“TRU­DEAU­MA­NÍA”

¿Te gus­tan los hom­bres in­te­li­gen­tes y ho­nes­tos? ¿Y qué tal si son gua­pos y fe­mi­nis­tas? ¿Y si ade­más go­bier­nan un gran país? No, no es un sue­ño, es el pri­mer mi­nis­tro de Ca­na­dá. Por Ana San­tos

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Sumario -

El en­cuen­tro en­tre “la be­lla y la bes­tia” –así des­cri­bie­ron al­gu­nos la re­cien­te vi­si­ta de Jus­tin Tru­deau al pre­si­den­te nor­te­ame­ri­cano Do­nald Trump– de­jó al­gu­nas es­tam­pas me­mo­ra­bles. So­bre to­do, la de Ivan­ka Trump mi­ran­do ab­du­ci­da al pri­mer mi­nis­tro ca­na­dien­se. La mis­ma mi­ra­da que ya ha­bía­mos vis­to en Ka­te Midd­le­ton, Ra­nia de Jor­da­nia, Em­ma Wat­son y has­ta la rei­na de In­gla­te­rra. ¿Al­guien se re­sis­ta a la tru­deau­ma­nía? Te ex­pli­ca­mos por qué. Su ma­tri­mo­nio, sin em­bar­go, se alar­gó 13 años y tu­vo tres hi­jos: Jus­tin, Mi­chel y Sa­cha. Pierre con­si­guió su cus­to­dia mien­tras Mar­ga­ret lu­cha­ba con­tra un tras­torno bi­po­lar. “Su sa­lud men­tal se de­te­rio­ró a me­di­da que yo cre­cía y hu­bo mo­men­tos en que sen­tí que de­bía cui­dar de ella más que lo con­tra­rio”, re­co­no­ció Jus­tin en el li­bro Com­mon ground (Te­rreno co­mún). Hoy Mar­ga­ret es una en­tre­ga­da abue­la y de­di­ca su vi­da al es­tu­dio de las en­fer­me­da­des men­ta­les. Di­cen que Jus­tin he­re­dó de ella su es­pon­ta­nei­dad y em­pa­tía. Y de Pierre, más ca­ris­ma que bri­llan­tez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.