Hu­mor fren­te al TE­RROR

CAT­HE­RI­NE MEURISSE

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Mujeres En Primera Línea -

Fir­ma sus di­bu­jos co­mo CAT­HE­RI­NE, en ma­yús­cu­las, con una le­tra ca­si in­fan­til. Cat­he­ri­ne Meurisse era la úni­ca mu­jer del equi­po de di­bu­jan­tes de Char­lie Heb­do, el fa­mo­so se­ma­nal sa­tí­ri­co fran­cés ca­paz de in­dig­nar a to­dos por igual. Un mun­do, el del cómic y el hu­mor grá­fi­co, en el que aún son mi­no­ría las mu­je­res que des­pun­tan. Ella, que pen­sa­ba que nun­ca que­rrían sus di­bu­jos allí an­tes de que es­tu­vie­ra ma­du­ra, en­tró en su pres­ti­gio­sa plan­ti­lla de hu­mo­ris­tas irre­ve­ren­tes a los 25 años. La ma­du­rez cuen­ta que la en­con­tró cuan­do tu­vo que aban­do­nar trá­gi­ca­men­te la re­vis­ta, 10 años des­pués. La ma­ña­na del 7 de enero de 2015, día del aten­ta­do yiha­dis­ta con­tra la re­dac­ción del Char­lie Heb­do, lle­gó tar­de al tra­ba­jo y eso le sal­vó la vi­da. Escondida en un re­fu­gio pró­xi­mo, oyó las rá­fa­gas de los ka­lash­ni­kov que aca­ba­ron con la vi­da de ocho de sus com­pa­ñe­ros, maes­tros y ami­gos. En el nú­me­ro es­pe­cial que sa­ca­ron los su­per­vi­vien­tes de la ma­tan­za una se­ma­na des­pués, ella di­bu­jó a la muer­te car­ca­jean­te, con su gua­da­ña y la re­vis­ta en las ma­nos. Des­pués, per­ma­nen­te­men­te ro­dea­da por la es­col­ta po­li­cial, su­frió un tras­torno di­so­cia­ti­vo y per­dió por com­ple­to la me­mo­ria. Tar­dó un año en re­cu­pe­rar­se y ser ca­paz de con­tar la ex­pe­rien­cia de la úni­ca for­ma en que sa­be: di­bu­jan­do. La le­ve­dad es la no­ve­la grá­fi­ca en la que na­rra có­mo su­peró aquel ca­pí­tu­lo dra­má­ti­co de su vi­da y que hoy ve la luz en nues­tro país de la mano de la edi­to­rial Im­pe­di­men­ta. “La le­ve­dad es lo que per­dí el 7 de enero y des­de en­ton­ces he es­ta­do tra­tan­do de re­cu­pe­rar […]. La le­ve­dad tam­bién es el di­bu­jo”. Y, efec­ti­va­men­te, sus tra­zos son le­ves, eté­reos, sen­ci­llos. La le­ve­dad es un li­bro au­to­bio­grá­fi­co, mu­cho más que un te­beo, en el que el hu­mor, cuan­do aso­ma y has­ta se bur­la del le­ma Je suis Char­lie, pro­du­ce lá­gri­mas y ara­ña­zos. En sus pá­gi­nas la ve­mos hu­yen­do del ata­que terrorista, atra­ve­san­do las pa­re­des y el cua­dro El Gri­to, de Munch, has­ta ha­llar, a tra­vés de un la­bo­rio­so pro­ce­so en pos de la be­lle­za y el sen­ti­do en el ar­te, un po­co de luz, aun­que sea con sus som­bras, en los cua­dros de Ca­ra­vag­gio. Pa­ra po­der vol­ver a ser ella mis­ma, la mu­jer que empezó tra­ba­jan­do co­mo vi­gi­lan­te en el mu­seo del Lou­vre. Meurisse es una mu­jer atí­pi­ca, de hu­mor áci­do pe­ro frá­gil, gran na­riz y ca­be­llos la­cios (la pro­pia Cat­he­ri­ne se con­si­de­ra una ca­ri­ca­tu­ra), cu­yo ta­len­to, co­mo di­ce uno de sus com­pa­ñe­ros en el pró­lo­go, “no ha que­da­do in­tac­to ni ha to­ma­do gra­vi­dez”, y que ha sa­bi­do ha­cer de la le­ve­dad, el ar­te y el hu­mor una co­sa muy se­ria con la que ha­cer fren­te al fa­na­tis­mo. NERE BASABE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.