¿De ver­dad eres in­to­le­ran­te?

La Voz de Galicia (A Coruña) - Salud - - Nutrición - TEX­TO: BLAN­CA HER­MI­DA

DES­CAR­TAR los lác­teos de nues­tra die­ta pue­de te­ner con­se­cuen­cias ne­ga­ti­vas pa­ra la sa­lud. Los ex­per­tos aler­tan del ries­go de au­to­diag­nos­ti­car­se una in­to­le­ran­cia a la lac­to­sa —que, se­gún la So­cie­dad Es­pa­ño­la de Pa­to­lo­gía Di­ges­ti­va, afec­ta a un por­cen­ta­je de en­tre el 30 y el 50% de la po­bla­ción— sin con­sul­tar con el mé­di­co

El pre­si­den­te de la Fun­da­ción Es­pa­ño­la del Apa­ra­to Di­ges­ti­vo (FEAD) ha aler­ta­do que el au­to­diag­nós­ti­co de la in­to­le­ran­cia a la lac­to­sa, «que en mu­chas oca­sio­nes con­lle­va eli­mi­nar la in­ges­ta de lác­teos de la die­ta de un mo­do in­ne­ce­sa­rio» en la die­ta sin con­trol mé­di­co pue­de te­ner con­se­cuen­cias ne­ga­ti­vas pa­ra la sa­lud.

Asi­mis­mo, abo­ga por ac­tuar con­tra es­ta prác­ti­ca y fa­ci­li­tar que los mé­di­cos de Aten­ción Pri­ma­ria y los es­pe­cia­lis­tas ten­gan su­fi­cien­te co­no­ci­mien­to de la en­fer­me­dad pa­ra «diag­nos­ti­car­la y tra­tar­la co­rrec­ta­men­te».

Se­gún sus da­tos, la pre­va­len­cia es­ti­ma­da de in­to­le­ran­cia a la lac­to­sa en Es­pa­ña se si­túa en torno al 30%, por lo que un mé­di­co de fa­mi­lia con una po­bla­ción ads­cri­ta de al­re­de­dor de 1.500 per­so­nas atien­de a más de 500 per­so­nas con es­te pro­ce­so, la ma­yor par­te de ellas sin diag­nos­ti­car. La va­ria­bi­li­dad y sub­je­ti­vi­dad de los sín­to­mas ha­ce ne­ce­sa­rio el uso de prue­bas diag­nos­ti­cas de ca­li­dad.

Los coor­di­na­do­res edi­to­ria­les del li­bro Pues­ta al día en co­mún en la In­to­le­ran­cia a la Lac­to­sa, el doc­tor Fran­cesc Ca­se­llas Jor­dá y el doc­tor Ar­güe­lles Arias, re­cuer­dan que la le­che y sus de­ri­va­dos son un pilar bá­si­co de la ali­men­ta­ción, así la lac­to­sa es un azú­car que es­tá pre­sen­te en to­das las le­ches de los ma­mí­fe­ros.

«Se tra­ta de un con­jun­to de ali­men­tos que por sus ca­rac­te­rís­ti­cas nu­tri­cio­na­les son los más bá­si­cos, equi­li­bra­dos y com­ple­tos en com­po­si­ción de nu­trien­tes, apor­tan pro­teí­nas de al­to va­lor bio­ló­gi­co, gra­sa, lac­to­sa, mi­ne­ra­les y vi­ta­mi­nas li­po­so­lu­bles. Cons­ti­tu­yen una muy bue­na fuen­te de cal­cio y vi­ta­mi­na D ne­ce­sa­rios pa­ra un co­rrec­to me­ta­bo­lis­mo óseo, en di­fe­ren­tes eta­pas de la vi­da», se­ña­la Ca­se­lla Jor­dá.

Por su par­te, la lac­ta­sa es una en­zi­ma pro­du­ci­da en el in­tes­tino del­ga­do, que per­mi­te la co­rrec­ta ab­sor­ción de lac­to­sa. El dé­fi­cit de es­te en­zi­ma pue­de con­lle­var una ma­lab­sor­ción de es­te azú­car y la apa­ri­ción de sín­to­mas di­ges­ti­vos, que es lo que se co­no­ce co­mo in­to­le­ran­cia a la lac­to­sa.

Mu­chos de los pa­cien­tes que con­sul­tan al mé­di­co lo sue­len ha­cer por sín­to­mas di­ges­ti­vos di­ver­sos: do­lor ab­do­mi­nal, me­teo­ris­mo, dis­ten­sión ab­do­mi­nal o fla­tu­len­cias. Los pro­pios pa­cien­tes tien­den a re­la­cio­nar es­tos sín­to­mas con la in­ges­ta de pro­duc­tos lác­teos y de for­ma vo­lun­ta­ria los eli­mi­nan de su die­ta sin pen­sar en las po­si­bles con­se­cuen­cias.

El con­su­mo de lác­teos tam­bién tie­ne efec- tos be­ne­fi­cio­sos en la dis­mi­nu­ción de las ci­fras de ten­sión ar­te­rial, con­trol del pe­so y pre­ven­ción de la obe­si­dad, de en­fer­me­da­des car­dio­vas­cu­la­res, de dia­be­tes me­lli­tus ti­po 2, del sín­dro­me me­ta­bó­li­co, y de al­gu­nos cán­ce­res.

Por to­do ello, am­bos ex­per­tos in­sis­ten que de­jar de con­su­mir lác­teos de for­ma no con­tro­la­da po­dría en­tra­ñar un ries­go pa­ra la sa­lud y re­cuer­dan la im­por­tan­cia de con­tar con ase­so­ra­mien­to y con­trol es­pe­cia­li­za­do.

«No obs­tan­te, pa­ra per­so­nas con in­to­le­ran­cia dis­po­ne­mos en el mer­ca­do ac­tual de lác­teos y de­ri­va­dos sin lac­to­sa así co­mo de lac­ta­sa en for­ma de com­pri­mi­do, que dis­mi­nu­yen los ries­gos y en al­gún ca­so pue­de per­mi­tir con­su­mir lac­to­sa sin que apa­rez­can sín­to­mas», apun­ta Ar­gue­lles. Tan ma­lo es el au­to­diag­nós­ti­co co­mo el in­fra­diag­nós­ti­co que exis­te ac­tual­men­te. «Pa­ra iden­ti­fi­car los po­ten­cia­les pa­cien­tes in­to­le­ran­tes a la lac­to­sa de una for­ma fá­cil, ba­sa­da en los sín­to­mas, dis­po­ne­mos de una se­rie de prue­bas diag­nós­ti­cas y es­ca­las de cuan­ti­fi­ca­ción de la sin­to­ma­to­lo­gía, di­se­ña­das y va­li­da­das en cas­te­llano», con­clu­ye Ca­se­llas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.