¿Y tú co­mo in­no­vas?

Ape­nas una dé­ca­da pa­ra con­ver­tir­se en cen­te­na­ria, la em­pre­sa lu­cen­se adap­ta sus pro­ce­sos a la bio­cons­truc­ción con fuer­tes in­ver­sio­nes en tec­no­lo­gía

La Voz de Galicia (A Coruña) - Objetivo Innova - - Portada - LUISA LÓ­PEZ

La lu­cen­se Ma­de­ras Bes­tei­ro: in­no­va­ción en una em­pre­sa que di­ri­ge la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción

Ma­de­ras Bes­tei­ro es el me­jor ejem­plo de que el em­pren­di­mien­to no en­tien­de de edad. Pa­san­do ya por su ter­ce­ra ge­ne­ra­ción, es­ta em­pre­sa lu­cen­se, de­di­ca­da a la dis­tri­bu­ción de pro­duc­tos de ma­de­ra y a la fa­bri­ca­ción de es­truc­tu­ras, ha sa­bi­do orien­tar­se a los tiem­po ac­tua­les apostando por la bio­cons­truc­ción. «La es­tra­te­gia que se es­tá adop­tan­do pa­ra se­guir sien­do un re­fe­ren­cia den­tro del sec­tor es la evo­lu­ción, la adap­ta­ción a los nue­vos mer­ca­dos que es­tán atra­ve­san­do por un rá­pi­do cam­bio. Se es­tán rea­li­zan­do im­por­tan­tes in­ver­sio­nes en ma­qui­na­ria de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción (ten­den­te ha­cia la In­dus­tria 4.0) e im­por­tan­tes es­fuer­zos a ni­vel hu­mano, pa­ra ade­cuar­nos a las nue­vas exi­gen­cias del mer­ca­do y a nue­vas opor­tu­ni­da­des que se es­tán em­pe­zan­do a pre­sen­tar», ex­pli­ca Ma­rio Car­ba­llo ge­ren­te de la com­pa­ñía.

Aun­que en la ac­tua­li­dad son las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes las que se en­cuen­tran al fren­te de la em­pre­sa, Ma­de­ras Bes­tei­ro es­tá a ape­nas una dé­ca­da de con­ver­tir­se en una em­pre­sa cen­te­na­ria. «La evo­lu­ción de la com­pa­ñía ha trans­cu­rri­do de una for­ma muy na­tu­ral, pe­ro con un gran mé­ri­to por par­te de la fa­mi­lia. El fun­da­dor creó la em­pre­sa en 1930, era de ta­ma­ño pe­que­ño y bas­tan­te ar­te­sa­nal —co­mo era ha­bi­tual en aque­lla épo­ca—, la se­gun­da ge­ne­ra­ción se hi­zo car­go de la em­pre­sa en los años 60 evo­lu­cio­nán­do­la y ha­cién­do­la cre­cer has­ta el ta­ma­ño ac­tual, con­vir­tién­do­la en una em­pre­sa re­fe­ren­te en el sec­tor de la se­gun­da trans­for­ma­ción de la ma­de­ra y la dis­tri­bu­ción de la mis­ma. Des­de co­mien­zos del si­glo ac­tual se es­tá rea­li­zan­do el tras­pa­so de po­de­res a la ter­ce­ra ge­ne­ra­ción, que ha ido apren­dien- do el ofi­cio des­de la ba­se pa­ra asu­mir di­fe­ren­tes fun­cio­nes de di­rec­ción», cuen­tan des­de la com­pa­ñía.

Mar­ca Ga­li­cia

Ma­de­ras Bes­tei­ro es una em­pre­sa arrai­ga­da a la co­mu­ni­dad, por eso, des­de la di­rec­ción creen que es muy im­por­tan­te la con­tri­bu­ción que pue­da ofre­cer a la mar­ca Ga­li­cia. En opi­nión de Ma­rio Car­ba­llo, es muy im­por­tan­te au­nar es­fuer­zos pa­ra ofre­cer­le al mun­do el ta­len­to del te­ji­do em­pre­sa­rial. «So­mos una em­pre­sa que tie­ne en sus raí­ces a Ga­li­cia y que tra­ta­mos de de­mos­trar día a día que en Ga­li­cia exis­ten bue­nos pro­fe­sio­na­les, que se pue­den hacer gran­des co­sas, aun­que nos que­da mu­cho por me­jo­rar y evo­lu­cio­nar. La mar­ca Ga­li­cia es al­go que te­ne­mos que tra­ba­jar to­dos los ga­lle­gos uni­dos des­de muy di­fe­ren­tes ám­bi­tos, que te­ne­mos que ser cons­cien­tes de que con nues­tras ac­tua­cio­nes re­pre­sen­ta­mos a más que a no­so­tros mis­mos y que de­be­mos ser ca­pa­ces de au­men­tar nues­tro ni­vel aso­cia­ti­vo, sin apar­tar­nos de un mun­do glo­ba­li­za­do y de una Eu­ro­pa que ne­ce­si­ta­mos».

Ma­dei­ras Bes­tei­ro tra­ba­ja prin­ci­pal­men­te en Ga­li­cia, el Bier­zo y Asturias, aun­que sus clien­tes se ex­tien­den por to­da la geo­gra­fía es­pa­ño­la. Aún así, la in­ter­na­cio­na­li­za­ción es otra de las ac­cio­nes que es­tán im­pul­san­do des­de la di­rec­ción es­tra­té­gi­ca de la firma lu­cen­se. Re­cien­te­men­te, la em­pre­sa se ha in­tro­du­ci­do en Pa­na­má y su pre­sen­cia en Eu­ro­pa va, po­co a po­co, in­cre­men­tán­do­se.

