UN PRÍN­CI­PE AZUL TÓXICO

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Qué Hay De Nuevo -

Al ser un pro­duc­to oní­ri­co del de­seo fe­me­nino, el prín­ci­pe azul se des­ha­ce co­mo are­na en cuan­to pi­sa la reali­dad. En la inevi­ta­ble ru­ti­na del día a día, las mu­je­res, víc­ti­mas del mi­to, com­prue­ban, po­co a po­co, có­mo ese ser inalcanzable del que es­tán enamo­ra­das va des­po­ján­do­se de su au­reo­la de su­pe­rio­ri­dad y se con­vier­te de nue­vo en ra­na; o, en el peor de los ca­sos, en un psi­có­pa­ta. Es­ta for­mi­da­ble no­ve­la, que ha re­ci­bi­do el pre­mio de li­te­ra­tu­ra de la Unión Eu­ro­pea, ha­bla de la ce­gue­ra del amor ro­mán­ti­co y de las con­se­cuen­cias de so­me­ti­mien­to y pe­nu­ria que con­lle­va a quien idea­li­za y ele­va a un pe­des­tal al ob­je­to de su amor. Dos jó­ve­nes se enamo­ran per­di­da­men­te –“Ya no hay ni un tú ni un yo”– y co­mien­zan a vi­vir jun­tos con la pro­me­sa de bo­da en el ho­ri­zon­te. Ella tra­ba­ja en una guar­de­ría, ha cum­pli­do 21 años –“Tú eras cin­co más lis­to”–; él ha ter­mi­na­do la ca­rre­ra de Fi­lo­so­fía y bus­ca tra­ba­jo. Ella es­tá des­lum­bra­da, le ad­mi­ra, le con­si­de­ra el hom­bre per­fec­to y en la mis­ma me­di­da se in­fra­va­lo­ra –“Yo sa­bía que no es­ta­ba a tu al­tu­ra, que te­nías otro ti­po de co­no­ci­mien­tos, y tú tam­bién de­bías sa­ber­lo, ¿no?”–. Los días pa­san y, con ellos, la fan­ta­sía del pri­mer mo­men­to; la du­da y la des­con­fian­za se van abrien­do ca­mino. Y es en­ton­ces cuan­do la his­to­ria de amor se con­vier­te en un th­ri­ller psi­co­ló­gi­co. Co­mien­zan las in­da­ga­cio­nes, las men­ti­ras, los des­cu­bri­mien­tos do­lo­ro­sos y los sín­to­mas inequí­vo­cos de des­equi­li­brio del hom­bre per­fec­to: “No­té que al­go se te des­bor­da­ba. Te pa­sas­te al ca­rril con­tra­rio. Te­nías que obli­gar al otro a fre­nar, así fun­cio­na­bas”. La pro­ta­go­nis­ta na­rra el re­la­to, con un mo­nó­lo­go en se­gun­da per­so­na, y va des­ve­lan­do la vul­ne­ra­ble e in­quie­tan­te per­so­na­li­dad de Se­bas­tián, su ator­men­ta­do prín­ci­pe azul. Una voz de­li­ca­da pe­ro lú­ci­da, y que has­ta el úl­ti­mo y te­rri­ble mo­men­to, cuan­do to­do se des­mo­ro­na, con­ti­núa pren­di­da en la ce­gue­ra amo­ro­sa. Per­dón Ida He­ga­zi, Nór­di­ca li­bros.

La au­to­ra, Ida He­ga­zi Hø­yer.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.