ran­te cin­co res­pi­ra­cio­nes. Pa­la­bra de ex­per­ta. Es­ta pos­tu­ra li­be­ra la ten­sión de la es­pal­da ba­ja y el sa­cro, ade­más de re­sul­tar muy re­la­jan­te. relajarte. (Gri­jal­bo /Wo­men’s Health).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.