MI­SIÓN: DES­CO­NEC­TAR

Des­co­nec­ta del gim­na­sio, tus hi­jos, la je­fa, la die­tas, las se­ries, tu ma­dre, el es­pe­jo, la so­bre­exi­gen­cia, él... Te me­re­ces unas vacaciones. ¿Por qué no li­be­ras tu men­te de esas pe­que­ñas “es­cla­vi­tu­des” co­ti­dia­nas? Por Ana San­tos

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Sumario -

Nos pa­sa­mos to­do el año so­ñan­do con ellas y... cuan­do ter­mi­nan, ya em­pe­za­mos a pen­sar en la si­guien­tes. El dic­cio­na­rio di­ce que las vacaciones son “el des­can­so de una ac­ti­vi­dad ha­bi­tual”. Na­da de je­fes, jor­na­das in­ter­mi­na­bles que pa­re­cen una gin­ca­na, com­pro­mi­sos so­cia­les, ci­tas fa­mi­lia­res... Es la au­sen­cia to­tal de obli­ga­cio­nes. Sin em­bar­go, cam­biar el chip y ol­vi­dar­se de ellas no es tan fá­cil co­mo pa­re­ce. So­mos ani­ma­les de cos­tum­bres. Y pa­sar de 200 ki­ló­me­tros por ho­ra a la ve­lo­ci­dad de cru­ce­ro del des­can­so exi­ge al­go más que el sim­ple de­seo de que ocu­rra. Hay que uti­li­zar el co­razón y la ca­be­za. ¿Có­mo des­co­nec­tar des­de el mis­mo mo­men­to en que po­ne­mos un pie en la pla­ya? Si­gue le­yen­do...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.