El tra­ba­jo se co­me el tiem­po del amor

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - En Directo -

Hoy, las ci­tas y, por ex­ten­sión, las re­la­cio­nes, se mue­ven, ca­si, en el ám­bi­to de lo co­mer­cial: los in­ter­cam­bios han de ser efi­cien­tes, ren­ta­bles y sa­tis­fac­to­rios pa­ra am­bas par­tes. Co­mo el tiem­po es di­ne­ro, ca­da vez nos va cos­tan­do más “mal­gas­tar­lo” en ci­tas con im­pro­ba­ble ré­di­to a lar­go pla­zo. Y al es­tar per­ma­nen­te­men­te dis­po­ni­bles pa­ra nues­tros “em­plea­do­res”, ape­nas si que­da ya el fin de se­ma­na pa­ra de­di­car a la vie­ja es­té­ti­ca del ro­man­ce, me­nos de 48 ho­ras en las que prac­ti­car ace­le­ra­da­men­te los an­ti­guos ri­tos del cor­te­jo. Se aca­bó lo de es­pe­rar con ilu­sión una ci­ta: hoy de­be­mos en­ca­jar­la con cal­za­dor en nues­tras apre­ta­das agen­das. De nue­vo, las mu­je­res se­gui­mos es­tan­do en po­si­ción de in­fe­rio­ri­dad: ade­más de lle­var la car­ga de la se­duc­ción cos­mé­ti­ca, in­ver­ti­mos más al acep­tar­las, ya que de­be­mos tra­ba­jar más ho­ras que los hom­bres pa­ra con­se­guir igual tra­ba­jo. A las que aún per­si­gan el sue­ño de la fa­mi­lia, les ace­cha un sen­ti­mien­to de frus­tra­ción aña­di­do: la te­rri­ble sen­sa­ción de ha­ber per­di­do un tiem­po pre­cio­so con ca­da ci­ta (o se­rie de ci­tas) fra­ca­sa­da. No hay tiem­po pa­ra erro­res: la fer­ti­li­dad nos co­lo­ca una fe­cha de ca­du­ci­dad que las pre­sio­nes del mun­do la­bo­ral se em­pe­ñan en ig­no­rar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.