ASH­LEY GRAHAM

“¿Por qué no voy a po­der ser yo una chi­ca Bond?”

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Moda Vip -

SMo­de­lo, ac­ti­vis­ta so­cial, di­se­ña­do­ra, con­fe­ren­cian­te, ac­triz oca­sio­nal... La ame­ri­ca­na de 29 años es una to­do­te­rreno que se ha ga­na­do el res­pe­to de in­dus­tria, me­dios y fans con una or­gu­llo­sa ta­lla 48. Por Ger­va­sio Pé­rez / Fo­tos: Ric­car­do Vi­mer­ca­ti

u ta­lla 48 la ha con­ver­ti­do en la mo­de­lo más so­li­ci­ta­da del mo­men­to. Por­ta­da por igual en re­vis­tas de­por­ti­vas mas­cu­li­nas, co­mo Sport Illus­tra­ted, que en pu­bli­ca­cio­nes de eco­no­mía (For­bes) o mo­da (Vo­gue In­gla­te­rra...), Ash­ley Graham es una atle­ta de la vi­da: em­pe­zó con 12 años en su ciu­dad na­tal, Lin­coln (Ne­bras­ka), y con dis­ci­pli­na y co­ra­je ha su­pe­ra­do aco­so y ve­ja­cio­nes pa­ra con­ver­tir­se en pro­ta­go­nis­ta de cam­pa­ñas pa­ra Cal­vin Klein o Mi­chael Kors. Char­la­mos en la sui­te de su ho­tel, en Mi­lán, du­ran­te la se­ma­na de la mo­da. Nos pre­sen­ta a su ma­ri­do, el di­rec­tor de ci­ne Jus­tin Er­vin, y ha­bla con la se­gu­ri­dad de quien si­gue lu­chan­do por sus cau­sas per­so­na­les y so­cia­les.

Mu­jer­hoy. “Las mu­je­res son el fu­tu­ro”. Es el reivin­di­ca­ti­vo le­ma que ha ele­gi­do pa­ra la cam­pa­ña con Ma­ri­na Ri­nal­di. Ash­ley Graham. ¡Sí! Y es­toy con­ven­ci­da. En Ma­ri­na Ri­nal­di me di­je­ron: “Que­re­mos que par­ti­ci­pes en es­ta cam­pa­ña, pe­ro no pa­ra que seas so­lo mo­de­lo, sino una em­ba­ja­do­ra”. Fue mu­cho más bo­ni­to oír esas pa­la­bras, por­que es al­go que lle­va­ba tiem­po per­si­guien­do. Hoy no pue­des li­mi­tar­te a ser mo­de­lo. Tie­nes que ser una mu­jer de ne­go­cios, una mar­ca. Así que ser par­te de una com­pa­ñía, ir más allá de po­ner la ca­ra, po­der apor­tar tu opi­nión y tra­ba­jar en equi­po, que es­cu­chen lo que tie­nes que de­cir, te lle­va a la con­clu­sión de que la gen­te te res­pe­ta. 2015 fue de­cla­ra­do co­mo el Año de la Mu­jer y, en 2016, con las elec­cio­nes de EE.UU., su­fri­mos una de­cep­ción. El sig­ni­fi­ca­do de es­ta cam­pa­ña es que las mu­je­res van a con­quis­tar su es­pa­cio, pe­se a to­do.

¿Qué opi­na del Go­bierno de Do­nald Trump, en el que ape­nas hay mu­je­res?

¡Es muy ex­tra­ño! Ha­ber lle­ga­do tan le­jos y ver tan­to re­tro­ce­so… re­sul­ta muy du­ro, la ver­dad. Pe­ro ten­go la es­pe­ran­za de que al­go bueno pa­sa­rá; pue­de ve­nir de Trump o del har­taz­go de los es­ta­dou­ni­den­ses. Mi ma­dre siem­pre me de­cía: “En to­do lo que te pa­sa hay una lec­ción: cuan­do no con­si­gues el tra­ba­jo que que­rías o cuan­do te rom­pen el co­ra­zón… Siem­pre pue­des apren­der al­go de to­do, pe­ro hay que te­ner pa­cien­cia pa­ra ave­ri­guar qué”.

¿Có­mo es­tá afec­tan­do al país?

El triun­fo de Trump ha mos­tra­do la di­vi­sión que hay en EE.UU. en mu-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.