RA­MÓN Cam­pos

El crea­dor de éxi­tos te­le­vi­si­vos co­mo Vel­vet re­ci­be nues­tro pre­mio al Com­pro­mi­so Mas­cu­lino por pro­du­cir se­ries don­de las mu­je­res tie­nen mu­cho que de­cir.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Viii Premios Mujerhoy - Por M. J. B.

Ha­ce ya 10 años, Ra­món Cam­pos (A Co­ru­ña, 1975) y su es­po­sa, Te­re­sa Fernández Val­dés, fun­da­ron Bam­bú Pro­duc­cio­nes. Po­co po­dían pen­sar en­ton­ces que su com­pa­ñía iba a ser una de las res­pon­sa­bles de la “edad de oro” de nues­tra fic­ción te­le­vi­si­va. A su cuen­ta de éxi­tos, no de­jan de aña­dir nom­bres: Vel­vet, Gran Re­ser­va, Gran Ho­tel, Seis Her­ma­nas... En car­te­ra, mu­chos pro­yec­tos, ca­si to­dos con un pun­to en co­mún: sus pro­ta­go­nis­tas, mu­je­res fuer­tes que lu­chan con­tra los con­ven­cio­na­lis­mos pa­ra al­can­zar sus sue­ños. Mu­jer­hoy. ¿Se sien­te com­pro­me­ti­do con las mu­je­res? Ra­món Cam­pos. Des­de el prin­ci­pio, qui­si­mos una pro­duc­to­ra des­de la que ha­cer se­ries pa­ra el pú­bli­co fe­me­nino y don­de las mu­je­res tu­vie­ran mu­cho que de­cir. En reali­dad, las je­fas de Bam­bú son mu­je­res, em­pe­zan­do por Te­re­sa, mi so­cia y mi mu­jer. Y mu­chos de sus pro­yec­tos es­tán pro­ta­go­ni­za­dos por per­so­na­jes fe­me­ni­nos lu­cha­do­res. Sí, y creo que, en el fon­do, es por­que las mu­je­res que me han ro­dea­do en mi vi­da son así. Mi pa­dre era ma­rino mer­can­te y cre­cí ro­dea­do de mu­je­res: mi ma­dre, que con mi her­ma­na vi­vió la di­fi­cul­tad de criar a un hi­jo siendo sol­te­ra; la se­ño­ra que me cui­da­ba, que era viu­da de un ma­ri­ne­ro... ¿Así era tam­bién Ana Ri­ve­ra, la pro­ta­go­nis­ta de Vel­vet? Sí, ella se po­ne el mun­do por mon­te­ra y al­can­za el éxi­to y el amor en un mun­do que le po­ne to­do ne­gro. Aun­que se ha cri­ti­ca­do mu­cho la ima­gen edul­co­ra­da de la épo­ca... Cla­ro, pe­ro en el pri­mer ca­pí­tu­lo ha­bía una de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes: era 1939 y la Gran Vía pa­re­cía San Fran­cis­co, pe­ro en reali­dad ter­mi­na­ba la Gue­rra Ci­vil. Que­ría­mos con­tar un cuen­to de ha­das, pen­sá­ba­mos que la gen­te ne­ce­si­ta­ba so­ñar. ¿Y cree que lo han lo­gra­do? Creo que sí. No so­lo el pú­bli­co, tam­bién no­so­tros he­mos so­ña­do. Dis­fru­ta­mos mu­chí­si­mo en la sa­la de mon­ta­je o co­mo es­pec­ta­do­res, nos reí­mos, nos emo­cio­na­mos... ¿2016 ha si­do un buen año? Pa­ra Bam­bú, sí lo ha si­do; he­mos pro­du­ci­do mu­cho y pre­pa­ra­do pro­yec­tos pa­ra es­te año. Em­pe­za­mos ahora con Tiem­pos de gue­rra, una se­rie so­bre las mu­je­res que aten­die­ron en Me­li­lla a los sol­da­dos de la gue­rra con­tra Ma­rrue­cos de 1921. Lue­go ven­drán Fa­ri­ña, so­bre el nar­co­trá­fi­co; In­di­cios, un th­ri­ller con Pau­la Eche­va­rría; un pro­yec­to so­bre el cri­men de la ni­ña Asun­ta Basterra... Y Las chi­cas del ca­ble, la pri­me­ra se­rie es­pa­ño­la pro­du­ci­da pa­ra Net­flix. Más mu­je­res fuer­tes... Sí, las pri­me­ras te­le­fo­nis­tas, chi­cas de una mo­der­ni­dad fue­ra de lo co­mún en los años 20, que ha­bla­ban idio­mas, ga­na­ban un suel­do, pa­re­cían aza­fa­tas y no po­dían ca­sar­se, por nor­ma de la com­pa­ñía, pe­ro que lu­chan por los mis­mos de­re­chos que los hom­bres.las chi­cas fuer­tes son más di­ver­ti­das. ¿En quién pien­sa cuan­do crean es­tos per­so­na­jes? Siem­pre en nues­tras ma­dres: si no les gus­ta, es di­fí­cil que fun­cio­ne. Las mu­je­res son la ba­se de la au­dien­cia te­le­vi­si­va, el pú­bli­co fe­me­nino es el más fiel en ca­si to­dos los mer­ca­dos cul­tu­ra­les. Afor­tu­na­da­men­te pa­ra nues­tra in­dus­tria, les en­can­ta la te­le­vi­sión, así que les de­di­ca­mos nues­tro tra­ba­jo.

Las chi­cas fuer­tes son más di­ver­ti­das

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.