DES­DE BIE­LO­RRU­SIA CON AMOR

Se­duc­to­ra y de pro­fun­dos ojos ver­des, la top bie­lo­rru­sa des­fi­la en las me­jo­res pa­sa­re­las y pro­ta­go­ni­za gran­des cam­pa­ñas. Por G.P.

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Sumario -

TTie­ne pier­nas ki­lo­mé­tri­cas y mi­ra­da in­fi­ni­ta. Con 1,80 me­tros y enor­mes ojos ver­des, Zhenya Katava ha conquistado al mun­do de la mo­da, des­fi­la en to­das las pa­sa­re­las in­ter­na­cio­na­les des­de 2011 y pro­ta­go­ni­za im­por­tan­tes cam­pa­ñas pu­bli­ci­ta­rias y por­ta­das. “Vi­vo un mo­men­to muy dul­ce”, nos di­ce la top mo­del de 23 años du­ran­te la se­sión de fotos en Nue­va York, la ciu­dad don­de re­si­de.

Mu­jer­hoy. Es­te ha si­do su año y pron­to la ve­re­mos en las cam­pa­ñas de Ni­co­le Mi­ller y de Mu­gler. Ze­na­ya Katava. Sí, y tam­bién voy a ha­cer la cam­pa­ña de Sep­ho­ra, con el fo­tó­gra­fo Da­vid Roe­mer, que pron­to sal­drá. Es­toy muy con­ten­ta.

¿Qué la lle­vó a tra­ba­jar co­mo mo­de­lo?

Mi ma­dre me envió a una es­cue­la de mo­de­los pa­ra que pu­die­ra apren­der; y allí un agen­te me des­cu­brió.

¿Có­mo se ve en unos años?

Per­so­nal­men­te, con fa­mi­lia: me en­can­tan los ni­ños, así que es­pe­ro ca­sar­me y te­ner hi­jos. En el ám­bi­to pro­fe­sio­nal, creo que po­dría de­di­car­me a la in­ter­pre­ta­ción. Una par­te del tra­ba­jo de mo­de­lo es in­ter­pre­tar a un per­so­na­je pa­ra un reportaje de mo­da, así que po­dría ser un ca­mino na­tu­ral a la in­ter­pre­ta­ción.

Co­mo ocu­rre con las ac­tri­ces, a ve­ces tie­nen tra­ba­jo y otras no sue­na el te­lé­fono, ¿es muy es­tre­san­te? Sí, no es fá­cil, por­que la agenda es­tá siem­pre sal­tan­do de arri­ba aba­jo y de aba­jo arri­ba. Cuan­do no es­toy tra­ba­jan­do, la ver­dad es que ten­go una vi­da bas­tan­te en­ri­que­ce­do­ra: con mis ami­gos, le­yen­do, vien­do do­cu­men­ta­les y co­ci­nan­do... Me en­can­ta co­ci­nar y pro­bar pla­tos in­tere­san­tes.

¿Qué pien­sa su fa­mi­lia de su tra­ba­jo? ¿Ellos si­guen en Bie­lo­rru­sia, en Bo­rí­sov?

Sí, vi­ven allí. Mi ma­dre es de­ca­na de la Fa­cul­tad de Me­di­ci­na y mi pa­dre, em­pre­sa­rio; y ten­go un her­mano pe­que­ño. Les en­can­ta que el tra­ba­jo me per­mi­ta via­jar por to­do el mun­do; y aho­ra es­tán fe­li­ces por­que ven que yo soy fe­liz. Lo más im­por­tan­te en la vi­da son la fa­mi­lia y los ami­gos.

Lle­ga la Se­ma­na San­ta, ¿un lu­gar de vacaciones?

Me en­can­ta la pla­ya, cual­quier si­tio con sol y pla­ya me ha­ce fe­liz. Pe­ro, bueno, si me pre­gun­ta por un des­tino fa­vo­ri­to, lo ten­go cla­ro: Har­bor Is­land en Baha­mas.

Ha es­ta­do va­rias ve­ces en Es­pa­ña, ¿le gus­ta?

¡Me en­can­ta! Barcelona y Ma­drid son ciu­da­des pre­cio­sas, muy ele­gan­tes. Y me en­can­tan la gas­tro­no­mía y la ar­qui­tec­tu­ra. Nun­ca ol­vi­da­ré, por ejem­plo, el pri­mer día que vi la Sa­gra­da Fa­mi­lia, ¡qué her­mo­su­ra! Me que­dé im­pre­sio­na­da.

GIOR­GIO AR­MA­NI

CA­RO­LI­NA HE­RRE­RA

Sus pa­pe­les pro­ta­go­nis­tas Ba­jo es­tas lí­neas, ima­gen de la cam­pa­ña de pri­ma­ve­ra de Ni­co­le Mi­ller y otra fo­to con Ur­ban De­cay. Zhenya ha he­cho otras cam­pa­ñas beauty, co­mo la de Avon.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.