Su­ple­men­to Un para

¿Quie­res con­ser­var un sano? Ase­gú­ra­te de que al­go no te fal­te: la vi­ta­mi­na Ma­ri­sol Gui­sa­so­la

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Salud -

B12. Por “In­clu­so, nue­vos da­tos ex­traí­dos de es­te es­tu­dio in­di­can có­mo la die­ta me­di­te­rrá­nea ayu­da a pre­ve­nir el de­cli­ve cog­ni­ti­vo que con­du­ce a la en­fer­me­dad de Alz­hei­mer y otras de­men­cias, ade­más de cán­ce­res, in­far­tos e ic­tus”, ex­pli­ca Mi­guel Ángel Mar­tí­nez, pro­fe­sor de la Universidad de Na­va­rra, miem­bro del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción Bio­mé­di­ca en Red CIBEROBN y coau­tor de di­cho tra­ba­jo. ¿Fin de la cues­tión? La­men­ta­ble­men­te, no. Por­que, aun­que si­ga­mos una die­ta per­fec­ta, po­de­mos desa­rro­llar ca­ren­cias nu­tri­cio­na­les ca­pa­ces de au­men­tar el ries­go de de­te­rio­ro men­tal. Nue­vos es­tu­dios han re­la­cio­na­do la de­fi­cien­cia de vi­ta­mi­na B12 con un ma­yor ries­go de pa­de­cer tras­tor­nos men­ta­les, in­clui­da la pér­di­da de me­mo­ria y la de­pre­sión, y no so­lo en ancianos. Co­mo ejem­plo, ci­tan ca­sos de pa­cien­tes in­gre­sa­das por de­pre­sión gra­ve que, al com­pro­bar que te­nían ni­ve­les muy ba­jos de vi­ta­mi­na B12 y ad­mi­nis­trar­les in­yec­cio­nes de di­cha vi­ta­mi­na, re­cu­pe­ra­ban su energía. “El dé­fi­cit de vi­ta­mi­na B12 es más fre­cuen­te de lo cree­mos y es­tá de­trás de más ca­sos de tras­tor­nos men­ta­les de lo que pen­sa­mos”, se­ña­lan ex­per­tos de la Way­ne Sta­te Uni­ver­sity de De­troit (EE.UU.).

Cues­tión de es­tó­ma­go

ce­re­bro ¿Por qué se pro­du­ce esa ca­ren­cia? La ex­pli­ca­ción es­tá en la pér­di­da pro­gre­si­va de la ca­pa­ci­dad del apa­ra­to di­ges­ti­vo para ex­traer di­cha vi­ta­mi­na a par­tir de los ali­men­tos ri­cos en pro­teí­na ani­mal (co­mo car­nes, pes­ca­dos, hue­vos, lác­teos...), que son los que la con­tie­nen. “Se cal­cu­la que en­tre el 10 y el 30% de las per­so­nas de más de 50 años po­drían no pro­du­cir su­fi­cien­te áci­do en el es­tó­ma­go co­mo para li­be­rar la vi­ta­mi­na B12 que su or­ga­nis­mo y su ce­re­bro ne­ce­si­tan”, se­ña­lan los ex­per­tos de la Universidad de Ox­ford. Tan­to es así, que un apor­te su­ple­men­ta­rio de B12 pue­de ayu­dar a pre­ve­nir la pér­di­da de me­mo­ria aso­cia­da a las de­men­cias. La prue­ba de ello se en­cuen­tra en re­cien­te es­tu­dio rea­li­za­do por di­cha universidad con 270 per­so­nas ma­yo­res afec­ta­das de de­te­rio­ro men­tal le­ve y con dé­fi­cit de vi­ta­mi­na B12. Es­ta in­ves­ti­ga­ción re­ve­la có­mo al­tas do­sis de di­cha vi­ta­mi­na fre­na­ron el desa­rro­llo de Alz­hei­mer. Pe­ro no so­lo los ancianos pro­du­cen can­ti­da­des in­su­fi­cien­tes de áci­do gás­tri­co. Se­gún el es­tu­dio Fra­ming­ham Offs­pring (que ha se­gui­do a más de 5.000 adul­tos jó­ve­nes), la ab­sor­ción in­su­fi­cien­te de vi­ta­mi­na B12 a par­tir de los ali­men­tos se da in­clu­so en per­so­nas de en­tre 26 y 49 años. De­trás de di­cho dé­fi­cit es­tán a me­nu­do al­gu­nos de es­tos fac­to­res: 1. Las die­tas ri­cas en ali­men­tos pro­ce­sa­dos y co­mi­da rá­pi­da, que al­te­ran la flo­ra y la mu­co­sa in­tes­ti­na­les. 2. El con­su­mo cró­ni­co de cier­tos fár­ma­cos, en especial an­ti­bió­ti­cos, in­hi­bi­do­res de la bom­ba de pro­to­nes, an­ti­in­fla­ma­to­rios y qui­mio­te­ra­pia. 3. La ci­ru­gía de la obe­si­dad, en la que se re­du­ce par­te del sis­te­ma di­ges­ti­vo. 4. La en­fer­me­dad de Crohn y la ce­lia­quía, que con­lle­van ma­la ab­sor­ción de nu­trien­tes. 5. Ser ve­ge­ta­riano o ve­gano. ¿Qué po­de­mos ha­cer si nos en­con­tra­mos en esa lis­ta? Los ex­per­tos re­co­mien­dan a los pa­cien­tes de ries­go y a los ma­yo­res de 50 años en ge­ne­ral que con­si­gan la ma­yor par­te de la do­sis dia­ria re­co­men­da­da de B12 (de 2,4 mi­cro­gra­mos) a par­tir de un su­ple­men­to nu­tri­cio­nal o de

Has­ta un 30% de los ma­yo­res de 50 años no pro­du­ce su­fi­cien­te áci­do gás­tri­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.