“TIPS” PA­RA UN PE­LO SANO

Pa­ra lo­grar una me­le­na es­pec­ta­cu­lar so­lo hay una re­gla: no la mal­tra­tes. En tin­tes, tiem­pos de plan­chas y ali­sa­dos quí­mi­cos, tó­ma­te en mi­ma se­rio es­tos con­se­jos y tu pe­lo. Por C. Ure­ña

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Sumario -

Ali­mén­ta­te bien

Sue­na a al­go que te di­ría tu ma­dre. Y no po­dría te­ner más ra­zón. Co­mer sano es la for­ma de me­jo­rar la sa­lud de tu pe­lo. Pe­ro a to­dos los ni­ve­les. Por­que si el or­ga­nis­mo no re­ci­be los nu­trien­tes ne­ce­sa­rios pa­ra man­te­ner to­do en equi­li­brio, va a prio­ri­zar la sub­sis­ten­cia del sis­te­ma in­mu­ni­ta­rio y del co­ra­zón por en­ci­ma de la del ca­be­llo. Y a lar­go pla­zo se pue­den per­der ele­men­tos esen­cia­les que no le lle­gan. El hie­rro, las pro­teí­nas, la bio­ti­na, los áci­dos gra­sos esen­cia­les y las vi­ta­mi­nas A,D, C y E son im­pres­cin­di­bles pa­ra que el fo­lícu­lo pro­duz­ca ca­be­llos sa­nos, fuer­tes y bri­llan­tes. Si no es­tán pre­sen­tes en tu die­ta, pue­des to­mar su­ple­men­tos. Tra­ta tu cue­ro ca­be­llu­do co­mo se me­re­ce

Man­te­ner lim­pios los fo­lícu­los de to­do lo que se acu­mu­la en ellos (su­dor, pro­duc­tos, cham­pú se­co…) evi­ta su blo­queo e in­fla­ma­ción, dos pro­ble­mas que aca­ban dan­do lu­gar a pe­los más fi­nos e in­clu­so a caí­da. Usa un cham­pú cla­ri­fi­can­te una vez ca­da dos se­ma­nas y pien­sa en tu cue­ro ca­be­llu­do cuan­do te la­ves el pe­lo (ma­sa­jea con cui­da­do).

Tam­bién es fun­da­men­tal mi­ni­mi­zar la trac­ción que ejer­ces so­bre el an­cla­je del pe­lo: li­mi­ta el uso de go­mas y hor­qui­llas (las co­le­tas ti­ran­tes lo so­me­ten a un es­trés in­ne­ce­sa­rio) y es­pe­ra a que es­té se­co an­tes de em­pe­zar con las plan­chas. Si no tie­nes que eli­mi­nar tan­ta hu­me­dad, tar­da­rás me­nos en dis­ci­pli­nar ca­da me­chón y no ne­ce­si­ta­rás apli­car tan­ta fuer­za.

El fro­tar tie­ne que aca­bar

Ni ne­ce­si­tas res­tre­gar el cue­ro ca­be­llu­do co­mo si es­tu­vie­ras fre­gan­do ca­da vez que te apli­cas el cham­pú (so­lo re­quie­re un ma­sa­je emul­sio­na­dor) ni tie­nes que fric­cio­nar el pe­lo con la toa­lla co­mo si te fue­ra la vi­da en ello. El ca­be­llo se de­bi­li­ta cuan­do es­tá mo­ja­do y esa fric­ción fuer­te sue­le rom­per sus fi­bras. Eli­mi­na el agua pre­sio­nan­do con el te­ji­do (usa una ca­mi­se­ta vie­ja en lu­gar de una toa­lla por­que es mu­cho más sua­ve con las cu­tí­cu­las). Y apli­ca un re­vi­ta­li­za­dor pa­ra que co­ja fuer­za.

No abu­ses del ca­lor

Ima­gi­na­mos que es­to lo tie­nes muy cla­ro, por­que ya ha­brás com­pro­ba­do que las plan­chas te de­jan el pe­lo sin bri­llo. Tam­po­co exa­ge­res con el se­ca­dor. Si no­tas que la tem­pe­ra­tu­ra ema­na de tu pe­lo, da­le al ai­re frío y re­fres­ca du­ran­te al me­nos dos minutos. En los pa­sos pre­vios ni se te ocu­rra sal­tar­le el acon­di­cio­na­dor, por­que ac­túa co­mo un es­cu­do con­tra el ca­lor.

Pro­té­ge­lo del sol

Igual que tu piel, tu pe­lo su­fre las con­se­cuen­cias de la acción de los ra­yos UV. En su ca­so, por­que rom­pen y de­bi­li­tan las pro­teí­nas ca­pi­la­res y modifican sus pro­pie­da­des de elas­ti­ci­dad, ten­sión y pig­men­ta­do. Sí, esos re­fle­jos do­ra­dos que tu me­le­na con­si­gue en la pla­ya son sín­to­mas de un de­bi­li­ta­mien­to de la que­ra­ti­na, por­que los pig­men­tos ac­túan co­mo fil­tros de los ra­yos UV y, se­gún van des­apa­re­cien­do, el ca­be­llo se acla­ra. Así que cuan­to más rubio sur­fe­ro luz­ca, me­nor ca­pa­ci­dad de de­fen­sa ten­drá. ¿La so­lu­ción? Aña­de a tu ru­ti­na un fo­to­pro­tec­tor de ca­be­llo.

