5 TU QUE­RI­DA MA­DRE

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mujer de Hoy - - Tendencias -

se­rié­fi­lo) se creó ex­pre­sa­men­te para ti, y ha re­du­ci­do drás­ti­ca­men­te tu vi­da so­cial. “Las se­ries son la li­te­ra­tu­ra del si­glo XXI”; “los me­jo­res ac­to­res se han pa­sa­do a la te­le”... No te es­cu­des en tó­pi­cos. No vi­ves. Tie­nes un pro­ble­ma y lo sa­bes. Pe­ro no de­be­ría ser tan gra­ve co­mo para no aban­do­nar la te­le­vi­sión por la pae­lla del chi­rin­gui­to o el vod­ka con tó­ni­ca para ver la pues­ta de sol. En ple­na ola de ca­lor, In­ver­na­lia que­da muy le­jos.

RE­TO. Da­le vacaciones a la ta­blet; ella tam­bién se las me­re­ce. Ha per­ma­ne­ci­do a tu la­do en la sa­lud y en la enfermedad y es­tá a pun­to de so­li­ci­tar el divorcio. Tres lla­ma­das al día son 1.095 al año. De­ma­sia­do in­clu­so para el tán­dem ma­dre-hi­ja más em­pa­la­go­so de la his­to­ria. “¿Qué tal tiem­po te­néis por ahí?”; “¿qué tal has lle­ga­do al tra­ba­jo?”; “¿qué re­sul­ta­do te están dan­do aque­llas sá­ba­nas que te re­ga­lé?”... Es­te es el in­te­rro­ga­to­rio ti­po al que te puede so­me­ter una ma­dre ab­du­ci­da por el mó­vil. Y si es de las que han des­cu­bier­to los men­sa­jes de voz, es­tás per­di­da. ¿De ver­dad es ne­ce­sa­rio que tu que­ri­da pro­ge­ni­to­ra es­té al co­rrien­te de tu vi­da has­ta en el más mí­ni­mo de­ta­lle? Ma­dre no hay más que una, cier­to, pe­ro re­cuer­da: el ro­ce hace el ca­ri­ño... y tam­bién puede pro­vo­car una de­cla­ra­ción de gue­rra.

RE­TO. Di­le que, por pres­crip­ción fa­cul­ta­ti­va, no pue­des acer­car­te a menos de dos me­tros del mó­vil du­ran­te las vacaciones. Es­te break puede ser el co­mien­zo de una bo­ni­ta amis­tad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.