In­dia en el co­ra­zón

CRIS­TI­NA MORATÓ

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Entre Nosotras - www.mu­jer­hoy.com www.cris­ti­na­mo­ra­to.com

HAY VIA­JES QUE TE CAM­BIAN la vi­da y la In­dia es uno de ellos. Por un la­do, tie­nes los pa­la­cios de ensueño de Jai­pur y la be­lle­za de sus mu­je­res en­vuel­tas en sa­ris. Por otro, el ho­rror de los ni­ños aban­do­na­dos y los ba­rrios de cha­bo­las, don­de fa­mi­lias en­te­ras vi­ven en con­di­cio­nes in­fra­hu­ma­nas. In­dia tie­ne mu­chas ca­ras y lo sa­ben bien las pro­ta­go­nis­tas del li­bro To­dos los ca­mi­nos lle­van a In­dia (Edi­cio­nes Ca­sio­pea), que reúne los tes­ti­mo­nios de 30 mu­je­res que lo aban­do­na­ron to­do pa­ra de­di­car­se a me­jo­rar la vi­da de los más des­fa­vo­re­ci­dos de la tie­rra. La In­dia es uno de los peo­res paí­ses pa­ra ser mu­jer. Lo cuenta la au­to­ra, Loreto Her­nán­dez, que re­co­no­ce ha­ber­lo es­cri­to con tan­ta ra­bia co­mo es­pe­ran­za. Des­de que na­cen, las ni­ñas se en­fren­tan a to­das las ba­rre­ras cul­tu­ra­les y so­cia­les. Las más po­bres no po­drán acu­dir a la es­cue­la, no sa­brán leer ni es­cri­bir y, las que va­yan, de­ja­rán de ha­cer­lo en Se­cun­da­ria, en cuan­to las ca­sen. So­lo unas po­cas pri­vi­le­gia­das po­drán es­tu­diar una ca­rre­ra uni­ver­si­ta­ria. Las la­cras de la In­dia re­sul­tan es­ca­lo­frian­tes: ham­bre, po­bre­za, dis­cri­mi­na­ción, ex­plo­ta­ción in­fan­til, anal­fa­be­tis­mo… An­te este pa­no­ra­ma, las pro­ta­go­nis­tas de este li­bro son mé­di­cos, en­fer­me­ras, em­pre­sa­rias, abo­ga­das, eco­no­mis­tas, es­po­sas de di­plo­má­ti­cos, coope­ran­tes y mi­sio­ne­ras, que via­ja­ron a este país con­ven­ci­das de que el cam­bio era po­si­ble. En su ca­mino, fun­da­ron ONG, abrie­ron es­cue­las, co­me­do­res, or­fa­na­tos...

ES EL CA­SO de Aran­cha Mar­tí­nez, que tra­ba­ja­ba en un banco de Du­blín y en 2008 de­ci­dió ir­se a la In­dia. Con 24 años fun­dó It­will­be.org, una ONG pa­ra aten­der a los ni­ños que tra­ba­jan en las fá­bri­cas de la­dri­llos de Pas­sor, en el ex­tra­rra­dio de Del­hi. Aquí, los más pe­que­ños se ven obligados a mol­dear la­dri­llos de ado­be en ago­ta­do­ras jor­na­das. No van a la es­cue­la, ape­nas co­men y tie­nen gra­ves pro­ble­mas de sa­lud. Des­de la or­ga­ni­za­ción han ins­ta­la­do cer­ca de las fá­bri­cas un dis­pen­sa­rio y una es­cue­la. Tam­bién co­la­bo­ran con ONG lo­ca­les en pro­yec­tos de gé­ne­ro, sa­lud, edu­ca­ción y de­re­chos hu­ma­nos. Bár­ba­ra Ca­mus vio su sue­ño cum­pli­do cuan­do Mé­di­cos Sin Fron­te­ras la con­tra­tó co­mo en­fer­me­ra en un pro­yec­to de una gra­ve en­fer­me­dad tro­pi­cal ol­vi­da­da, el ka­la azar. Du­ran­te el tiem­po que tra­ba­jó en el es­ta­do in­dio de Bihar, hi­zo el seguimiento de to­dos los pa­cien­tes y com­pro­bó es­pe­ran­za­da co­mo el tra­ta­mien­to era se­gu­ro y efec­ti­vo. Fue su pri­me­ra mi­sión. En In­dia se ini­ció co­mo coope­ran­te y des­cu­brió que a pe­sar del so­fo­can­te ca­lor, la hu­me­dad, el pol­vo y otras in­co­mo­di­da­des, en­se­gui­da se adap­ta­ba porque so­lo pen­sa­ba en la cu­ra­ción de la gen­te. De­cía la ma­dre Te­re­sa de Cal­cu­ta “No siem­pre po­de­mos ha­cer gran­des co­sas pe­ro si po­de­mos ha­cer co­sas pe­que­ñas con gran amor”. To­das ellas así lo han he­cho y son un ejem­plo de va­len­tía y com­pro­mi­so que me­re­ce la pe­na des­cu­brir en las pá­gi­nas de este mag­ní­fi­co li­bro.

Bár­ba­ra Ca­mús, con Nu­tan y Prab­ha.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.