7 ES­TRA­TE­GIAS QUE SIEM­PRE FUN­CIO­NAN

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Salud -

1 ELI­MI­NA LOS AZÚ­CA­RES AÑA­DI­DOS

Las die­tas ri­cas en azú­ca­res e hi­dra­tos re­fi­na­dos y po­bres en fi­bra (co­mo en los ali­men­tos al­ta­men­te pro­ce­sa­dos) au­men­tan los ni­ve­les de azú­car y de in­su­li­na. Si es­tos se man­tie­nen al­tos mu­cho tiem­po, al­te­ran la fun­ción de hor­mo­nas co­mo la del cre­ci­mien­to o la lep­ti­na. Pa­ra re­du­cir­los, eli­mi­na esos ali­men­tos de tu die­ta du­ran­te al me­nos dos se­ma­nas.

2 CUI­DA TU SUE­ÑO

Li­be­ra­mos ca­si to­das las hor­mo­nas mien­tras dor­mi­mos, pe­ro si no al­can­zas las fa­ses de sue­ño pro­fun­do, pue­des no es­tar fa­bri­cán­do­las en can­ti­da­des su­fi­cien­tes.

3 PRUE­BA CON EL MA­SA­JE

El es­trés cró­ni­co y el cor­ti­sol (la hor­mo­na del es­trés) abren la puer­ta a to­do ti­po de problemas me­ta­bó­li­cos y hor­mo­na­les, y te ro­ban ener­gía. Va­rios es­tu­dios se­ña­lan en cam­bio que el ma­sa­je te­ra­péu­ti­co au­men­ta los ni­ve­les de se­ro­to­ni­na, la hor­mo­na del bie­nes­tar.

4 PRACTICA EL AYUNO IN­TER­MI­TEN­TE

Ayu­nar en pe­rio­dos alternos ha de­mos­tra­do be­ne­fi­cios en la pér­di­da de pe­so e, in­clu­so, en la re­duc­ción de ni­ve­les de azú­car, tri­gli­cé­ri­dos y co­les­te­rol. Una for­ma de ayuno in­ter­mi­ten­te es ce­rrar la ne­ve­ra y la co­ci­na du­ran­te 14 ho­ras, des­de la ce­na has­ta el desa­yuno del día si­guien­te.

5 CA­MI­NA Y HAZ EN­TRE­NA­MIEN­TO IN­TER­MI­TEN­TE

Ade­más de an­dar a dia­rio o ma­cha­car­te en la elíp­ti­ca del gim­na­sio, usa el en­tre­na­mien­to in­ter­mi­ten­te. Es­tos ejer­ci­cios cor­tos de al­ta in­ten­si­dad me­jo­ran la sen­si­bi­li­dad a la in­su­li­na, crean múscu­lo y hue­so, re­du­cen gra­sa y au­men­tan los ni­ve­les de hor­mo­na del cre­ci­mien­to. Una va­rian­te sen­ci­lla es su­bir tra­mos de es­ca­le­ras lo más rá­pi­do que pue­das va­rias ve­ces al día. Si aña­des ejer­ci­cios con pe­sas, es­ta­rás op­ti­mi­zan­do tus ni­ve­les hor­mo­na­les.

6 NO TE PRIVES DE PRO­TEÍ­NA

Una die­ta con su­fi­cien­te pro­teí­na de ca­li­dad (co­mo la del pes­ca­do sal­va­je, los hue­vos eco­ló­gi­cos, la car­ne de ani­ma­les cria­dos con pas­tos y en li­ber­tad, la qui­noa y los fru­tos se­cos) ayu­da a es­ta­bi­li­zar los ni­ve­les de in­su­li­na y de otras hor­mo­nas. Pien­sa que el 35% de la pro­teí­na mus­cu­lar se com­po­ne de ami­noá­ci­dos de ca­de­na ra­mi­fi­ca­da, que ayu­dan a au­men­tar la ma­sa mus­cu­lar y la ener­gía, y a re­cu­pe­rar­te des­pués de ha­cer ejer­ci­cio.

7 ¡DESINTOXÍCATE!

Hay mon­to­nes de to­xi­nas en tu en­torno ca­pa­ces de al­te­rar tu sistema en­do­crino (es de­cir, hormonal), en­tre ellos fár­ma­cos (an­ti­bió­ti­cos, se­dan­tes...), pes­ti­ci­das y bisfenol A (pre­sen­te en cos­mé­ti­cos y mu­chos otros pro­duc­tos de uso dia­rio). Pa­ra re­du­cir su im­pac­to: To­ma pro­teí­na “lim­pia”, por­que sin ella tu hí­ga­do no pue­de com­ple­tar bien el pro­ce­so de eli­mi­na­ción de es­tas to­xi­nas. Con­su­me fi­bra, por­que se une a las to­xi­nas y ayu­da a ex­pul­sar­las. El agua­ca­te, las fram­bue­sas, las ver­du­ras de ho­ja ver­de o las le­gum­bres po­seen fi­bra sa­lu­da­ble. Apún­ta­te a las ver­du­ras ri­cas en azu­fre, (co­mo el bró­co­li y otras in­te­gran­tes de la fa­mi­lia de las co­les, y las ce­bo­llas y los ajos). To­ma gra­sas sa­nas. Co­mo las ome­ga-3 del pes­ca­do azul de pe­que­ño ta­ma­ño, las del acei­te de oli­va vir­gen ex­tra y las de las se­mi­llas de chía, que tie­nen efec­to an­ti­in­fla­ma­to­rio. Be­be agua. Si es fil­tra­da, ayu­da­rás aún más a eli­mi­nar las to­xi­nas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.