El ho­mi­ci­dio del “otro”

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Psicoactualidad -

Un sui­ci­dio es, des­de el pun­to de vis­ta psi­coa­na­lí­ti­co, un ho­mi­ci­dio del “otro”, del in­cons­cien­te. Una par­te del psi­quis­mo anu­la al yo, lo des­tru­ye y di­ri­ge ha­cia sí mis­mo to­da la agre­sión que no pue­de tra­mi­tar ha­cia fue­ra. Aban­do­na­da por su pa­dre, trai­cio­na­da por su ex­no­vio y hu­mi­lla­da por su ciu­dad, Ti­zia­na lo tu­vo di­fí­cil. Pa­ra sui­ci­dar­se se ne­ce­si­ta un psi­quis­mo frá­gil, pe­ro las con­di­cio­nes ex­ter­nas pue­den fa­vo­re­cer­lo, pues to­dos te­ne­mos un lí­mi­te de agre­sio­nes que podemos so­por­tar. hom­bre se re­co­no­cen co­mo un mé­ri­to. Qui­zá, en la fan­ta­sía do­mi­nan­te mas­cu­li­na, las mu­je­res con se­xua­li­dad son des­pre­cia­bles. Ti­zia­na fue aban­do­na­da por su pa­dre al mes de na­cer y da­ba la im­pre­sión de bus­car un hom­bre que la mi­ra­ra. Al no­vio con el que con­vi­vió el año an­te­rior a su sui­ci­dio le gus­ta­ba gra­bar­la con otros. Ellos ne­ce­si­ta­ban mi­rar; ella, ser mi­ra­da. Ti­zia­na te­nía un cuer­po de mo­de­lo que ella mis­ma des­tru­yó. La pre­sión y el su­fri­mien­to in­terno fue­ron de­ma­sia­do al­tos. La mi­ra­da que bus­ca­ba no se re­fe­ría so­lo a su cuer­po, pe­ro so­lo con­si­guió eso y la bur­la. No pu­do cam­biar su “yo” pa­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.