Cui­da­do si es­tá mo­ja­do

El ca­be­llo es hi­gros­có­pi­co, lo que sig­ni­fi­ca que el agua no se que­da en su su­per­fi­cie, es ab­sor­bi­da. Y cuan­do su­ce­de, los en­la­ces na­tu­ra­les que unen las ca­de­nas de que­ra­ti­na se rom­pen. Cuan­do se se­ca, se vuel­ven a unir. La pe­ga es que en el mo­men­to de la rup­tu­ra, cuan­do tie­nes el pe­lo mo­ja­do, el ca­be­llo se en­cuen­tra en su pun­to más dé­bil.

Preo­cú­pa­te de cu­tí­cu­las y pun­tas

Son los dos ele­men­tos cla­ve de un ca­be­llo en­vi­dia­ble y los pri­me­ros en su­frir da­ños. Las cu­tí­cu­las por­que, cuan­do ab­sor­ben la hu­me­dad, se hin­chan y pue­den lle­gar a rom­per­se. Por eso tie­nes que ce­rrar­las con pro­duc­tos pa­ra evi­tar el en­cres­pa­mien­to. Las pun­tas, por­que al es­tar tan le­jos de las glán­du­las se­bá­ceas (y ser la par­te de tu me­le­na que más ve­ces so­por­ta el ca­lor), aca­ban siem­pre des­hi­dra­ta­das. Y sin hi­dra­ta­ción se rom­pen y se abren. Pa­ra que no avan­ce ha­cia arri­ba, pue­des cor­tar por lo sano o apli­car un se­lla­dor de pun­tas.

¡Da­le un res­pi­ro!

Tó­ma­te un des­can­so de to­do. Del tin­te, por­que es un pro­ce­so oxi­dan­te que trans­for­ma la es­truc­tu­ra de la fi­bra ca­pi­lar. De plan­chas y secadores, por­que por mu­cho que lo pro­te­jas, cuan­do su­pe­ran los 250 ºc se da­ña la pro­teí­na del pe­lo de for­ma irre­pa­ra­ble. Y de los la­va­dos ex­ce­si­vos, por­que no es­tás per­mi­tien­do que los lí­pi­dos del pe­lo cum­plan su fun­ción nu­tri­ti­va y los eli­mi­nas an­tes de que pue­dan re­par­tir­se por to­do el ca­be­llo.

Cham­pú Ta­las­so Scrub Efec­to De­tox de Co­llis­tar (29,90 €). Cla­ri­fi­ca­dor y Se­lla­dor del Co­lor de John Mas­ters Or­ga­nics (22 €). En Green­hair­beauty. com.

Ex­pert Ca­pi­lar de For­té Phar­ma (33,20 €). Ca­pi­lar Re­vi­ta­li­zan­te de Oe­no­biol (20,75 €).

Bo­ta­ni­cals Fresh Ca­re Ci­lan­tro Po­ción de Fuer­za de L’oréal Paris (7,99 €). Eli­xir An­ti-chu­te Tra­ta­mien­to de Acción Du­ra­de­ra de La Biost­he­ti­que (55,50 €).

Acon­di­cio­na­dor Se­co Na­tu­ral sin Ae­ro­sol de Ave­da (33 €). Bio­la­ge Raw Mas­ca­ri­lla Re-hy­dra­te con ar­ci­lla de la­va ma­rro­quí de Ma­trix (34 €).

O Acon­di­cio­na­dor Re­pa­ra y Pro­te­ge de Pan­te­ne Smart Pro-v (3,85 €).

O Blow Dry Beau­ti­fier Ther­mo BB Se­rum de Shu Ue­mu­ra (33,60 €).

Mas­ca­ri­lla al Aloe Vera con Acei­te de Ar­gán y Pro­tec­ción so­lar de Ba­ba­ria (2,95 €). Acei­te de Man­go sin Acla­ra­do Pro­tec­tor de la Ra­dia­ción UV de Klo­ra­ne (13 €).

Au­ra Bo­tá­ni­ca Con­cen­tré Es­sen­tiel de Ké­ras­ta­se (41 €). Phy­to­mi­lle­si­me Con­cen­tra­do de Be­lle­za pa­ra ca­be­llos co­lo­rea­dos de Phy­to (30 €).

Ori­gi­nal Re­me­dies Mas­ca­ri­lla Dis­ci­pli­nan­te de Gar­nier (3,94 €). Per­fect Hair Day Fresh Cut de Li­ving Proof

(24 €).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.