PEPA Ro­ma ES­CRI­TO­RA

Me he sen­ti­do de­po­si­ta­ria de la me­mo­ria

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Qué Hay De Nuevo -

Tras de­di­car sus dos úl­ti­mas no­ve­las a su ado­ra­da In­dia, es­ta via­je­ra irre­den­ta y co­la­bo­ra­do­ra de Mu­jer­hoy vuel­ve a ca­sa con Una fa­mi­lia im­per­fec­ta (Es­pa­sa), la his­to­ria de una mu­jer que lo pier­de to­do ex­cep­to su his­to­ria, am­bien­ta­da en los es­ce­na­rios ju­ve­ni­les de la es­cri­to­ra: la Llei­da ru­ral y Bar­ce­lo­na.

Mu­jer­hoy. Ha­cía mu­cho que no es­cri­bía no­ve­la, des­de In­dian Ex­press, en 2011. ¿Por qué tan­to? Pepa Ro­ma. Tar­do años en dar­le for­ma de­fi­ni­ti­va a una no­ve­la. Ade­más, es­ta se ha cru­za­do e im­pues­to mien­tras es­cri­bía otra, con tan­ta fuer­za que tu­ve que de­jar­lo to­do por ella.

Tam­bién vuel­ve a los es­ce­na­rios de su pa­sa­do. ¿Por qué? Tras dar mu­chas vuel­tas por el mun­do, es­ta no­ve­la es li­te­ral­men­te un re­gre­so a ca­sa. Su­pon­go que res­pon­de a la ne­ce­si­dad de in­da­gar en las pro­pias raí­ces e iden­ti­dad. Esas sa­gas fa­mi­lia­res que te cuen­tan los pa­dres, que an­tes no ha­bía que­ri­do es­cu­char, han ad­qui­ri­do una im­por­tan­cia ex­tra­or­di­na­ria pa­ra mí a me­di­da que han ido des­apa­re­cien­do los tes­ti­mo­nios vi­vos de la his­to­ria. Es­to me ha he­cho sen­tir la de­po­si­ta­ria de es­ta me­mo­ria. Por otra par­te, el do­lo­ro­so se­cre­to de in­fan­cia de Cán­di­da, la pro­ta­go­nis­ta, tra­ta de re­fle­jar la ne­ce­si­dad que te­ne­mos to­dos de en­fren­tar­nos a aque­llo de lo que huí­mos si que­re­mos lle­gar a ser li­bres.

¿Cuán­to de es­ta no­ve­la es ins­pi­ra­do por sus pro­pias vi­ven­cias?

Pa­ra mí, una no­ve­la sur­ge a par­tir de la ne­ce­si­dad de des­en­tra­ñar una si­tua­ción o un di­le­ma vi­tal. Pa­ra que re­sul­te in­ten­sa y au­tén­ti­ca tie­nes que ha­blar de lo que co­no­ces y eres ca­paz de in­terio­ri­zar. Pe­ro ello no sig­ni­fi­ca que lo que le pa­sa a Cán­di­da me ha­ya su­ce­di­do a mí. Sí tra­to de ser fiel, en cam­bio, a la me­mo­ria de nues­tra his­to­ria co­lec­ti­va.

Una fa­mi­lia im­per­fec­ta re­la­ta un mo­men­to vi­tal tris­te: aquel en el que los hi­jos se con­vier­ten en cui­da­do­res de sus pa­dres. Sí, y pre­ci­sa­men­te pa­ra mí, que des­de jo­ven me de­di­qué a via­jar e hi­ce de la li­ber­tad ban­de­ra, ha si­do un shock des­cu­brir que hay res­pon­sa­bi­li­da­des que en un mo­men­to se im­po­nen so­bre tu pro­pia vi­da. Su­ce­de cuan­do lle­ga el mo­men­to de cui­dar y des­pe­dir a los pa­dres. Y las mu­je­res se­gui­mos sien­do las cui­da­do­ras, lo que ha­ce de no­so­tras acom­pa­ñan­tes has­ta el fi­nal y sa­cer­do­ti­sas de la bue­na muer­te.

Cu­rio­sa­men­te, ese de­rrum­be fa­mi­liar sir­ve a la pro­ta­go­nis­ta pa­ra re­sol­ver el mis­te­rio de su ni­ñez. ¿Hay que des­pren­der­se de to­do pa­ra en­con­trar lo esen­cial? Sí, me doy cuen­ta de que to­das mis no­ve­las bus­can lo mis­mo: lle­gar a lo esen­cial de lo que eres y de lo que im­por­ta en la vi­da. Son un via­je ín­ti­mo o de ini­cia­ción a la vi­da.

“Pa­ra ser li­bres, to­dos te­ne­mos que en­fren­tar­nos a aque­llo de lo que hui­mos”.

Otro te­ma cen­tral es la re­la­ción ma­drehi­ja. ¿Por qué? En las hi­jas, to­da la for­ma de ser es­tá mar­ca­da por su man­da­to. Las ma­dres te­rri­bles, co­mo la de la no­ve­la, son más fre­cuen­tes de lo que yo creía. La fu­ria de cier­tas mu­je­res pue­de lle­gar a ser te­rri­ble. Pa­sa que cues­tio­nar la fi­gu­ra de la ma­dre es ta­bú: el mi­to nos las pre­sen­ta co­mo in­trín­se­ca­men­te nu­tri­cias y bon­da­do­sas. Pe­ro las ma­dres mo­de­lo no exis­ten.

Una his­to­ria que ha­bla tan­to del ca­rác­ter ca­ta­lán, ¿có­mo cree que será re­ci­bi­da por sus fa­mi­lia­res y ami­gos de allí? La reac­ción de tu gen­te, de tu pue­blo, siem­pre es la que más te im­por­ta. El mie­do es muy gran­de. Por ello es tan di­fí­cil es­cri­bir so­bre ello y lo pos­po­nes has­ta que, co­mo es­cri­tor, te sien­tes obli­ga­do a ha­cer­lo.

Fo­to de la au­to­ra y por­ta­da de su nue­va no­ve­la: Una fa­mi­lia im­per­fec­ta (Es­pa­sa).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.