IN­TEN­SO TRÁ­FI­CO DE PANTALLAZOS

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Amor Entre Google Y Facebook - MISS DRA­MAS

En la pro­ce­lo­sa vi­da del es­car­ceo tin­de­riano (de Tin­der), una re­la­ción se­ria no tie­ne lu­gar has­ta que se lle­ga al What­sapp. Tin­der es un agu­je­ro ne­gro por don­de los aman­tes des­apa­re­cen sin avi­sar. Pe­ro, una vez que lo tie­nes en What­sapp, la ecua­ción cam­bia. Y ya no me re­fie­ro a que pue­des com­pro­bar su ho­ra de co­ne­xión, la ve­lo­ci­dad a la que es­cri­be o su pro­to­co­lo de uso de me­mes y fra­ses de Pau­lo Coel­ho. Ade­más de es­tas pres­ta­cio­nes, What­sapp apor­ta una he­rra­mien­ta va­lio­sa que cons­ti­tu­ye la má­xi­ma prue­ba de la ver­dad: los pantallazos.

Para los no­va­tos, un pan­ta­lla­zo es la cap­tu­ra de lo que mues­tra en un mo­men­to con­cre­to la pan­ta­lla del mó­vil. Se con­si­gue apre­tan­do un par de te­clas y sue­le ir acom­pa­ña­do de un chas­qui­do, co­mo si el mó­vil di­je­ra: “¡Lo ten­go!”. Cuan­do el pe­núl­ti­mo hom­bre de mi vi­da de­ci­dió ha­cer una con­fe­sión im­por­tan­te lo hi­zo, co­mo no po­día ser de otra for­ma, por What­sapp. Lle­vá­ba­mos cua­tro me­ses de re­la­ción mo­dé­li­ca. Léa­se, pa­sá­ba­mos tres cuar­tas par­tes del tiem­po char­lan­do en What­sapp y el res­to lo de­di­cá­ba­mos a una re­la­ción fí­si­ca sin fu­tu­ro. Así es­tá­ba­mos cuan­do un buen día re­ci­bo es­te men­sa­je: Él. Ho­li [Hola en plan mi­llen­nial guay]. Que no te ha­bía co­men­ta­do por fal­ta de tiem­po… Mi vi­da es más com­pli­ca­da de lo que pien­sas. [Pau­sa dra­má­ti­ca]. Yo. Ho­li, ¿Tra­ba­jas en la NA­SA? ¿Ha­ces ope­ra­cio­nes a

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.