El fo­tó­gra­fo que SE­DU­JO a la jet-set

Ar­ma­do con su en­can­to per­so­nal, fo­to­gra­fió a los VIPS en el co­ra­zón de sus man­sio­nes. A 10 años de su muer­te, sa­le a la luz un li­bro cen­tra­do en sus re­tra­tos fe­me­ni­nos. Mi­llo­na­rias con to­da su pom­pa y cir­cuns­tan­cia. Por R. Gil

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Hay De Nuevo -

“¿Mi tra­ba­jo? Con­sis­te en fo­to­gra­fiar a gen­te atrac­ti­va ha­cien­do co­sas atrac­ti­vas en lu­ga­res atrac­ti­vos”. Así de sen­ci­lla­men­te veía su la­bor Slim Aarons, re­tra­tis­ta de ca­be­ce­ra de los mi­llo­na­rios oc­ci­den­ta­les a lo lar­go de 50 años. Sin em­bar­go, pa­ra co­lar­se has­ta la pis­ci­na cu­bier­ta de sus man­sio­nes, pa­ra cap­tu­rar­les en sus mo­men­tos más ín­ti­mos, pa­ra trans­mi­tir la be­lle­za irreal de la vi­da en la cum­bre, ha­cía fal­ta po­seer cier­tas cua­li­da­des. Y, a me­di­da que pa­sa­ba de corresponsal de gue­rra (con­de­co­ra­do por su va­lor) a fo­tó­gra­fo de la re­vis­ta Li­fe y de ahí a ar­tis­ta de la jet, Slim apren­dió có­mo mo­ver­se en la al­ta so­cie­dad. Te­nía un ha­bi­li­dad es­pe­cial pa­ra lo­grar que los vip más ce­lo­sos de su vi­da pri­va­da (en­tre ellos, Jackie Ken­nedy, Gra­ce Kelly, Cary Grant, Ma­rilyn Mon­roe o Errol Flynn) le abrie­ran sus puer­tas y po­sa­ran pa­ra él en ela­bo­ra­das com­po­si­cio­nes; a cam­bio, él se ase­gu­ra­ba de ha­cer que sus vi­das de pri­vi­le­gio pa­re­cie­ran aún me­jo­res y ja­más per­mi­tía que una to­ma fal­sa vie­ra la luz, co­mo po­de­mos com­pro­bar en el re­co­pi­la­to­rio más re­cien­te de su obra, Wo­men (Abrams Pu­blis­hing), cen­tra­do en sus re­tra­tos fe­me­ni­nos más gla­mou­ro­sos. Su fi­gu­ra, du­ran­te dé­ca­das, fue tan ha­bi­tual en fies­tas y even­tos que se di­ce que Al­fred Hitch­cock se ins­pi­ró en él (y en su apar­ta­men­to de Man­hat­tan) pa­ra su pe­lí­cu­la La ventana in­dis­cre­ta.

En la otra pá­gi­na, la di­se­ña­do­ra Joan Ti­ger Mor­se (1964). De arri­ba aba­jo, Lau­re de La Ha­ye Jous­se­lin en su cas­ti­llo (1957); Jean Ser­pie­ri en su sa­lón de bai­le, en Ate­nas (1961); y Mar­ga­ret­te Wi­lliams en Nue­va Or­leans (1957). Jun­to al tex­to, por­ta­da del li­bro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.