En el nom­bre del pa­dre

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - El Álbum Íntimo De... -

Mi­chael Jack­son co­lec­cio­na­ba dis­cos de oro, jo­yas, cua­dros, ma­ni­quíes, in­fan­cias. Pa­ra un co­lec­cio­nis­ta, los ob­je­tos ad­quie­ren un sig­ni­fi­ca­do pri­va­do. ¿Qué ti­po de ob­je­tos fue­ron pa­ra Mi­chael sus pro­pios hi­jos? ¿Qué ti­po de ju­gue­tes? Paris Jack­son no fue al co­le­gio, pe­ro di­ce que en Ne­ver­land, ese ran­cho de­li­ran­te, no ne­ce­si­ta­ban ami­gos: “Te­nía­mos Dis­ney Chan­nel y te­nía­mos a mi pa­dre. “¿Pa­ra qué más?”. Aho­ra que ha cum­pli­do los 18, jue­ga a la mo­da y se dis­fra­za de Ma­rilyn con la to­rre Eif­fel al fon­do. La hi­ja del rey del pop agi­ta la ban­de­ra. Es mul­ti­mi­llo­na­ria (y siem­pre lo se­rá), pe­ro quie­re ha­cer al­go con su vi­da: ser mo­de­lo, ser ac­triz, ser ama­da. Mi­chael Jack­son con­ci­bió a sus hi­jos en el vien­tre blan­co de una en­fer­me­ra. Paris no vio a su ma­dre has­ta los 13 y di­ce que tar­dó mu­chos años en dar­se cuen­ta de que, pa­ra que na­cie­ra un ni­ño, tam­bién ha­cía fal­ta una mu­jer. Su pa­dre era Dios. Pe­ro hoy re­trans­mi­te su fe­li­ci­dad en Ins­ta­gram y di­ce que es­tá muy bien, gra­cias, que ya ha su­pe­ra­do sus in­ten­tos de sui­ci­dio, su adic­ción a las dro­gas, su vio­la­ción a los 14 (por un des­co­no­ci­do). Di­ce que a pe­sar de sus ojos ce­les­tes, ella sa­be que es una mu­jer ne­gra. En la in­fan­cia (y aún des­pués), la fa­mi­lia es un país de significados. ISABEL NA­VA­RRO

Aba­jo, co­mo cheer­lea­der, en 2013. El su­yo era un “ins­ti­tu­to te­ra­péu­ti­co”. En 2015 fue co­mo acom­pa­ñan­te de su ami­ga a una fies­ta de gra­dua­ción –con el pe­lo azul y tra­je– por lo que se es­pe­cu­ló con su bi­se­xua­li­dad.

A la dcha., en la por­ta­da de la re­vis­ta Ro­lling Sto­ne de enero, con fo­tos de Da­vid La Cha­pe­lle.

En un des­can­so de su tra­ba­jo co­mo mo­de­lo y aba­jo, en­tre sus her­ma­nos, Prin­ce Mi­chael Jack­son I y Prin­ce Mi­chael Jack­son II, en un par­ti.

En una ima­gen re­cien­te que col­gó en Ins­ta­gram, jun­to a su abue­la Kat­he­ri­ne.

Jun­to a sus tías, Ja­net y La To­ya Jack­son, du­ran­te el me­mo­rial de su pa­dre. Has­ta ese día, el ros­tro de Paris, de 11 años, era des­co­no­ci­do.

A la dcha., en la por­ta­da de la re­vis­ta Ro­lling Sto­ne de enero, con fo­tos .

Des­de 2009 em­pe­zó a ver­se con su ma­dre bio­ló­gi­ca, Deb­bie Ro­we, a quien es­tá acom­pa­ñan­do en su tra­ta­mien­to de cán­cer de ma­ma.

De iz­da. a dcha.: en el front row de un des­fi­le de Dior (tie­ne 50 ta­tua­jes, nue­ve de­di­ca­dos a su pa­dre); po­san­do co­mo Ma­rilyn pa­ra una pro­duc­ción de mo­da en Pa­rís; y jun­to a Mi­chael en 2001.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.