En la ac­tua­li­dad, «es­ta­mos in­mer­sos en va­rios pro­yec­tos de I+D, co­mo es el For­tis­si­mo 2 (un pro­yec­to de gran re­le­van­cia a ni­vel eu­ro­peo) o el Xi­lo­gra­ci­le den­tro del Inn­ter­co­nec­ta 2015 apor­tan­do nue­vas apli­ca­cio­nes o so­lu­cio­nes con ma­de­ra», ex­pli­ca Ma­rio Car­ba­llo.

El per­fil hu­mano es, pa­ra el

«LA MAR­CA GA­LI­CIA LA TE­NE­MOS QUE TRA­BA­JAR TO­DOS LOS GA­LLE­GOS»

ge­ren­te, lo que ha en­gran­de­ci­do a Ma­de­ras Bes­tei­ro a lo lar­go de su his­to­ria. «Te­ne­mos bue­nos pro­fe­sio­na­les en los dis­tin­tos ám­bi­tos o áreas de la em­pre­sa, des­de ofi­cia­les es­pe­cia­li­za­dos co­mo car­pin­te­ría, fa­bri­ca­ción, ope­ra­rios de má­qui­nas CNC has­ta in­ge­nie­ros, apa­re­ja­do­res con al­ta for­ma­ción en la ma­de­ra. Creo que uno de los as­pec­tos que más po­de­mos va­lo­rar de la se­gun­da ge­ne­ra­ción es que ha sa­bi­do trans­mi­tir a to­dos los em­plea­dos bon­da­des de las em­pre­sas fa­mi­lia­res, es de­cir, el

sen­ti­mien­to de per­te­nen­cia, de ca­ri­ño, de for­mar par­te de al­go que se ha ido desa­rro­llan­do con el pa­so del tiem­po: la em­pre­sa».

El si­glo de la ma­de­ra

La di­rec­ción ha apos­ta­do muy fuer­te por los nue­vos pro­yec­tos, ya que con­fía en la gran pro­yec­ción de su in­dus­tria. «Co­mo di­ce Bau­tis­ta Bes­tei­ro, y to­do el mun­do pa­re­ce que lo co­rro­bo­ra, es­te es el si­glo de la ma­de­ra. Ga­li­cia tie­ne un re­cur­so de gran po­ten­cia­li­dad y em­pre­sas trans­for­ma­do­ras e ins­ta­la­do­ras, en di­fe­ren­tes ám­bi­tos, que son re­fe­ren­tes a ni­vel internacional. Por lo que creo que te­ne­mos las ba­ses pa­ra que la co­mu­ni­dad gallega pue­da con­ver­tir­se en una zo­na con im­por­tan­te pe­so a ni­vel eu­ro­peo en es­te sec­tor. Aho­ra bien, de­be­mos rea­li­zar una apues­ta cla­ra por desa­rro­llar es­te sec­tor, des­de to­dos los ám­bi­tos (ins­ti­tu­cio­nal, pri­va­do, em­pre­sa­rial, uni­ver­si­ta­rio) y en di­ver­sos as­pec­tos, des­de la sel­vi­cul­tu­ra has­ta el aca­ba­do fi­nal, pa­san­do por el trans­for­ma­dor e ins­ta­la­dor», apun­ta Car­ba­llo que cree que es im­pres­cin­di­ble «tra­tar de aña­dir­le va­lor a la ma­de­ra en los di­fe­ren­tes y pro­ce­sos pro­duc­ti­vos». «Ten­dre­mos que fi­jar­nos y por su­pues­to me­jo­rar (por­que es­ta­mos muy ca­pa­ci­ta­dos) en lo que han desa­rro­lla­do en to­da Cen­troeu­ro­pa con la uti­li­za­ción de la ma­de­ra pa­ra cons­truc­ción y de­co­ra­ción», co­men­ta.

Pa­ra Ma­rio Car­ba­llo, el va­lor de su pro­duc­to es­tá en el pro­yec­to fi­nal. «Nues­tros pro­yec- tos son po­co re­le­van­tes; sí lo son las nu­me­ro­sas y va­rio­pin­tas ini­cia­ti­vas que rea­li­zan nues­tros clien­tes y pro­fe­sio­na­les del sec­tor uti­li­zan­do nues­tros pro­duc­tos, ahí po­de­mos de­cir que des­de res­tau­ra­ción de edi­fi­cios con cua­tro si­glos de his­to­ria has­ta edi­fi­cios mo­der­nis­tas, vi­vien­das efi­cien­tes energéticamente o en zo­nas de es­par­ci­mien­to es­ta­mos pre­sen­tes», ma­ti­za el di­rec­ti­vo.

El cie­rre del 2016 se pre­sen­ta op­ti­mis­ta pa­ra el res­pon­sa­ble de la com­pa­ñía lu­cen­se. «Se­gui­mos no­tan­do el mer­ca­do ines­ta­ble, por lo que hay que ser cau­te­lo­so con las pre­vi­sio­nes, aun­que es­pe­ra­mos que su­pon­ga un cre­ci­mien­to res­pec­to al 2015, co­mo lo es­tá sien­do des­de el 2013», con­clu­ye.

A. LÓ­PEZ

Pa­ra el ge­ren­te de Ma­de­ras Bes­tei­ro, el per­fil hu­mano es lo que ha en­gran­de­ci­do a la com­pa­ñía en es­tos años

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.