DAE­NERYS TARGARYEN La re­tor­na­da

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - En El Foco -

SU TRA­YEC­TO­RIA. Em­pe­zó la se­rie co­mo in­ge­nua prin­ce­sa des­ha­rra­pa­da, ven­di­da por su sá­di­co her­mano a un lí­der doth­ra­ki con pin­ta de te­ner la mano más bien lar­ga. Y, des­de en­ton­ces, se las ha apa­ña­do la mar de bien. Enamo­ró a su ma­ri­do y lo per­dió (jun­to con el hijo que es­pe­ra­ban), pe­ro se hi­zo con tres dra­go­nes a cam­bio y su ca­rác­ter re­gio se for­jó en una lar­ga tra­ve­sía (li­te­ral) por el de­sier­to. En es­ta tem­po­ra­da, la kha­lee­si lle­ga a Ro­ca­dra­gón, ho­gar de sus an­ces­tros, en una po­si­ción en­vi­dia­ble, ro­dea­da de alia­dos y de­ci­di­da a re­con­quis­tar Po­nien­te. Sa­be­mos ya que em­pe­za­rá ata­can­do Ro­ca Cas­terly, la for­ta­le­za de sus ar­chi­ene­mi­gos Lan­nis­ter.

¿SE­RÁ ELLA?

No sa­be­mos si lle­ga­rá a sen­tar­se en el trono, pe­ro no le fal­tan ni le­gi­ti­mi­dad ni cua­li­da­des. Por ejem­plo, su adap­ta­bi­li­dad a las cir­cuns­tan­cias –ha sa­li­do for­ta­le­ci­da de cada re­vés del des­tino– o su ta­len­to na­tu­ral pa­ra ga­nar­se el ca­ri­ño de sus súb­di­tos. En su con­tra jue­gan su ju­ven­tud y su ca­rác­ter enamo­ra­di­zo. Aun­que, re­cor­de­mos, en un sim­bó­li­co ges­to de­jó atrás a su aman­te, Daa­rio, an­tes de cru­zar el mar dis­pues­ta a dar gue­rra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.