LO MÁS COPIADO CON RA­ZÓN

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Belleza -

Pue­de que tu pri­me­ra in­cur­sión en la be­lle­za co­rea­na ha­ya si­do, sin sa­ber­lo, con mar­cas de to­da la vi­da. Eso es por­que las fir­mas de cos­mé­ti­cos oc­ci­den­ta­les sa­ben des­de ha­ce ya más de una dé­ca­da que es­tar a la úl­ti­ma siem­pre ha si­do cues­tión de mi­rar ha­cia Orien­te. Des­cu­bre cuá­les son los pro­duc­tos de ori­gen asiá­ti­co que más rá­pi­da­men­te se han he­cho un hue­co en tu ne­ce­ser.

BB CREAM.

Aun­que la fór­mu­la ori­gi­nal la in­ven­tó una der­ma­tó­lo­ga ale­ma­na en los 60, fue­ron las co­rea­nas las que nos des­cu­brie­ron que ha­bía vi­da más allá de ma­qui­lla­je de siem­pre con es­tos bál­sa­mos per­fec­cio­na­do­res que unen hi­dra­ta­ción, co­rrec­ción de co­lor, co­ber­tu­ra y tra­ta­mien­to de mar­cas y gra­ni­tos y pro­tec­ción so­lar. Y aho­ra ya no po­de­mos vi­vir sin ellas.

ESEN­CIAS.

El nue­vo pa­so pre­vio en las ru­ti­nas de be­lle­za. No son tó­ni­cos, sino mul­ti­pli­ca­do­res de hi­dra­ta­ción que con­si­guen po­ner a pun­to la piel pa­ra que to­do lo que te apli­ques des­pués cum­pla su fun­ción mu­chas más ho­ras de lo que es­pe­ra­bas. Y no se apli­can fro­tan­do con al­go­dón, hay que pre­sio­nar su tex­tu­ra en­tre lí­qui­da y gel con los de­dos, pa­ra em­pu­jar sus be­ne­fi­cios ha­cia el in­te­rior de la piel (si lo ha­ces bien, es­cu­cha­rás y no­ta­ras un li­ge­rí­si­mo cru­ji­do co­mo de mi­cro­bur­bu­jas es­ta­llan­do).

SIS­TE­MA CUS­HION.

El ma­qui­lla­je se presenta en el in­te­rior de una es­pon­ja so­bre la que, ade­más, hay que pre­sio­nar una al­moha­di­lla es­pe­cí­fi­ca que so­lo co­ge la can­ti­dad jus­ta de pro­duc­to. To­do con un ai­rea­do do­ble que lo ate­núa to­da­vía más. Cuan­do lo apli­cas so­bre la piel, la sen­sa­ción es de li­ge­re­za ab­so­lu­ta.

MAS­CA­RI­LLAS DE TE­JI­DO.

Im­preg­na­da al má­xi­mo de ac­ti­vos, la mi­cro­fi­bra que sir­ve de es­truc­tu­ra pa­ra es­tas mas­ca­ri­llas se adap­ta per­fec­ta­men­te a la anato­mía de tu ros­tro y no de­ja ni un so­lo pun­to sin tra­tar en pro­fun­di­dad du­ran­te los 10 mi­nu­tos que re­quie­re su uso. Des­pués no se acla­ran, se ma­sa­jea el so­bran­te (se apro­ve­cha pa­ra lle­gar con él has­ta cue­llo y es­co­te) y se re­ti­ra el ex­ce­so de pro­duc­to con un al­go­dón.

SLEE­PING PACKS.

Un for­ma dis­tin­ta de en­fren­tar­se a la no­che: con la fi­lo­so­fía de una mas­ca­ri­lla que, re­ple­ta de ac­ti­vos de ac­ción in­me­dia­ta y en una tex­tu­ra gel de sen­sa­ción re­fres­can­te y nu­tri­ti­va a la vez (con­tie­nen acei­tes emul­sio­na­dos), se apli­ca en una fi­na ca­pa so­bre el ros­tro. ¿Lo me­jor? Los acei­tes se ab­sor­ben por com­ple­to, nin­guno man­cha la al­moha­da y tu ros­tro se le­van­ta por la ma­ña­na co­mo si le hu­bie­ras so­me­ti­do una cu­ra de sue­ño, que era el ob­je­ti­vo fi­nal que per­se­guías.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.